*

X

Imagen del renacimiento emocional: Gorila jugando con mariposas después de la muerte de su hijo

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 11/29/2012

La narrativa o proyección simbólica del renacimiento en una feliz imagen de una gorila jugando con mariposas después de haber perdido a su hijo.

La revista New Scientist cuenta la historia de luto de la gorila Malui, quien una semana después de dar a luz a un hijo muerto fue fotografíada jugando alegremente con una mariposas en las tierras bajas del Congo. Malui jugaba con las mariposas en el lodo mientras los otros gorilas se alimentaban ignorándola. Una semana atrás las cosas habían sido diferentes.

Luego de que el que hubiera sido el 4 hijo de Malui nació muerto --la gorila  en vano intentó revivirlo dándole su pecho-- su hija Mosoko la empezó a asear. La fotógrafa Anup Shah, quien capturó esta imagen dijo: "Ya que el aseo es raro, probablemente significa algo profundo. ¿Le estaba diciendo la hija a la madre que entendía su pena?".

Conductas asociadas al luto y al sufrimiento por la muerte de seres cercanos han sido observada en delfines, elefantes y también en gorilas anteriormente. Malui llevó a su bebé en su espalda por 30 horas hasta finalmente abandonarlo.

Una semana después Sha tomó esta imagen en la que "Malui está disfrutando plenamente". Al parecer ha dejado atrás el dolor. La imagen es una feliz sincronía que evoca la transición cícilica de la naturaleza: la mariposa que simboliza históricamente el renacimiento (también el vuelo del alma y a la diosa Psique). La vida sigue.

 

Te podría interesar:

Flores fractales de hielo son ecosistemas de vida microscópica (FOTOS)

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 11/29/2012

En el Océano Ártico se forman espectaculares camas de flores de escarcha que albergan, como si fuera pequeños fractales de un arrecife de coral, ecosistemas de microorganismos

En el mar calmo de hielo joven crecen cristales conocidos como flores de escarcha (frost flowers es el término en inglés). Estos cristales de hielo son conocidos como "flores" debido a que crecen en patrones similares, dendríticos, que evocan las estructuras autorreferentes de los fractales.

Las imágenes aquí presentadas fueron tomadas por el estudiante Jeff Bowman y su profesora de la Universidad de Washington, Jody Deming, mientras hacían investigaciones de microbiología en el  Océano Ártico.

Lo extraordinario de estas flores de cristales de hielo es que albergan ecosistemas enteros de bacteria en la superficie, más densos que  los que existen en el agua que los subyace --cada flor es una especie de pequeño arrecife de coral. La clave de su profusión de vida son las reacciones químicas que ocurren cuando la bruma se evapora y la luz del sol interactúa con la escarcha, destando una serie de condiciones favorables para los microorganismos.

Bowman y Deming trabajan actualmente en crear flores de escarcha artificiales para estudiar bien a bien cómo es que se forman en estos microecosistemas.

[This is Colossal]