*

X

Este traje muestra a los jóvenes en carne propia lo que se siente ser viejo

Salud

Por: pijamasurf - 11/18/2012

Instituciones alemanas desarrollan traje que imita las sensaciones de la vejez: la torpeza de los miembros, la visión borrosa, las capacidades disminuidas; un ejercicio empático y médico para entender mejor dicha etapa de la vida.

Hasta ahora, para saber lo que se siente ser viejo, la única alternativa existente era esperar a envejecer, esperar el paulatino pero inevitable decaimiento de los músculos y los miembros, la pérdida de las capacidades, el cansino abandono de la fuerza física.

Pero gracias a un desarrollo del Meyer-Hentschel Institut y un centro geriátrico de Berlín, es posible conocer dicho estado antes de su arribo, esto gracias al “Traje de Edad” que imita las sensaciones que ocurren durante el proceso de envejecimiento.

Dentro del casco, los sonidos se distorsionan y la visión se nubla. En el traje, pesas distribuidas en los miembros ralentizan el movimiento, y en las manos los gruesos guantes están diseñados para dificultar la interacción con los objetos.

Algunas personas seleccionadas para probar el traje describieron la experiencia como “claustrofóbica”, sintiendo en carne propia el conflicto de los ancianos que tienen plena conciencia de lo que hacen, con objetivos claros de sus acciones, pero cuyo cuerpo simplemente ha perdido la destreza física de antaño y hace de la torpeza el sello de sus movimientos.

El dispositivo está pensando para estudiantes de medicina que se especializarán en el trato de las personas de edad avanzada y, en buena medida, se trata de un ejercicio empático para entender mejor lo que objetivamente se siente ser viejo.

[Co.Design]

Difalia: la condición que hace a los hombres nacer con dos penes

Salud

Por: pijamasurf - 11/18/2012

La difalia es una extraña malformación congénita que hace a un hombre nacer con dos penes, en algunos casos ambos totalmente funcionales.

De todas las malformaciones congénitas que puede sufrir un ser humano, pocas tan singulares como la difalia, una condición que hace a los hombres nacer con dos penes.

En efecto: desde 1609, año en que se documentó el primer caso de difalia, ha habido en varios países del mundo personas que, al nacer, presentan no uno, sino dos miembros viriles, casi siempre idénticos entre sí, simétricos, una suerte de Jano exclusivamente genital con sus caras mirando a ambos lados del pubis, aunque también hay casos en los que un pene es más pequeño que otro. Asimismo, en casi todos los casos ambos apéndices son totalmente funcionales, al menos para orinar, lo cual puede hacerse por los dos al mismo tiempo o por separado.

La difalia afecta las funciones reproductivas, dado que este sistema sufre un reacomodo de sus componentes, además de generar problemas renales y espinales, pero salvo por esto, la salud de los niños que nacen con ella es buena en términos generales.

A pesar de que desde el siglo XVII se ha registrado solo un centenar de casos de difalia, los médicos conocen bien sus causas. Esta malformación se origina entre los días 24 y 25 de la gestación, cuando el tracto que forma los órganos urogenitales se separan tanto de la genitalia como del recto, ambos todavía sin diferenciar. Si el feto se ve sometido a condiciones de estrés durante estos días, las células involucradas en el proceso pueden incurrir en una duplicación errónea que lleva al efecto descrito.

La difalia es sumamente rara y, al menos en Estados Unidos, se estima que solo 1 hombre en medio millón la padece.

[io9]