*

X

El ejercicio físico puede mejorar la calidad del semen

Salud

Por: pijamasurf - 11/08/2012

Investigación reciente encuentra una relación entre el ejercicio físico y la calidad del semen: hombres que mantienen una rutina física constante, tienen espermatozoides más veloces y normales.

El ejercicio físico posee múltiples beneficios, entre estos uno recientemente descubierto que toca a la capacidad masculina de la reproducción, el semen que por medio de esta actividad podría ser de mejor calidad.

Científicos de la Universidad de Córdoba recolectaron la sangre y el semen de 31 hombres, 16 de los cuales seguían una rutina física constante durante el último año, mientras que 15 se catalogaron como sedentarios. Asimismo su condición física fue comprobada con pruebas de laboratorio.

Acto seguido se les pidió que durante los días que duró el experimento, se abstuvieran de eyacular y realizaran ejercicio físico.

Según los parámetros analizados —el volumen del semen, conteo de espermatozoides, la morfología de estos y su motalidad— el esperma de los hombres físicamente activos se movían más rápido y un mayor porcentaje entraba en la clasificación de “normales”. Igualmente la concentración del semen y el volumen fueron mayores, aunque no con una diferencia estadísticamente significativa.

Curiosamente, en un estudio previo se encontró que el ejercicio excesivo disminuye la calidad del semen en estas mismas propiedades, así que, según parece, lo ideal es realizar actividad física moderadamente para así conseguir una buena calidad de la semilla masculina.

[The Atlantic]

Extraña enfermedad hace a adolescente dormir 64 días continuos

Salud

Por: pijamasurf - 11/08/2012

Nicole Delien, de 17 años, padece un raro trastorno de sueño conocido como síndrome de"la Bella Durmiente que la hace dormir hasta 19 horas cada día; en una ocasión durmió por 64 días seguidos, perdiéndose el Día de Gracias y Navidad.

El síndrome de Kleine-Levine o de “la Bella Durmiente” (en alusión al conocido cuento infantil de Charles Perrault) es como se le conoce a un raro trastorno del sueño que provoca en quien lo padece largos, inusuales periodos de somnolencia que pueden alcanzar un grado entre absurdo e increíble.

Tal es el caso de Nicole Delien, una adolescente de 17 años que vive en Pennsylvania, Estados Unidos, que todos los días puede dormir hasta 19 horas continuas y en una ocasión lo hizo por 64 días continuos, del Día de Gracias (fecha que en el país se festeja el cuarto martes de noviembre) hasta finales de enero, un récord que la joven no quisiera volver a repetir o intentar superar.

“No recuerdo lo que pasa [en ese tiempo]. Para mí es difícil hablar de ello porque he perdido muchos días de mi vida. Solo no me gusta cuando la gente lo llama un cuento de hadas, porque realmente no lo es”, declaró Nicole al respecto de su condición.

De acuerdo con el testimonio de su madre, la joven llega a levantarse en un estado de sonambulismo, que ella misma no recuerda después, sobre todo para comer.

En cuanto a la opinión de los médicos, Michael Rancurello, psiquiatra del Allegheny General Hospital de Pittsburgh, asegura que Nicole no se encuentra en un estado de sueño normal, sino en un estado inconsciente de delirio, producto de un funcionamiento defectuoso de su cerebro.

Investigaciones previas sobre este síndrome también indican que como consecuencia de los largos periodos de sueños, los individuos que lo padecen manifiestan otros síntomas como la desorientación, alucinaciones, comportamiento infantilizado, deseo insaciable de comer e hipersexualidad cuando se encuentran despiertos.

Asimismo, su origen podría encontrarse en las zonas del cerebro relacionadas con el apetito, el sueño y la sexualidad.

[Daily Mail]