*

X

Extraña enfermedad hace a adolescente dormir 64 días continuos

Salud

Por: pijamasurf - 11/21/2012

Nicole Delien, de 17 años, padece un raro trastorno de sueño conocido como síndrome de"la Bella Durmiente que la hace dormir hasta 19 horas cada día; en una ocasión durmió por 64 días seguidos, perdiéndose el Día de Gracias y Navidad.

El síndrome de Kleine-Levine o de “la Bella Durmiente” (en alusión al conocido cuento infantil de Charles Perrault) es como se le conoce a un raro trastorno del sueño que provoca en quien lo padece largos, inusuales periodos de somnolencia que pueden alcanzar un grado entre absurdo e increíble.

Tal es el caso de Nicole Delien, una adolescente de 17 años que vive en Pennsylvania, Estados Unidos, que todos los días puede dormir hasta 19 horas continuas y en una ocasión lo hizo por 64 días continuos, del Día de Gracias (fecha que en el país se festeja el cuarto martes de noviembre) hasta finales de enero, un récord que la joven no quisiera volver a repetir o intentar superar.

“No recuerdo lo que pasa [en ese tiempo]. Para mí es difícil hablar de ello porque he perdido muchos días de mi vida. Solo no me gusta cuando la gente lo llama un cuento de hadas, porque realmente no lo es”, declaró Nicole al respecto de su condición.

De acuerdo con el testimonio de su madre, la joven llega a levantarse en un estado de sonambulismo, que ella misma no recuerda después, sobre todo para comer.

En cuanto a la opinión de los médicos, Michael Rancurello, psiquiatra del Allegheny General Hospital de Pittsburgh, asegura que Nicole no se encuentra en un estado de sueño normal, sino en un estado inconsciente de delirio, producto de un funcionamiento defectuoso de su cerebro.

Investigaciones previas sobre este síndrome también indican que como consecuencia de los largos periodos de sueños, los individuos que lo padecen manifiestan otros síntomas como la desorientación, alucinaciones, comportamiento infantilizado, deseo insaciable de comer e hipersexualidad cuando se encuentran despiertos.

Asimismo, su origen podría encontrarse en las zonas del cerebro relacionadas con el apetito, el sueño y la sexualidad.

[Daily Mail]

El esperma de los franceses ha perdido calidad: ¿Por qué y qué se necesita para producir buen semen?

Salud

Por: pijamasurf - 11/21/2012

Investigación reciente encuentra que la calidad del semen de los hombres en Francia ha descendido en mayor porcentaje al normal, en un fenómeno cuyas causas podrían ser ambientales pero también evolutivas.

De acuerdo con una investigación reciente dirigida por Joëlle Le Moal, epidemióloga ambiental del Institut national de Veille Sanitaire, el conteo de espermas en el semen de los franceses ha decaído, en promedio, un 32% entre 1989 y 2005, así como los espermatozoides de forma normal también disminuyeron en un 33%. Y si bien es usual que cierta proporción presente estas deficiencias, el margen aceptado se encuentra entre el 10 y el 15 por ciento. Entonces, ¿qué está pasando con el semen de los franceses?

Algunas hipótesis señalan la capacidad remplazable del esperma como la causa del perjuicio. Los hombres producen millones de espermatozoides todos los días (tan solo en cada eyaculación se liberan 300 millones), circunstancia que la evolución no ha equilibrado con el comportamiento moderno y civilizado del hombre.

Otra razón podría ser de tipo genético, relacionada con las mutaciones genéticas que, según se ha observado en experimentos con ratones, afectan sobre todo a los machos de una especie. Los investigadores piensan que esto podría deberse a que en la espermatogénesis hay más genes involucrados que en la ovogénesis, aunque igualmente existe la posibilidad de que la producción de óvulos tenga más candados genéticos que prevengan contra los procesos de mutación. Vale la pena recordar que, en contraste con las cifras anteriores, las mujeres liberan entre 400 y 500 óvulos en el periodo fértil de su vida, por lo cual, evolutivamente, hay motivos para que cada uno de los huevos sea viable.

En este sentido, la espermatogénesis es un proceso largo y complicado en el que, por lo mismo, se incrementan las probabilidades de incurrir en algún error.

Richard Sharpe, de la Universidad de Edimburgo, este singular fenómeno que está ocurriendo al interior de las gónadas de los franceses, asegura que es difícil dilucidar las causas reales del mismo, pero señala hacia una combinación de factores que incluyen la dieta (particularmente el alto consumo de grasas), la exposición cotidiana a químicos tóxicos.

[BBC]