*

X

Museo de Arte Moderno de Nueva York adquiere Pac-Man, Tetris y otros 12 videojuegos para su colección

Arte

Por: pijamasurf - 12/01/2012

El prestigioso MoMA de Nueva York reconoce finalmente al videojuego como una de las formas del arte con la adquisición de 14 de las expresiones más refinadas de esta disciplina, entre ellas Pac-Man, Tetris y Dwarf Fortress, aunque pronto espera agregar también Snake, Super Mario Bros. y Minecraft, entre otros.

El pasado 29 de noviembre Paola Antonelli, Senior Curator en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, adscrita al Departamento de Arquitectura y Diseño, anunció la compra por parte de esta institución de 14 videojuegos “para una nueva categoría de obras de arte en la colección del MoMA que esperamos crezca en el futuro”. Inicialmente los juegos elegidos son los siguientes:

Pac-Man (1980)

Tetris (1984)

Another World (1991)

Myst (1993)

SimCity 2000 (1994)

vib-ribbon (1999)

The Sims (2000)

Katamari Damacy (2004)

EVE Online (2003)

Dwarf Fortress (2006)

Portal (2007)

flOw (2006)

Passage (2008)

Canabalt (2009)

Asimismo, la intención del MoMA y su curadora es añadir pronto Spacewar! (1962), una variedad de juegos para la consola Magnavox Odyssey (1972), Pong (1972), Snake (originalmente diseñado en los 1970s; la versión para los teléfonos Nokia data de 1997), Space Invaders (1978), Asteroids (1979), Zork (1979), Tempest (1981), Donkey Kong (1981), Yars’ Revenge (1982), M.U.L.E. (1983), Core War (1984), Marble Madness (1984), Super Mario Bros. (1985), The Legend of Zelda (1986), NetHack (1987), Street Fighter II (1991), Chrono Trigger (1995), Super Mario 64 (1996), Grim Fandango (1998), Animal Crossing (2001) y Minecraft (2011).

De entrada Pac-Man, Tetris y Super Mario Bros destacan, sin duda, por su valor histórico y su importante impacto cultural, por las miles, millones de personas que durante varios años tuvieron en estos juegos uno de sus entretenimientos favoritos.

Sin embargo, la amplitud de la selección revela que las razones para elevar al videojuego a la calidad de obra de arte son aún más profundas. Explica Antonelli:

¿Son arte los videojuegos? Seguro que lo son, pero también son diseño, y una perspectiva del diseño es la que elegimos para esta nueva incursión en este universo. Los juegos se seleccionaron como ejemplos excepcionales del diseño de interacción —un ámbito que el MoMA ya ha explorado y coleccionado extensamente, y una de las expresiones más importantes y discutidas de la creatividad del diseño contemporáneo. Nuestros criterios, por consiguiente, hacen énfasis no solo en la calidad visual y la experiencia estética de cada juego, sino también en muchos otros aspectos —de la elegancia del código al diseño del comportamiento del jugador— que pertenecen al diseño de interacción.

Así, parámetros como el comportamiento permitido por el diseño del juego, su estética y el tiempo y el espacio vinculados con este (si, por ejemplo, son capaces de emular experiencias como la ubicuidad o la teletransportación, si estas son cosa de pocos minutos o aun de días), fueron tomados en cuenta para determinar la conservación digital de estas refinadas manifestaciones de la creatividad humana, cuyo uso masivo no tendría por qué demeritar el reconocimiento de su calidad por parte de instituciones tan prestigiosas como el MoMA.

Para información más detallada sugerimos leer el artículo completo de Paola Antonelli en su blog Inside/Out dentro del sitio del MoMA: Video Games: 14 in the Collection, for Starters.

También recomendamos la nota El videojuego como obra arte ¿una próxima tendencia?, a propósito de Proun, diseñado por el creador independiente de videojuegos Joost van Dongen.

[MoMA]

Poesía que salpica: los Poemas Perrones pa' la Raza de Fausto Alzati Fernández embarran a la alta cultura con suave saliva de la calle.

poemas_perrones_portada_libro

El misticismo del suadero, el paganismo pop, las rítmicas raspaduras de un taco, el sonido de dos pantalones de mezclilla desconocidos frotándose kármicamente en el transporte público. Estas son solo algunas de las improntas que podrían hacerse de tu cabeza al momento de leer los Poemas Perrones pa' la Raza de Fausto Alzati Fernández.

A lo largo de sus versos, la soledad propia del ente urbano fornica, sonriente, con esa colectividad que a veces amenaza y otras consuela. La neurosis post-postmoderna se diluye, se burla de sí misma ante un espejo empañado, y al final de este peculiar ritual psiconarrativo, la banda, esa familia accidental y a la vez voluntaria, se transforma en holograma.

