*

X

Hombre termina con los testículos quemados en su despedida de soltero

Salud

Por: pijamasurf - 11/01/2012

En Argentina un joven de 33 años celebraba su despedida resultó con los testículos quemados cuando una de las bromas que se acostumbran en estos festejos se salió de control.

En Argentina, en la provincia de Tucumán, Rodrigo Martín, empleado bancario de 33 años, celebraba su despedida de soltero cuando una de las bromas que se acostumbran en estos festejos cuasi dionisiacos se salió del control, provocando un accidente que le valió un pase al hospital del lugar.

Al parecer Martín y sus amigos jugaban con alcohol en gel cuando uno de los presentes arrojó algo que incendió la sustancia, y con esta el hombre, especialmente su zona púbica. Por desgracia las acciones que emprendieron los invitados para apagar las llamas no hicieron más que avivarlas y extenderlas a otros miembros del futuro cónyuge.

Con todo, parece ser que el accidente no dejará ningún tipo de daño permanente sobre la capacidad reproductiva del hombre, pues, en su caso, este tipo de lesiones solo afectan la piel (epidermis y la dermis papilar) y deja intactos los nervios o los vasos sanguíneos.

[El Tribuno]

Fumadores escriben la historia de su adicción en su código genético

Salud

Por: pijamasurf - 11/01/2012

Investigación del Imperial College London y la Human Genetics Foundation revela que el hábito de fumar deja marcas en la superficie del ADN sanguíneo que distinguen para siempre el código genético del fumador del de una persona que no fuma, hallazgo que podría servir para perfeccionar las pruebas para detectar el cáncer.

Un estudio previo demostró que fumar pone en riesgo tu ADN en solo 15 minutos, revelando los efectos inmediatos que el consumo del cigarrillo tiene en las estructuras más elementales del cuerpo humano.

Ahora, una investigación del Imperial College London y la Human Genetics Foundation ha encontrado una serie de sitios en el ADN sanguíneo que se convierten en objetivos químicos como resultado del hábito de fumar.

De acuerdo con el estudio, fumar dejar marcas en la superficie del ADN pero sin cambiar la secuencia del código genético, modificaciones epigenéticas que se conservan a pesar de que la persona deje el cigarrillo (distinguiéndose siempre su ADN del de un no fumador).

Para James Flanagan, co-autor de la investigación, este hallazgo podría servir para elaborar una prueba que, con base en la información epigenética a nivel molecular, detecte con mayor detalle el riesgo de cáncer asociado con el consumo de tabaco, todo esto examinando nada más que una muestra de sangre.

Asimismo, el estudio podría extenderse a otras adicciones como el alcoholismo para conocer a fondo sus consecuencias en la salud humana.

[Wired]