*

X

Millones de personas diagnosticadas con enfermedades mentales, ¿control social o negocio del Big Pharma?

Salud

Por: pijamasurf - 10/17/2012

36 millones de personas en todo el mundo han sido diagnosticadas con alguna enfermedad mental: ¿de verdad el mundo se está volviendo loco o detrás de este crecimiento exponencial se encuentra el negocio de las grandes farmacéuticas o una estrategia de control social?

En años recientes el diagnóstico de enfermedades mentales ha superado los récords de todas las épocas. Proporcionalmente, en nuestra época hay más enfermos mentales que en ninguna otra, rondando los 36 millones de personas y provocando que, por ejemplo, un sistema de salud como el de Estados Unidos entre en una crisis financiera por lo medicamentos cuyo consumo se impone como obligatorio después de haber obtenido un diagnóstico.

El repunte exponencial de estos trastornos —al menos en las estadísticas— presenta la duda de si de verdad el mundo se está volviendo loco, si se trata de una importante veta de ingresos para las grandes farmacéuticas o si en el fondo se encuentra otra estrategia de control social.

Como sabemos, el llamado Big Pharma no tiene escrúpulos en lanzar al mercado medicamentos no suficientemente probados en sus efectos positivos contra una enfermedad pero, en contraste, enfocados en algunos de los males sobre los que más pesa el fantasma del miedo y el temor, manipulando de tal modo estas emociones humanas para que sus productos sean consumidos. Tan solo por medicamentos contra el Alzheimer, las grandes industrias farmacéuticas esperan recibir hasta 14 mil millones de dólares al año de aquí al 2020.

Igualmente factible es la hipótesis del control social. El también reciente incremento en los diagnósticos de autismo e hiperactividad plantea la posibilidad de toda una generación de niños que, al crecer, serán adultos con antecedentes de consumo de medicamentos, los cuales además actúan directamente sobre las capacidades cognitivas del individuo. Sedar a una persona en un contexto de autoridad como el de la medicina, puede ser una de las mejores formas de conseguir su control.

Es posible, claro, que el mundo entero se esté volviendo loco, pero quizá haya quienes estén tomando ventaja de esta situación.

Con información de Alternet

Niños adictos de por vida a los medicamentos

Salud

Por: pijamasurf - 10/17/2012

¿Cómo fue que los niños comenzaron a ser medicados con sustancias tan fuertes y tan adictivas? ¿Es necesario que desde edades tan tempranas comiencen tratamientos que tendrán consecuencias para el resto de sus vidas?

¿Por qué los padres y maestros ahora tienen la idea de que hay algo malo con los niños, algo que sólo un tratamiento largo y caro puede curarlos?

No son pocos los casos de niños que reciben medicamentos contra la esquizofrenia, a pesar de que sólo 1 de cada 10 mil o 30 mil la padece formalmente. ¿La razón?, el mercado para las compañías no puede ser tan pequeño, así que deben promocionar creencias como: los síntomas de la esquizofrenia infantil incluyen “problemas sociales” e “ilusiones relacionadas a temas infantiles”. Pero ¿entonces todo niño que juega con amigos imaginarios debe tomar pastillas?

Otro ejemplo: antes se creía que los niños eran emocionalmente muy inmaduros como para experimentar efectos depresivos, pero ahora sí se cree que los preescolares pueden sufrir de desórdenes depresivos mayores (MDD).

Esto ha conllevado a promover una intervención temprana de los niños, tan temprana como incluso desde el periodo preescolar. Traducción: las ventas crecen si los niños son “diagnosticados” desde jóvenes. Esto afirma un artículo en Archives of General Psychiatry, escrito por Joan L. Luby de la Universidad de Medicina de Washington.

Muchos niños son tratados antes de tiempo, antes de que se obtenga un diagnóstico certero, desde que los primeros síntomas aparecen (y sin dar oportunidad a que los síntomas se vayan por su cuenta).

En la controversia de los medicamentos, en lo que todos coinciden es que una vez que se toma la decisión de que el niño consuma pastillas, se tratará de una sentencia de por vida a los medicamentos.

Precisamente por esto es aconsejable no apresurarse a tomar medicamentos, dice Mark Zimmerman, director de un hospital psiquiátrico en Rhode Island.