*

X

El ser humano es cada vez menos inteligente, sugiere estudio

Ciencia

Por: pijamasurf - 11/13/2012

La zona de confort en la que vivimos gracias al proceso civilizatorio podría habernos vuelto menos inteligentes que nuestros antecesores, sugiere investigador de Stanford.

Durante cierto tiempo las condiciones de nuestro entorno forzaron a nuestra especie y los homínidos que la antecedieron, a superar sus propias habilidades para sobrevivir. La combinación de un medio sumamente hostil y la desventaja física de nuestros cuerpos, determinó el desarrollo de capacidades cognitivas superiores que al final nos permitieron llegar al punto donde nos encontramos. En el hombre, la evolución se convirtió en la civilización que aseguró su supervivencia.

Con el tiempo  dicho proceso civilizatorio nos instaló en una zona de confort que, de acuerdo con una investigación reciente, podría significar una regresión en nuestra inteligencia como especie.

Esa es la sugerencia del grupo de investigadores dirigidos por Gerald Crabtree, de la Universidad de Stanford, para quien “el desarrollo de nuestras habilidades intelectuales y la optimización de cientos de genes de inteligencia probablemente ocurrieron en grupos relativamente no verbales, dispersos, de personas anteriores a nuestros ancestros que emergieron en África”. Sin embargo, con el descubrimiento de la agricultura y el sedentarismo derivado de esta, pudo haberse perdido la necesidad de conservar dicha información genética.

“Un cazador-recolector que no concebía correctamente una solución para proveerse de alimento o refugio probablemente moría, junto con su progenie, mientras que un ejecutivo moderno de Wall Street que incurre un error conceptual parecido podría recibir un bono sustancial y ser una pareja más atractiva. Claramente, la selección extrema es cosa del pasado”, escriben los investigadores.

En este contexto, los entre 2 mil y 5 mil genes que determinan nuestra inteligencia, sumamente sensibles a cambios dañinos y mutaciones, podrían haber sufrido al menos un par de modificaciones cruciales en el individuo promedio que lo harían menos inteligente que sus antecesores evolutivos.

¿Por qué entonces el promedio de IQ mundial aumentó notablemente en los últimos 100 años, según el fenómeno conocido como “efecto Flynn”? No por una cuestión genética, aseguran los investigadores, sino por circunstancias como el cuidado parental antes del nacimiento, la mejora en la alimentación y la reducción a la exposición de químicos como el plomo.

Por otro lado, otros investigadores sugieren que el ser humano no se está volviendo menos inteligente, sino que está desarrollando otras capacidades cognitivas menos relacionadas con la adaptación al entorno.

[Huffington Post]

Te podría interesar:

Especie inmortal de hydra podría inspirar programas de rejuvenecimiento para los seres humanos

Ciencia

Por: pijamasurf - 11/13/2012

Investigación reciente en hydra, una especie de pólipo, revela el papel crucial que cumple el gen FoxO en el envejecimiento celular, el cual podría convertirse en una eterna fuente de la juventud genética.

La imagen que se ve arriba corresponde a una hydra, una especie de pólipo (un animal invertebrado del filo de los cnidarios), que tiene la singular y ambicionada característica de la inmortalidad.

En efecto: su reproducción se da por medio de la gemación y no del apareamiento, razón por la cual la hydra ha sido continuo de objeto de estudio e investigación.

Ahora, sin embargo, científicos de la Universidad de Kiel, en Alemania, han descubierto un rasgo que viene a añadir asombro en torno a este animal: el hecho de que el gen que determina su longevidad es el mismo que en los seres humanos provoca el envejecimiento, coincidencia genética que abre la posibilidad de tratamientos antiedad para nuestra especie.

A diferencia de la hydra, las células madre del ser humano pierden su habilidad de proliferar y formar nuevas células conforme el cuerpo envejece (de ahí, por ejemplo, la flacidez muscular que caracteriza a las personas de edad avanzada).

En el caso del mencionado pólipo, el gen FoxO podría estar ligado con la producción de células madre y, lo que es más interesante, con cierta supresión de su proceso de envejecimiento: en hydras cuyo gen FoxO funciona normalmente, la generación de células madre autoregenerativas se mostró prácticamente infinita, en contraste con los especímenes con alguna deficiencia en dicho gen, poseedores de una cantidad significativamente menor de células madre.

Ya en el ser humano, se ha encontrado que personas que han vivido más de 100 años tienen también una intensa actividad del mismo gen, por lo cual la relación entre este y la vida larga parece ya evidente, aunque no totalmente aclarada, sobre todo porque su comprobación requiere manipular personas genéticamente, tal y como se hizo con ejemplares de hydra.

De profundizarse en este hallazgo, quizá las propiedades del gen FoxO sean la puerta a nuevas biotecnologías que incidan directamente en nuestro envejecimiento, una fuente de la eterna juventud manando en la genética.

[io9]