*

X
Una interesante discusión sobre monjes budistas y los efectos que pudiera tener el DMT en su conciencia se distendió en el sitio Reddit.

Usuarios de Reddit inicaron un intesante hilo de discusión, bajo la pregunta "¿Ha fumado alguna vez un monje [budista] DMT y registrado su experiencia?", la cual es una interesante pregunta especialmente si consideramos, esterotípicamente, que los monjes budistas son generalmente expertos en llegar a estados elevados de conciencia meditando y el DMT es la droga psicodélica que más fácil acelera un estado"elevado" de conciencia.

La mejor respuesta en este thread  señala con cierto zen:

Fascinantes estados mentales pueden obtenerse a través de la meditación, pero los budistas en realidad no tienen la actitud de explorar fenómenos trippy. El propósito es superar el interminable deseo de estados mentales placenteros. Así que añadir más estimulación incontrolable es básicamente añadir más confusión. Claro que puedes tornar cualquier situación en una práctica, así que si te ves dosificado con DMT no entres en pánico -- ¡sólo actualiza gran prajna y mántente aterrizado en el hara!

Aparentemente Terence Mckenna, el gran promotor histórico del DMT, le dio este poderoso psicodélico endógeno a un monje budista, quien, según relata Mckenna, le dijo que había visto un lugar similar en su meditación pero que el DMT era la forma en la que más lejos se podía ir dentro del Bardo y aún regresar al plano físico.  Aún así era una de las luce menores, una luz ilusoria, la luz interdimensional del plano entre la muerte y la reencarnación.

Aunque no precisamente un monje, el filósofo británico Alan Watts estudio teología cristiana y budismo zen como muy pocas personas en Occidente. Watts fumó DMT al menos una ocasión. Según Tim Leary:

Alan Watts tiene una historia de DMT. Tomó la droga como parte de una investigación en California y planeó demostrar que podía mantener control racional y fluidez verbal durante la experiencia. El equivalente más cercano sería intentar una descripción momentoa  momento mientras uno es disparado de un cañón atómico con un barril de neón bizantino. El Dr. Watts dio una descripción llena de asombro y fusión perceptual.

De aquí que luego se cite a Watts diciendo que el DMT es como "cargar todo el universo en una pistola y dispararlo en tu cerebro", una fabulosa descripción que ciertamente suena las campanas pineales de los psiconautas más avezados.  

Algunas personas hablan del DMT o de la ayahuasca como una manifestación o una descarga de Kundalini, etno-tecnología que permite un atajo a las cascadas diamantinas del ojo de dios. Una práctica budista disciplinada se opondría a esta velocidad gratuita para elevar la conciencia --sin un piso que la soporte. Y, sin embargo, quizás para algunas personas la única forma de ponerse en movimiento es destruyendo el piso de un golpe.

 

Un tanque de flotación Samadhi para realizar experimentos con salvia divinorum

Psiconáutica

Por: pijamasurf - 11/14/2012

¿Quieres ayudar a Tarantula Hill a explorar otras dimensiones de la realidad permitiéndoles comprar un flotario en el que planean fumar salvia divinorum con una metodología científica?

 

El psiconauta por excelencia John Lilly halló una técnica para sumergirse en las dimensiones más profundas de la mente --horadadas por el espacio cósmico-- construyendo un tanque de aislamiento sensorial e ingiriendo poderosas dosis de psicodélicos, principalmente ketamina y LSD. En sus momentos de máxima inmersión, Lilly relata haber entrado contacto con la Computadora Cósmica, el programa informático del universo y alcanzar estados de conciencia como los descritos en el budismo zen, bajo el término de samadhi.

Lilly codiseñó junto con Samadhi Tank Co. los primeros flotarios comerciales en 1972, haciendo posible que numerosas personas experimentaran con est método de aislamiento sensorial, que difiere un poco del campo ganzfeld, pero que a su vez también potencía el psiquismo. La gente de Tarantula HIll, un colectivo de arte e investigación psiconáutica multipropósito quiere que le ayudes a adquirir un flotario para seguir realizando experimentos con salvia divinorum, la planta psicodélica usada por los indígenas mazatecos con fines adivinatiorios, y que parece proveer una plataforma morfogenética ideal para la imnersión cero-sensorial.

La propuesta de Tarantula Hill es un poco descabellada pero no deja de ser interesante. Quizás no existe una buena razón para apoyar su deseo de adquirir un juguete (que tiene también capacidades terapéuticas) para poder completar viajes psiconáuticos, salvo que tuvieron una buena idea --flotario+salvia divinorum-- y dentro de la excentricidad ganan puntos. Y es bueno celebrar la excentricidad creativa y la exploración de dimensiones alternas de realidad. Como dicen ellos "¡ Es hora de trance-formarse!"

[Indiegogo del proyecto]