Pijama Surf

Científicos comprueban que un ser vivo puede extraer energía de otro

Investigadores comprobaron que las plantas se utilizan mutuamente como reservas alter-energéticas; el intercambio de energía entre seres vivos podría convertirse en un próximo y fascinante tópico científico.

Por: Javier Barros Del Villar - 17/12/2012 a las 20:12:21

Desde hace tiempo se maneja coloquialmente la posibilidad de que una persona pueda extraer energía de otra. Tal vez te resuenen anécdotas sobre vampirismo ‘bioenergético’, interacciones en las que alguien toma de otra persona, y generalmente sin su consentimiento, energía vital. Por otro lado existe un probable fenómeno en el que una persona, o un grupo, cede voluntaria aunque inconcientemente su energía a favor de alguien. Esto último, en caso de realmente existir, podría relacionarse con lo que sucede alrededor de las celebridades quienes, por ejemplo, en un concierto, reciben una monumental descarga de energía por parte de sus fans . Posteriormente, una vez terminada su carrera, caen en severas depresiones o estados decadentes ante la falta de ese flujo de ingreso. También podríamos mencionar lo que ocurre con una mujer particularmente linda, a quien decenas de tipos van nutriendo cotidianamente, cediéndole energía, lo cual provoca que ella sea cada vez más hermosa –o al menos está es una de las hipótesis que podrían explicar el singular fenómeno–.  

En fin, más allá de especulaciones en torno a las posibilidades de extracción energética entre seres humanos, las cuales por cierto forman parte del arco narrativo de múltiples teorías conspiracionales, un reciente hallazgo científico sugiere que efectivamente podrían estarse gestando intercambios energéticos entre personas. Investigadores de la Universidad de Bielefeld, en Alemania, comprobaron que una planta puede utilizar al resto como fuente alternativa de energía.  El equipo, encabezado por el Dr. Olaf Kruse, confirmó que un tipo de alga, la Chlamydomonas reinhardtii, no solo es capaz de operar procesos fotosintéticos, sino que intercambia energía con otras plantas, aprovechándolas como alternativas de energía. El descubrimiento fue publicado en el diario Nature Communications, suplemento de la prestigiada publicación científica Nature

El equipo de Kruse cultivó esta microscópica alga y observo que, ante la falta de energía, estas plantas unicelulares podían extraer energía de la celulosa vegetal ubicada junto a ellas. El alga secreta enzimas que digieren la celulosa, fragmentándola en pequeños componentes de azúcar que son transportados al interior de la célula y traducidos en energía. Lo anterior le permite al alga continuar con su crecimiento. “Esta es la primera vez que se confirma este tipo de comportamiento en un organismo vegetal. Que el alga pueda digerir celulosa contradice lo expuesto anteriormente en cualquier libro de texto. Hasta cierto punto lo que estamos presenciando es una planta comiendo otra planta.” afirma Kruse.  

De acuerdo con una perspectiva un tanto más new agera, pero que a la vez le da coherencia a diversos fenómenos que apreciamos de manera cotidiana, este descubrimiento podría desencadenar una eventual prueba científica de que lo mismo, un intercambio fáctico de energía, sucede entre el resto de seres vivos, incluidos obviamente los seres humanos. “Cuando en los próximos años los estudios sobre la energía sean más avanzados, veremos que esto mismo se traduce en las personas. El organismo humano es muy similar al de una planta, toma energía para alimentar estados emocionales, lo cual básicamente puede nutrir células o incrementar los niveles de cortisol (hormona esteroidea) y activar un catabolismo celular dependiendo del detonante emocional.” advierte la Dra. Olivia Bader-Lee, psicóloga especializada en ‘sanación energética’.

Por ahora solo resta que Kruse y su equipo continúen con experimentos similares, replicando el proceso pero con otras plantas, para ampliar el entendimiento sobre como funciona la transmisión de energía entre seres vivos. Investigación que eventualmente tendría que incluir a animales y personas. 

