*

X

Perico aprende a conducir vehículo robótico

Por: pijamasurf - 12/10/2012

Un perico gris africano ha aprendido a manejar distintas herramientas luego de tener una carencia emocional.

La capacidad intelectual de Pepper, un perico o loro gris africano, y su entrañable relación con su familia humana ha permitido que esta ave parlanchina sea también la primera en tener un vehículo robótico, seguramente la envidia de otros pericos domésticos. Y es que Pepper tiene sus alas replegadas con clips, ya que es un problema que ande volando por la casa destruyendo cosas; pero tampoco gusta de quedarse en una jaula, especialmente cuando su dueño, el ingeniero electrónico Andrew Gray deja su habitación.

Según Gray en realidad fue Pepper el que lo "entrenó" a construir  varios aparatos robóticos para su beneficio. Parrot no quería quedarse solo y necesitaba entretenimiento, por lo que primero Gray le diseñó una juguete que activaba una pistola de agua cuando gritaba. Esto funcionó un rato, pero el verdadero deseo de Pepper era poder salir a buscarlos a otros lugares de la casa, por lo que Gray diseñó el "bird buggy", un auto motorizado para aves, el cual Pepper controla felizmente con un joystick.

 

Te podría interesar:

Hombre cae del cielo y conmociona a barrio londinense; aún no hay explicación al respecto

Por: pijamasurf - 12/10/2012

El barrio de Mortlake, al oeste de Londres, se vio conmocionado cuando apareció un cuerpo que, después se descubrió, presentaba claras señales de haber sufrido una caída libre, probablemente desde un avión que se dirigía al aeropuerto cercano de Heathrow; las autoridades no pueden explicar lo sucedido.

En septiembre pasado, los vecinos del barrio de Mortlake, en el oeste de Londres, vieron quebrada la tranquilidad matutina de su domingo con la aparición de un cadáver en la acera de Portman Avenue, cerca de una tienda de conveniencia, otra de lencería y una más de remedios médicos chinos.

Al principio, como suele ser la deducción más inmediata, se pensó que se trataba de una víctima de asesinato, un hombre que tuvo el infortunio de ser muerto en ese sitio. Sin embargo, el análisis posterior del cuerpo reveló circunstancias francamente imprevistas.

De acuerdo con el peritaje, el hombre había sufrido una caída libre, probablemente de un jet que transitaba en dirección al aeropuerto cercano de Heathrow.

El cuerpo no traía consigo identificaciones de ningún tipo, salvo por su propia apariencia: un adulto de origen africano, de entre 20 y 30 años, de jeans, tenis y una sudadera gris, quizá de Angola porque se tiene registro de un avión proveniente de dicho país que aterrizó en Heathrow. Sin embargo, más allá de eso, poco o nada se sabe más sobre el asunto.

Los vecinos, por supuesto, dan testimonio de su horrorosa sorpresa. Otros, en especial una pequeña comunidad de angoleños que residen en la zona, se reunió para alzar oraciones por el difunto y colocar una ofrenda floral.

“Pienso, ¿de qué estaba huyendo? ¿Qué le hizo pensar que podría? ¿Cómo lo sabrá su familia? Ahora es un alma perdida, su padre y su madre probablemente estén esperando que se ponga en contacto”, declaró una de las vecinas.

El domingo pasado, un vocero de la policía londinense que pidió mantenerse en el anonimato, reveló que el hombre tiene un par de tatuajes en su brazo izquierdo: las letras Z y G con una línea horizontal sobre la Z. Asimismo, la conjetura del origen nacional tampoco es muy sólida, pues se basa únicamente en “evidencia circunstancial”, según la propia policía angoleña con quien las autoridades se pusieron en contacto para tratar de identificar al hombre.

Según algunos testimonios, algo similar había sucedido algunos años antes, aunque la policía parece no tener registros al respecto.

[NPR]