*

X

Árboles transgénicos: ¿una opción viable ante la devastación natural?

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 10/29/2012

Como una cuestión inherente a la transformación del planeta y el medio ambiente, el protocolo COP-MOP 6 de Cartagena sobre seguridad de la biodiversidad y el COP 11 de la Convención sobre la diversidad biológica plantean la posibilidad de utilizar árboles transgénicos en gran América Latina.

¿Se necesitan árboles transgénicos en Latinoamérica? 

Dejando a un lado este cuestionamiento, muchos países del continente americano ven potencial en esta biotecnología. Según Isis Álvarez, miembro de la Coalición Mundial por los Bosques, los experimentos más conocidos en América Latina están relacionados con varias especies de eucaliptos. Sin embargo, varias compañías ya están trabajando con álamo, pino, acacia y distintos árboles frutales.

Brasil lidera con un 48% de las patentes mundiales en el sector. Detrás se encuentra Estados Unidos con un 53%. Chile también ha sido testigo de un rápido crecimiento en esta materia, tanto en el sector privado como en consorcios de instituciones académicas y empresas dedicadas al mismo giro. México ha estado trabajando durante varios años con este tipo de árboles y Colombia ha expresado su interés en el tema; también lo han hecho Argentina y Uruguay.

En todo el mundo cerca de 21 países han optado por árboles transgénicos, sobre todo China, que prefirió álamos, cuya madera se caracteriza por contener menos cantidad de lignina, la cual ayuda a procesarla con más facilidad y posee mayor resistencia a las plagas.

Álvarez advierte que la falta de información y la falta de marcos regulatorios también han provocado que la industria de los árboles transgénicos tenga consecuencias ambientales y sociales, con poca o nula supervisión de los gobiernos.

Mientras tanto, las ambiciones de las empresas han aumentado de nacionales a internacionales a través de América del Sur y otros mercados de la misma región, considerados con posibilidades de expandirse.

Las asociaciones civiles  han hecho mancuerna para impulsar el uso de esta tecnología para cumplir con las demandas de madera y los productos que se fabrican a partir de ella, asi también apoyando la plantación de biocombustibles.

[Disinfo]

 

Terremoto de 7.7 grados se genera en lugar donde se realizó reciente experimento de geoingeniería

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 10/29/2012

Aunque parece una coincidencia, no deja de ser llamativo que un fuerte terremoto se haya generado en la costa de la isla Haida Gwaii, lugar donde recientemente se realizó un experimento para alterar el clima

El sábado pasado un terremoto de 7.7 grados, con epicentro a unos metros en el mar de la isla de Haida Gwaii en British Columbia, Canadá, generó alarmas de tsunami en diferentes lugares de la costa del Pacífico. Este terremoto tiene la peculiaridad de ubicarse precisamente en el lugar donde en julio se llevó a cabo uno de los más grandes experimentos de geoingeniería, cuando el millonario estadounidense Russ George arrojó 100 toneladas de hierro en su intento de hackear el cambio climático.

La idea de George era generar una erupción de algas que absorbieran dióxido de carbono y luego se sumergieran a la profundida del océano --una técnica que se conoce como "fertilización del océano". 

El proyecto de George ha sido ampliamente criticado e incluso calificado como ilegal. 

La escritora Naomi Klein escribe en el New York Times sobre los alarmantes peligros de la geoingeniería --que podrían alterar profundamente el balance del ecosistema. Klein se pregunta si el hecho de que, por primera vez en los 20 años en los que ha vacacionado en  British Columbia, a 100 km de Haida Gwaii, observó hace unas semanas, después del experimento de George, unas orcas nadando cerca de la playa tenga que ver con este experimento.

Las 100 toneladas que arrojó George en esta zona no deberían, según lo que se conoce científicamente, de generar un terremoto --al menos no se sabe cómo es que esto pordía ser. Sin embargo, hay algo extraño y ominoso en que un terremoto de esta magnitud se haya generado justamente en ese lugar, más allá de que se encuentra en una zona propensa a los terremotos, a tan solo un par de meses de este experimento. Aunque esto parece una coincidencia, un evento con una causa disconexa al experimento de George, quizás de alguna manera ignota es un mensaje sobre los peligros de la geoingeniería.

[Canadian Awareness]