*

X

Alcohol perjudica el tejido cerebral de adolescentes que lo consumen, la marihuana no

Salud

Por: pijamasurf - 12/24/2012

Capacidades como la memoria, la toma de decisiones y la atención se ven perjudicadas por el daño que el consumo de alcohol provoca en el tejido cerebral de jóvenes que lo consumen habitualmente; sorpresivamente, el consumo de marihuana no tiene este efecto negativo.

De acuerdo con un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de California en San Diego, el consumo de alcohol en adolescentes reduce significativamente la salud del tejido cerebral, efecto negativo que sorpresivamente no se presente en quienes consumen marihuana.

La investigación involucró a 92 jóvenes de entre 16 y 20 años en un periodo de 18 meses, divididos en dos grupos dependiendo de la sustancia que acostumbraban consumir ya desde antes del estudio: alcohol o marihuana, la cual continuaron utilizando el tiempo que duró la investigación.

De acuerdo con Susan Tapert, neurocientífica de la mencionada institución universitaria, el escaneo del cerebro de los jóvenes reveló que aquellos que bebían 5 o más tragos al menos 2 veces por semana mostraron una salud disminuida de su tejido cerebral, sobre todo en lo que respecta a la memoria, la atención y la toma de decisiones, las habilidades en las que se observó mayor deterioro.

Curiosamente, este fenómeno no se repitió en los consumidores habituales de marihuana (consumo de 9 o más veces por semana), en quienes el tejido cerebral no presentaba daño de ningún tipo, si bien los investigadores no examinaron el rendimientos de los adolescentes.

Joanna Jacobus, otra de las autoras del estudio, el daño se debe sobre todo a que la llamada “materia blanca” del tejido cerebral, que toma parte en la capacidad de decisión, se desarrolla en la adolescencia, cuando una persona se encuentra en sus 20.

“Esto se convierte en un ciclo. Si los adolescentes disminuyen su tejido cerebral y la habilidad cognitiva de inhibirse a sí mismo, es más probable que se involucren en comportamientos de riesgo como el uso excesivo de sustancias”, agregó Jacobus.

[Huffington Post]

¿Crees que un masaje se siente rico? Añádele drogas

Salud

Por: pijamasurf - 12/24/2012

Científicos desarrolan sustancias químicas para estimular fibras nerviosas encargadas de transmitir señales de placer táctil al cerebro.

Un masaje es una fiesta de placer táctil --esto es gran medida debido a que cierto nervios estimulados transmiten una sensación de placer al cerebro. Científicos han indentificado estos nervios mielinados dedicados a generar estas sensaciones y los han estimulado artificialmente en ratones en una investigación orientada a desarrollar drogs que alivien el dolor o el estrés, según informa New Scientist.

Los nervios del grupo de fibras C-táctiles son los responsables de  transmitir sensaciones de placer o dolor al cerebro en respuesta al tacto y se encuentran en mayor medida debajo de la piel con vello. 

Investigadores de Cal Tech, en Pasadena,  inyectaron un químico especial que activaba estos nervios a un ratón dentro de una cámara especial. Los ratones que recibieron esta dosis regresaron dos veces más a la cámara a recibir este masaje químico, sugiriendo una sensación de placer. Una droga similar en humanos podría aumentar los beneficios del contacto físico, como podría ser un masaje de rehabilitación para condiciones psiquiátricas.

Las fibras C fueron descubiertas en Suecia luego de que se tratará a una niña con una condición genética que hacía que no sintiera dolor. Científicos creen que estudiar este tipo de capas nerviosas puede ayudar a entender el rol que juega el tacto en el desarrollo saludable de los niños. Una estimulación táctil adecuada altera la forma en la que el cerebro construye conexiones.

El desarrollo de fármacos para aliviar el dolor o incrementar el placer, por ejemplo de la experiencia sexual, atacando neuronas específicas tiene su paralelo en la activación electromagnética de ciertas regiones neurales, como ocurre en el trabajo del controversial Micheal Persinger, creador del casco de Dios, y quien sostiene poder detonar una experiencia religiosa o de éxtasis sólo utilizando estimulación transcraneal.