Tal vez la mayor virtud de los Poemas Perrones radica en su ritmo, es ahí donde florece la confianza de su autor y donde confirmamos que el albur y la calle le son terrenos conocidos, quizá, incluso, entornos predilectos. Y curiosamente este mismo don, el ritmo, es un elemento decisivo para surfear las estepas urbanas: gracias a él podemos penetrar los vórtices de cuerpos para alcanzar el interior del vagón en el metro, es el ritmo el que nos permite perseguir esa estela fugitiva de una sensual desconocida o eludir el acecho de algún malacara, el que nos posibilita concluir con éxito la misión de llegar a tiempo a una cita imaginaria. Ese mismo ritmo determina en buena medida nuestra condición como seres citadinos. Sí, la ciudad nos exige la construcción de una naturaleza rítmica. 

En otro plano, estas líneas derraman sus mieles viscosas, y sin duda aperladas, sobre esa bisagra que, a pesar de que a muchos no les guste,  actúa como coyuntura entre la alta cultura —esa, la destinada a las élites intelectuales y a las sectas de pretenciosos bohemios—, y la cultura del barrio —aquella que se labra con perturbadores aromas de garnachas, con espasmos de sincréticas prácticas, con la coqueta frustración de aquel que está gozosamente condenado a alburear hasta que el mundo se transforme.

Los Poemas Perrones actúan como un importante recordatorio: nos refrescan el hecho de que una torta de tamal es una manifestación tan cultural, o más, que los versos de T.S. Eliot o los delirios de Asia Argento, que la cultura está inevitablemente viva, y que al desdoblarse se ensucia, se indigesta, que así como sueña también caga, y que cuando eyacula jamás avisa: en el fondo sabe que tiene el derecho de embarrar tu mente.

Y sin mucho más que agregar, a continuación un leve llegue de esta poesía que salpica:

Puta Madre

Al filo de la miel
se derriten constelaciones
y la ternura
es brutal

hemos desafiado a las lámparas
con tus pupilas de mantequilla
y la mar de fluorescencias
vacilando tus pestañas

la quietud un himno
y hace tanto que no dejo de cantar
te preguntas cosas serias
que nada tienen que ver con el tiempo

avionazo decapitados Pemex 
narcomenudeo secuestrados Telmex
walmart super k nicotina

defiendo el espacio
cediendo el territorio
y llueven flores de colores oscilantes
y soñamos con rebeliones y semáforos rotos

un beso quizás
uno lejos del capital
una caricia quizás
una desprovista del pánico

eta zetas afi
panchitos poetas malditos doritos
banco mundial fmi tlc

considero brevemente
que podría escribir
un tremendo poema 
de amor

tomo café
busco culpables
me fatiga la indignación
abrazo la angustia

colgó los tenis cenan plomo su último danzón
crisis deuda inversión
duvalin coca cola ricolino

yo soy menos
tu más-turbas los rayos del sol
yo soy más
tu menos-precias la historia

pri pan prd 
jumex aeromex dvd
privatización inmigración importación

yo soy menos
tu más-ticas mi sopa de letras
yo soy más
tu menos mal que no regresas

mexicana mariguana springbreak
pgr pfp ddt
alpura silicona maizena

ya da lo mismo
ni un segundo extra les ofrezco
ahora que tengo mil brazos
y sé bailar salsa

ya olvida mi nombre
ya cancela mi servicio
ya cierra la cortina
borra mi historial

televisa tv azteca mtv
madonna belanova ketamina
china cocaína china

doce meses sin intereses
-(credencial para votar)
doce meses sin intereses
-(credencial para votar)
doce meses sin intereses
-(credencial para votar)
doce 
meses 
sin 
intereses
-(credencial para votar)

Al filo de la miel
se derriten constelaciones
y la ternura
es brutal

que no me canso de tararear odas a la dulzura a ritmo de quebradita huasteca ciber-punk
y de intercambiar mensajes cachondos con la diosa por mi celular
que no he cesado de asombrarme
y perder el aliento

Twitter del autor: @paradoxeparadis / Javier Barros del Villar

*Poemas Perrones pa' la Raza se presentará este domingo 9 de diciembre, a las 7pm, en la explanada del Centro de Cultura Digital, en la Estela de Luz (Paseo de La Reforma, Bosque de Chapultepec I, Miguel Hidalgo, 11100, Metro Chapultepec).

*Fausto Alzati Fernández es colaborador de Pijama Surf. Visita su blog y síguelo en Twitter