*

X

¿Por qué te inclinas por cierta música? Ratones en experimento lo demuestran (sobre plasticidad mental)

Salud

Por: pijamasurf - 10/20/2012

Estudio revela cómo es que aprendemos ciertas conductas y la forma en que pueden ser reconfiguradas para beneficios terapéuticos.

La herencia musical que nos legaron nuestros padres está íntimamente ligada a nuestros gustos musicales de la actualidad. Quizá, en su totalidad, la balanza se incline por tal o cual género, pero si analizamos un tracklist que nos haga sentir nostalgia y, al mismo tiempo, cierta renovación espiritual, de algún modo estará conectado con las preferencias de nuestros padres o, inconscientemente, con aquella música que escuchamos constantemente durante nuestra infancia.

Para conocer más a fondo el funcionamiento de este mecanismo mental, la especialista en neurociencia Eun-Jin Yang decidió romper, a través de la música e inhibidores cerebrales, los condicionamientos y barreras mentales para implantar nuevos gustos y nuevas conductas.

Para ello se realizó un estudio, publicado en Procedimientos de la Academia Nacional de las Ciencias de los Estados Unidos de Norteamérica, en el que a un grupo de ratones se le condicionó para que no hallaran lugares aptos para anidar. Se realizaron 2 grupos: uno de ratones jóvenes y otro de ratones adultos. Ambos fueron expuestos durante un tiempo definido a la música de Beethoven y al melodioso Bossa Nova de Antonio Carlos Jobim. Tiempo después de haber estado inmersos en estas armonías, el grupo de ratones jóvenes anidaron en lugares donde la sonoridad estaba presente mientras que los ratones adultos se inclinaron por lugares silenciosos y tranquilos. Para Yang, estos resultados se ajustan a la teoría de que en los primeros años de vida existe un periodo en el que nuestro cerebro es capaz de ajustarse al ambiente musical en el que interactuamos. Después de estas pruebas, los ratones adultos fueron administrados con ácido valproico, reportando, posteriormente, afinidad por la música del compositor brasileño y por la música del genio de Bonn.

Lo anterior demuestra que el córtex visual primario puede adquirir flexibilidad nuevamente gracias a inhibidores de histona desacetilasa, compuestos que impiden que ciertos genes se expresen en conductas específicas. Uno de estos compuestos comúnmente usado para tal fin es el ácido valproico, que figura como un prometedor tratamiento para las personas con Alzheimer.

Los resultados plantean más preguntas sobre el desarrollo cerebral de los mamíferos y suponen un umbral para el estudio de los condicionamientos conductuales. Sin embargo, este no reveló con precisión si el timbre, el ritmo, la frecuencia, la modulación, o la combinación de los mismos, son necesarios para que resulte eficiente en ratones y si todos los elementos de la composición musical funcionan de igual forma en el ser humano.

Al ahondar en el cerebro de los roedores, las áreas que se ven afectadas por los elementos musicales pueden ser identificados e incluso aislados, por lo que pueden ser de gran ayuda en tratamientos psicológicos, ya que al hackear los condicionamientos y la rigidez mental, existe la posibilidad de reabrir la plasticidad cerebral y reconfigurarla con fines terapéuticos.

[Wired]

¿Por qué los psicópatas o los narcisistas son tan atractivos?

Salud

Por: pijamasurf - 10/20/2012

En un intento (y quizá un logro) por destacar de los demás, muchas personas optan por decenas de estrategias que los hagan más admirables, una de las más recurrentes es el modo de vestirse, ¿qué tanto influye esto en su manera de relacionarse con los demás?

No es ningún secreto que cuando se trata de una primera impresión, el atractivo físico juega un papel fundamental. Sin embargo, un nuevo estudio ha revelado que las llamadas Figuras de la personalidad también lo hacen. Un ejemplo de ello son las personas con rasgos “oscuros”, como los narcisistas y psicópatas, quienes, según la investigación, tienden a ser atractivos para los demás. ¿A qué se debe esto? Para hallar si la respuesta está orientada hacia sus cualidades natas o hacia sus cualidades superficiales, el doctor Nickolas Holtzman, de la Universidad de Washington, investigó para llegar a una respuesta.

Según Holtzman, estos individuos se involucran en lo que técnicamente se conoce como “Atractivo adornado”, que consiste en usar ropa con estilo, maquillaje y artículos de moda que mejoran su apariencia; en contraste, el atractivo sin adornos se refiere a las cualidades natas o duraderas, tales como la simetría facial.

En concreto, Holtzman y su equipo querían saber si las personas que se visten conscientemente para impresionar, comparten ciertas características con aquellas que emplean menores esfuerzos para tal fin, estas características en cuestión son conocidas como “La triada oscura y las cinco grandes” (The Dark Triad and The Big Five). El primero concepto se refiere al narcisismo, la psicopatía y lo maquiavélico; el segundo, a la extroversión (sociabilidad y entusiasmo), afabilidad (amabilidad y bondad), la conciencia (organización y ética de trabajo, la estabilidad emocional (calma y tranquilidad) y el intelecto (creatividad y curiosidad).

La muestra estuvo compuesta por 111 estudiantes de 19 años en promedio. Las mujeres y los hombres representaron el 64 y 36 por ciento, respectivamente. La composición racial fue: 67% caucásicos, 23% asiáticos, 8% afroamericano y el 2% otro grupo.

Con el fin de aislar los componentes del atractivo (adornado o desadornado), se tomaron fotografías de los participantes en dos diferentes modalidades: de un modo natural, con la menor cantidad de accesorios posibles, y justo cuando entraron al laboratorio, sin ningún tipo de modificación de su atuendo.

Los participantes fueron evaluados por “La triada oscura y los cinco grandes” de dos maneras: en primer lugar completaron un cuestionario sobre cómo se autodefinían; en segundo, fueron calificados por personas cercanas a ellos.

Los resultados revelaron que los tres rasgos que conforman “la triada de la oscuridad” se relacionaron significativamente con el adorno eficaz. En otras palabras, las personas con rasgos “oscuros” saben cómo lucir bien. ¿Qué los hace tan bien parecidos? Para los investigadores, los narcisistas y psicópatas a menudo experimentan mayor autoestima o satisfacción de la atención que reciben cuando se visten, animándolos a permanecer en ese estilo. Además, su atractivo, producto de su imagen, les permite tener relaciones románticas fugaces.

Holtzman concluye que las personas que intencionalmente se “adornan” para un fin específico no necesariamente se inclinan hacia “la triada oscura”, aunque también sugiere permanecer atentos ante ellos. 

[Psychology Today]