Más allá de que la posibilidad de un intercambio energético real entre personas es un tema fértil para la imaginación desbordada y la confabulación psicótica, lo cierto es que este descubrimiento bien podría incluirse dentro de una reciente tendencia dentro de la cual la vanguardia científica comienza a confirmar la existencia de diversos fenómenos que hasta entonces eran concebidos, exclusivamente, dentro de una arena relativamente esotérica –por ejemplo, la existencia de universos paralelos, la transmisión informativa sin necesidad de coincidir en tiempo/espacio, o la presencia de facultades psíquicas–.

Supongo que solo me resta compartir que en lo personal me parece que el intercambio energético de personas, entre ellas, e incluso respecto a espacios físicos y a otros seres vivos, es un fenómeno relativamente explícito, que sucede de manera cotidiana y que define una parte importante de los flujos emocionales, mentales, y físicos de toda persona. Aunque tampoco descarto que esta percepción sea solo producto de una auto-sugestión –como cualquier otra posible verdad dentro de mi vida–. 

Twitter del autor: @paradoxeparadis

 


Comentarios

  1. Yo dice:

    Magufada, pseudociencia y engañabobos.

    Por favor, si quieres contar cuentos chinos, no mancilles el nombre de la ciencia con tus mentiras e ignorancia.

  2. cubasdc dice:

    MASA

    Al fin de la batalla,

    y muerto ya el combatiente, vino hacia él un hombre

    y le dijo: “No mueras, te amo tanto!”

    Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

    Se le acercaron dos y repitiéronle:

    “No nos dejes! ¡Valor! ¡Vuelve a la vida!”

    Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

    Acudieron a él veinte, cien, mil, quinientos mil,

    clamando: “¡Tanto amor y no poder nada contra la muerte!”

    Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

    Le rodearon millones de individuos,

    con un ruego común: “¡Quédate, hermano!”

    Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

    Entonces, todos los hombres de la tierra

    le rodearon; les vió el cadáver triste, emocionado;

    incorporóse lentamente,

    abrazó al primer hombre; echóse a andar…

    César Vallejo

    • Hilda dice:

      Bien, no cabe duda que la poesía lo dice todo y más la de Vallejo.
      El artículo carece de credibilidad por parte de quien lo escribe. Respeten a sus lectores, la ciencia y el misticismo jamás se reconciliarán, dejen de soñar. Al menos que el método científico sufra algún tipo de modificación.
      Nadie le roba nada a nadie, las plantas , los animales y los humanos toman lo que necesitan. El depredador nos lo hemos creado.
      Mejor déjale el trabajo a otro, querido articulista.

  3. El “artículo” de esta web tiene poco o nada que ver con lo publicado en NC.

    Aquí el abstract del artículo original: “Plants convert sunlight to biomass, which is primarily composed of lignocellulose, the most abundant natural biopolymer and a potential feedstock for fuel and chemical production. Cellulose assimilation has so far only been described for heterotrophic organisms that rely on photosynthetically active primary producers of organic compounds. Among phototrophs, the unicellular green microalga Chlamydomonas reinhardtii is widely known as one of the best established model organisms. It occupies many habitats, including aquatic and soil ecosystems. This ubiquity underscores the versatile metabolic properties of this microorganism. Here we present yet another paradigm of adaptation for C. reinhardtii, highlighting its photoheterotrophic ability to utilize cellulose for growth in the absence of other carbon sources. When grown under CO2-limiting conditions in the light, secretion of endo-β-1,4-glucanases by the cell causes digestion of exogenous cellulose, followed by cellobiose uptake and assimilation. Phototrophic microbes like C. reinhardtii may thus serve as biocatalysts for cellulosic biofuel production.”

    Aquí algo que no tiene nada que ver: “Cuando en los próximos años los estudios sobre la energía sean más avanzados, veremos que esto mismo se traduce en las personas. El organismo humano es muy similar al de una planta, toma energía para alimentar estados emocionales, lo cual básicamente puede nutrir células o incrementar los niveles de cortisol (hormona esteroidea) y activar un catabolismo celular dependiendo del detonante emocional.”

