*

X

Rara especie de ballena aparece por primera vez en las costas de Nueva Zelanda

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 11/06/2012

Análisis de ADN comprueba que un par de ballenas que aparecieron en las costas de Nueva Zelanda pertenece a una especie hasta ahora desconocida, propia de las aguas profundas del Océano Pacífico.

El listado de las especies con quienes compartimos la estadía en este planeta parece que nunca se completará, pues de tanto en tanto se descubren nuevos ejemplares que vienen a sumarse a ese catálogo que creeríamos cerrado.

En esta ocasión se trata de una ballena que nunca antes en la historia se había avistado, una rara especie que apareció en las costas de Nueva Zelanda y que al parecer reside en las aguas profundas de Océano Pacífico, con pocas o nulas visitas a la superficie, razón por la cual permanecía desconocida.

Fue en diciembre de 2010 cuando un par de ejemplares fueron arrastrados, ya muertos, a Opape Beach, al norte de Nueva Zelanda, sin embargo, en ese momento se pensó inicialmente que se trataba de una madre y su cría macho de una especie mucho más común en la zona conocida como zifio de Gray o delfín picudo de Gray (Mesoplodon grayi).

Sin embargo, un examen posterior de su ADN (en realidad uno de rutina), reveló que se trataba de otra especie que todavía espera su nomenclatura taxonómica.

La nueva especie ronda los 5 metros de extensión y podría ser solo una de las muchas todavía ignotas que nadan en los océanos que rondan Nueva Zelanda.

[Telegraph]

¿Cuáles son las propiedades de nuestra piel y nuestra sangre que atraen en mayor o menor medida a los mosquitos? ¿Es el tipo de sangre? ¿Es la llamada “sangre dulce”?

Un picnic, un campamento, y siempre hay una o dos personas que se llenan de ronchas, mientras los demás pasan desapercibidos por los mosquitos. Son de “sangre dulce”, se burlan. Pero, ¿es realmente el azúcar en la sangre lo que atrae a estos insectos? Existen varias razones.

Primero. Los mosquitos localizan a sus presas por el CO2 que emiten. Así que, las personas que exhalan más CO2 ―las más grandes o las mujeres embarazadas― son presas más evidentes.

Segundo. Hay evidencia que los mosquitos prefieren a las mujeres porque su piel es más delgada, lo que les permite picar con mayor facilidad.

Tercero. El tipo de sangre. Un estudio en Japón comprobó que los mosquitos prefieren a las personas del grupo sanguíneo O y que suelen ignorar a los tipos A y B.

Cuarto. La “sangre dulce”. Sí hay una relación con los sacáridos en la sangre, pero es porque este compuesto alimenta a las bacterias en la piel (las bacterias que le otorgan el mal olor al sudor). Estudios holandeses encontraron que los mosquitos evitan a las personas con una alta cantidad de bacterias en la piel y, también, a los que tienen muy pocas bacterias. Prefieren a aquellas con un ecosistema equilibrado.

Investigadores están analizando estas características para confeccionar un repelente de mosquitos más efectivo. Por lo pronto, si eres una persona del tipo sanguíneo O, toma tus precauciones cuando salgas de campamento. 

[io9]