*

X

Ley en Estados Unidos busca castigar con 1 año de cárcel a quienes no crean en Dios

Política

Por: pijamasurf - 11/22/2012

Proyecto de ley impulsado en Kentucky castigaría a todo ciudadano estadounidense que no reconozca que la seguridad nacional del país descansa sobre todo en Dios Todopoderoso, una clara persecución contra el ateísmo que viola algunos de los principios jurídicos más elementales de Estados Unidos.

Aunque usualmente Estados Unidos se considera uno de los países más liberales del mapa geopolítico internacional, de vez en cuando surgen expresiones radicalmente conservadoras que dejan ver esa raíz que también pervive en la cultura política estadounidense.

Recientemente, un proyecto de ley en Kentucky ha causado polémica porque busca castigar con 1 año de prisión a toda aquella persona que no crea en Dios.

La reforma se da en el marco de la legislación de seguridad nacional, en la cual se espera que un ciudadano reconozca la seguridad que ofrece Dios Todopoderoso o, en caso contrario, se atenga a la posibilidad de pasar 12 meses tras las rejas.

Tom Riner, impulsor de esta ley, ha sido duramente criticado por el proyecto, que viola claramente la Primera Enmienda de la constitución estadounidense que garantiza la separación de poderes entre el Estado y la Iglesia, además de la libertad de conciencia que también consigna la legislación del país.

De aprobarse, la ley obligaría a instalar una placa en las afueras del edificio de Seguridad Nacional con la inscripción “La seguridad y protección de la Unión no se puede conseguir lejos de la confianza en Dios Todopoderoso”, y la pena de al menos 1 año en prisión recaería en toda aquella persona que se quejara formalmente de esta frase.

[Alternet]

La Casa Blanca rechaza la construcción de una Estrella de la Muerte

Política

Por: pijamasurf - 11/22/2012

Petición ciudadana para construir la afamada "Death Star" no recibe la respuesta querida por parte del gobierno de Estados Unidos

El gobierno de Estados Unidos ha declinado la petición ciudadana de construir una "Estrella de la Muerte", publicando una serie de argumentos en contra de esta arma de defensa espacial en su sitio oficial. La petición para construir la famosa Death Star, arma satelital del tamaño de la Luna que aparece en la Guerra de las Galaxias y capaz de destruir un planeta entero con un rayo de la muerte, había sido apoyada por más de 25 mil ciudadanos en menos de 30 días lo que automáticamente obliga al gobierno a responder. Los ciudadanos, evidentemente fanáticos de la saga de George Lucas, habían argumentado que la construcción de la Estrella de la Muerte sería una importante fuente de trabajo, además de ayudar a garantizar la seguridad de la Tierra de una invasión maligna.

Paul Shawcross de la Casa Blanca contestó que aunque el gobierno comparte la inquietud por generar más empleos y dinamizar el sector tecnológico, la construcción de la Estrella de la Muertes es implausible --ha sido estimada en un costo de  $850,000,000,000,000,000. Por otro lado la administración no está de acuerdo con la noción de destruir  planetas. La Casa Blanca en cambio hizo referencia a la Estación Espacial Internacional y a los proyectos de exploración espacial como muestras de lo que se está realizando en esta materia. 

Anteriormente la Casa Blanca había contestado a una versión conspiratoria que circulaba señalando que Obama había sido teleportado a Marte

[Casa Blanca]