*

X

Policía antinarcóticos mexicana encuentra paquete con el semen congelado del "Tío Gamboín"

Por: pijamasurf - 10/05/2012

Autoridades del Edo.Mex informaron haber encontrado un paquete congelado, que se creía era cocaína peo que contenía el semen del famoso Tío Gamboín.

Las leyendas de que Walt Disney criogenizó su cerebro en espera de ser despertado en el futuro, en una era tecnológicamente avanzada en la que sería posible revivirlo --o transferir el contenido de su conciencia a otro cuerpo-- son abundantes y probablemente falsas. Pero al parecer fue otro ídolo de los niños el que utilizó el hielo para preservar su esencia y tentativamente dar a luz a una generación de jóvenes que pudiera reproducir su encanto memético.

El gobierno del Estado de México informó ayer que la policía antinarcóticos descubrió un paquete frigorífico, cerca de Atlacomulco, en un laboratorio que se creía estaba siendo usado para el tráfico de drogas, específicamemente de cocaína y polvo de ángel (o PCP), muy cerca del Rancho Don Catarino, perteneciente a la Familia Hank. Después de examinar este paquete herméticamente sellado --primeró se temió que fuera una bomba--, la policía descubrió, para su radical asombro, que se trataba de tubos con una materia viscosa blanca, inconfundiblemente seminal. Los paquetes llevaban impresos el nombre de Ramiro Gamboa y el año de 2012. 

Pensando que tal vez se trataba de un mensaje codificado del narco --quienes parecen encarnar el arquetipo de El Guasón en nuestra sociedad-- la policía remitió el material a los peritos. Los peritos lo remitieron a la AFI, y esta a su vez a la matriz de datos de la Intepol. Al parecer la rótula no se equivocaba. Y según declaraciones expeditas de  la Agencia Federal de Investigaciones, el material efectivamente contenía un par de litros criogenizados del semen de Ramiro Gamboa, alias el "Tío Gamboín". 

La declaración provocó confusión ante la prensa, puesto que en un princpio se pensó que se trataba del mote tomado por un narcotraficante (siguiendo los pasos de "El Chabelo" y "La Barbie"). Sin embargo, ante el estupor, autoridades informaron que el semen había sido almacenado por una organización clandestina y que había sido vinculado, vía pruebas de ADN, al longevo conductor de televisión Ramiro Gamboa, leyenda de la TV infantil mexicana.

Teorías de conspiración no tardaron en surgir en Internet. Algunos especulan que el caso se trata de un nuevo "chupacabras" orquestado por Televisa y el gobierno del Estado de México, que en ocasiones anteriores ha probado tener una relación estrecha con dicha televisora. "Una telenovelizción de la realidad que, bajo su tautología obsecuente y su taimado simulacro, busca solapar una procaz Reforma Laboral", dijo el crítico Johannes Ackermann. Otros formularon la hipótesis de que El Tío Gamboín era parte  de una red de actores y políticos transhumanistas que buscaban perpetuar su propio código sobre el crisol de la sociedad.

Sin duda un caso extraño, especialmente para todos aquellos "nietos" del Tío Gamboín que seguramente en este momento perciben su icónica e inmácula figura con otros ojos. 

Más noticias de este tipo

Te podría interesar:

¿Qué tan reales son los viajes psicodélicos con cáscara de plátano?

Por: pijamasurf - 10/05/2012

Hace 45 años, los hippies afirmaban los poderes alucinógenos de la cáscara de plátano; hoy en día, aquellos que buscan este tipo de experiencias siguen probándola, ¿pero son reales sus efectos?

¿Alguna vez has escuchado que puedes tener un viaje psicodélico con la cáscara de un plátano?

Esta práctica tiene sus orígenes en Estados Unidos y Canadá. A finales de la década de los 60’s, las leyendas urbanas aseguraban que los comestibles, como frutas y verduras, tenían propiedades alucinantes que se traducían en experiencias cósmicas-psicodélicas. Pronto, estas leyendas se extendieron por toda la Unión Americana. De acuerdo a los testimonios de hippies y jóvenes que gustaban de experimentar nuevas experiencias sensoriales, separar, cocer y secar la cáscara de plátano permitía crear un químico llamado “bananadine”, mismo que prometía viajes alucinantes equiparables a los del LSD.

En 1967, el Berkeley Barb, un diario contracultural, publicó una receta para convertir un lote de plátanos en un potente alucinógeno. De esta forma se expandió aún más el llamado “evangelio de la banana”.

La necesidad de una droga barata y los rumores del poder de esta cáscara hicieron del bananadine un famoso químico que todos los hippies de la época querían probar.

Varias recetas para su preparación comenzaron a surgir por todo Estados Unidos y Canadá, entre ellas destaca The Anarchist Cookbook, un recetario que mostraba, además de la producción del bananadine, procedimientos para purififcar y usar LSD, psilocibina y peyote. La inclusión de una extraña receta para preparar cáscaras de plátano agregó más credibilidad a esta práctica.

Quizá resulte cómica e increíble una receta para crear un alucinógeno hecho de plátanos. Sin embargo, aquellos que aseguraban su efectividad, decían que para producir bananadine eran necesarias de 15 a 20 libras de plátano, específicamente esa capa blanca que recubre la parte interna de la cáscara.

Posteriormente se agregaron más compuestos a la receta original, como alcohol y diclorometano, con el fin de obtener cristales de bananadine. Sin embargo, la pura mezcla de estos dos compuestos eran suficientes para crear el efecto alucinógeno.

Como era de esperar, el gobierno comenzó a poner la mira en esta práctica. Investigadores de la Universidad de Nueva York comenzaron a analizar las cáscaras para determinar si eran ciertas o no las propiedades que se les atribuían. Los resultados arrojaron que toda esta parafernalia era totalmente falsa y que, además, todos los efectos estimulantes al fumar cualquier cáscara de fruta eran causados por un efecto placebo.

En la actualidad, aún perdura esta práctica, solo que con elementos propios de nuestro tiempo, como el horno de microondas,que es utilizado para acelerar el proceso de secado; otra receta ofrece agregar cacahuates crujientes para consumir oralmente el extracto del plátano.

A todo esto, la cáscara de plátano sí tiene propiedades comprobadas por la ciencia: reducir el tamaño de la glándula prostática de ratones, según un estudio realizado en el 2009. 

También en Pijama Surf: Los hongos alucinógenos pueden beneficiar tu personalidad a largo plazo y ¿Comía hongos alucinógenos Jorge Luis Borges?

[io9]