*

X

No existe aún la tecnología que pueda limpiar Fukushima: expertos nucleares

Por: pijamasurf - 10/09/2012

Expertos coinciden en que actualmente no existen recursos tecnológicos suficientes para contrarrestar los efectos negativos derivados del desastre nuclear ocurrido en marzo del año pasado en los reactores nucleares de Fukushima, Japón.

La radiación es una de las consecuencias más riesgosas de la manipulación de la energía nuclear, peligro que se hace patente sobre todo cuando ocurre una tragedia que, como la del reactor nuclear de Fukushima afectado por el tsunami ocurrido en marzo del año pasado.

Por desgracia su toxicidad es tal, que resulta sumamente difícil contrarrestar los efectos nocivos que genera. En la mencionada región japonesa, científicos ya han anunciado que aún no existe la tecnología capaz de limpiar la zona afectada por el desastre nuclear.

Así, han sido distintos profesionales en el campo —profesores universitarios, directores de organizaciones y otros— quienes en repetidas ocasiones han advertido a las autoridades japonesas sobre la magnitud de la radiación que afecta las inmediaciones de los reactores nucleares.

El Consejo de Ciencia de Japón, por medio de la Compañía de Energía Atómica de la nación nipona, asegura que aconsejó que para evitar estos riesgos los desechos nucleares fueran enterrados más allá de los 300 metros planteados inicialmente por el gobierno —en donde permanecerían por decenas de cientos de años hasta que perdieran su radioactividad. Al mismo tiempo, sin embargo, el propio CCJ acepta que, con el conocimiento y los recursos actuales, ni se sabe en qué formación geológica estos desechos no serían peligrosos ni se cuenta con la tecnología para llevarlos más allá de la profundidad propuesta.

Así, la situación no parece sencilla para Japón, sus habitantes y sus autoridades. Esto a pesar de que el gobierno ha estado analizando la posibilidad de abandonar del todo la energía nuclear.

[Washington's Blog]

Los 10 países que más se intoxican por tipo de droga

Por: pijamasurf - 10/09/2012

El uso de sustancias se ha masificado vertiginosamente, a tal punto que ya es difícil de cuantificarlo. Sin embargo, hay países que debido al gran consumo de sus habitantes resaltan del resto.

Es una realidad. El alcance de las drogas legales e ilegales se ha expandido por todo el orbe. Ya no existe un país donde el consumo de estimulantes naturales y químicos sea una excepción. Por distintas causas, el hombre ha tenido que crear sus propias drogas o simplemente experimentar con distintas sustancias que la naturaleza ofrece, desde la heroína hasta las metanfetaminas pasando por el alcohol. Por otra parte, están aquellos países, que si bien presumen de una economía sana, el polo opuesto refleja todo lo contrario: un alto consumo de drogas y medicamentos y otros estimulantes. La siguiente lista, si bien no se trata de un reporte exacto sobre el tema, ofrece un panorama sobre el consumo de drogas en las distintas sociedades.

 

Irán, heroína

Por su localización geográfica, este país se encuentra en medio de una ruta que es utilizada para el tráfico de opio. Por ello, su consumo ha incrementado entre sus habitantes. Desde su revolución, el número de adictos incrementó estrepitosamente: 3.5 millones estiman las cifras oficiales.

Hossein Dejakam, un ex adicto y fundador de Aftab Society, considera que la falta de experiencia profesional contribuye a la rápida expansión. “No tenemos un solo experto en adicciones”.

 

Reino Unido, alcohol

Cualquiera que haya bebido con un británico, habrá notado que su actitud frente a esta sustancia difiere radicalmente de la del resto del mundo. Según la BBC, el alcohol es responsable de 34 mil muertes anualmente. Su alto consumo cuesta al gobierno £20 mil millones; 17 millones de días laborables a causa de las resacas y las enfermedades relacionadas al alto consumo y a la seguridad social £2.7 mil millones.