    Que cada uno saque sus conclusiones

  4. victor dice:

    a los que ya comentaron: ñean bien, la planta se está alimentando de la celulosa de las otras, se las come, es equivalente a que cuando un humano no tuviera comida agarrara a otro a mordiscos, eso no quiere decir que el mordido le estuviera transfiriendo su energia (auqneu como resultado, su carne va a parar al sistema digestivo del otro), lean bien, antes de hacer cadenas de oración que estan comprobadas como inútiles.

    • Dante dice:

      Exacto, hasta aquí nada contradice lo conocido.
      Hay plantas que digieren insectos… y hasta aquí todo casa con la física conocida.

      Respecto a la primera parte – la del que “obtiene” del público… bueno, lo que sabemos es que los estímulos – igual que algunas drogas – provocan cambios en el cerebro y eso hace que se tenga más energía disponible, no que esa energía se “extraiga” de otro.

      Es decir, que en un concierto todos los presentes se estimulan por la actividad grupal, y aunque el lider siente – posiblemente por un aumento de dopamina – que ha alcandado un nivel alfa en la comunidad, los demás no caen en una depresión, al contrario, tambien optienen un aumento de energía disponible y por ello quieren ir al proximo concierto, parecerse al lider y cosas así.

  5. BlueCloud dice:

    Como siempre la joven ciencia llegando tarde a las fiestas que ya vivio la abuela espiritualidad.

  6. Flor Alvarado dice:

    Efectivamente, este proceso de transferencias de energias entre los seres vivos es evidente. He leido el libro “La Novena Revelación”, en el se detalla claramente como funciona este proceso , en especial en las plantas y los humanos. No puede ser de otra manera “Somos todo energia”; la energia no se pierde solo se transforma…

    • oscar dice:

      james redfield en the celestine journal ha seguido publicando valiosa informacion que coincide con el tema
      personalmente estoy en condicion de recibir y de dar energia como uno mas de la flora y la fauna de este ser vivo del que formamos parte
      nosotros somos el planeta
      la primera vez que los astronautas llegaron a la luna y dirigieron su vista hacia el planeta esa fue la primera vez que el planeta se vió a si mismo desde el espacio exterior

  7. Ricardo Gallegos dice:

    Exelente articulo

  8. Francisco dice:

    creo que hace falta más cantidad de estudios para afirmarlo. Aunque si uno siempre trasmite energía.. las palabras trasmiten energía, no todo es glucosa.saludos

  9. atlante dice:

    No por nada se inventaron las “cadenas de oración”. Energía que, inconscientemente se le hace llegar al que se encuentra débil. Encuentro que hay bastante lógica en eso.

    • tacito dice:

      pienso lo mismo, aunque no creo en dios, veo a lo que los cristianos llaman fe, como una forma de generar energia positiva, ya sea mediante una cadena de oracion como decis, o en la misma iglesia, donde muchos van a sentirse bien, la mente es mucho mas poderosa de lo que creemos, y justamente eso es lo que nos falta para poder usarla, creer, pero para eso necesitamos ser conciente de ella primero.

  10. A11211 dice:

    pero si tiene mucho sentido…. pro ejemplo, hay una persona enferma… ve todos los dias a visitarle y a hacerle reir y verás como sus hormonas predisponen una mejor situación fisica para que esta persona sane mas rapido o dure mas tiempo que si fueses a atormentarle o a insultarle..

    • habner dice:

      se vuelve fuerte o la vuelves debil si EL cree que lo afectas…tu te puedes encontrar en un plano en el que te encuentres bien contigo mismo es lo unico que necesitas. somos 70% agua .. conecta tus moleculas con el todo vibra con el todo.



Comenta.

Tu email no será publicado. Datos Obligatorios*

 
NULL