Entre muchas otras,  una razón por la que el Reino Unido está inmerso en esta problemática, es debido al bajo costo de la sustancia y a su gran disponibilidad.  

 

Francia, fármacos automedicados

Los franceses pueden jactarse de ser grandes consumidores de vino, de antidepresivos y  tranquilizantes. De todo el continente europeo, es en este país donde hay más farmacias, 23.271 para 60 millones de personas, casi el doble que el Reino Unido, que tiene una población similar.

 

Eslovaquia, inhalantes

El 13% de los consumidores de estupefacientes regularmente abusan del tolueno, un disolvente de pintura. El investigador Peter Vazan estudió a la comunidad joven gitana y encontró que es en ella donde este inhalante tiene más presencia. La pobreza, la falta de inserción social, la discriminación, los prejuicios sociales y la disponibilidad del solvente son las principales causas que llevan a los jóvenes gitanos a experimentar con los inhalantes.

En 2001, el documental Children Underground destacó problemas similares en el sector joven de los habitantes de Rumania.

 

Rusia, alcohol

En este país, los ingresos públicos han dependido, por siglos, del alto consumo de alcohol entre sus habitantes, lo que se traduce en graves problemas de alcoholismo entre la población, unos 7 millones de dependientes a esta sustancia, según cifras oficiales, aunque los expertos sospechan que el número es mucho mayor.

Los rusos consumen, en promedio, 18 litros de alcohol al año, más de doble de lo que la OMS considera saludable.

En junio del 2009, la Cámara Pública de Rusia informó que más de 500 mil muertes se debieron al abuso del alcohol.

 

Afganistán, heroína

Debido al aumento de la producción, los precios han bajado y la droga se ofrece a pocos dólares en las calles de la ciudad.

Para los afganos, esta droga y los opiáceos es una via de escape a la pobreza y a la monotonía que impera en el país. De acuerdo a cifras de la ONU, entre 2005 y 2009, el número de consumidores aumentó un 53%. Esto significa que casi el 3% de los afganos de entre 15 y 64 años de edad son adictos a los opiáceos.

 

Canadá, marihuana

Según cifras de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito, el 16.8% de los canadienses de entre 15 y 64 años fumaron marihuana el año pasado. Esto se debe, entre otras cosas, a la rentabilidad y la gran cantidad que se exporta de contrabando a los Estados Unidos, entre el 60% y el 90%, estiman los expertos.

 

Estados Unidos, automedicación

Después del consumo de marihuana, es la segunda actividad más frecuente de este tipo. Se estima que hasta un 20% del total de los habitantes de este país han utilizado distintos fármacos para distintos usos que nada tienen que ver con su principal finalidad. En el 2000 alrededor del 43 % de las urgencias de los hospitales eran debido al abuso de medicamentos recetados  mal administrados.

Según datos de la Encuesta Nacional sobre el Uso de Drogas y la Salud, casi un tercio de personas de 12 años que tuvieron su primera experiencia con drogas fue a partir de un medicamento no recetado.

 

Brasil, oxi

Se trata de una píldora altamente adictiva (una alter-version del crack) hecha de pasta de coca, gasolina, kerosene y cal. Debido a su precio tan bajo, se estima que existen más de 8000 consumidores en el oeste de Brasil.  Solo el tiempo dirá si su uso se expande por todo el país y, posteriormente, a todo el mundo.

 

México, metanfetaminas

Antes de la proliferación de carteles de droga, este país no tenía grandes problemas de adicción. Sin embargo, a partir del 2007, las cosas han cambiado debido a que los narcotraficantes han logrado penetrar en el mercado mexicano, aumentando en gran medida el consumo de sus productos.

Las disputas por territorios han hecho que sea difícil cuantificar el número preciso de adictos a esta droga. Además, los programas del gobierno de ayuda social resultan ineficaces para evitar el consumo. 

[Alternet]