*

X

5 enfermedades que pensabas extintas, están de vuelta

Salud

Por: pijamasurf - 10/03/2012

Si pensabas que estas enfermedades estaban prácticamente desaparecidas, es probable que de nuevo muchas personas las contraigan debido a la resistencia que desarrollan los antibióticos.

Hace 100 años, las probabilidades de que murieras por una enfermedad contagiosa eran altas. Al pasar de los años, estas fueron erradicadas casi en su totalidad, pero debido al excesivo uso de antibióticos en la actualidad, estas enfermedades que pensábamos casi extintas o poco probables de contraer, están de regreso.

 

Gonorrea

¿El sexo oral es responsable de la resistencia de la gonorrea a los medicamentos? ¿En realidad se utiliza preservativo durante una felación? El uso indiscriminado de antibióticos, ligado a la poca responsabilidad para prevenir enfermedades de transmisión sexual, han hecho resistente a la cepa de la gonorrea. Afortunadamente existe una solución que puede frenar este retroceso: el uso del condón. Además de prevenir enfermedades como el VIH, el preservativo te puede ahorrar una buena cantidad de dinero que, en caso de contagio, es necesario desembolsar: consultas médicas y la medicina pueden dejarte en bancarrota.

 

Toxoplasmosis

Si bien esta enfermedad continúa afectando a miles de personas en todo el mundo, su rápida expansión también es producto de la resistencia que los humanos hemos generado al parásito que la provoca, el protozoo Toxoplasma gondii. Usualmente se cree que la principal fuente de contagio de toxoplasmosis son los animales (en especial los gatos), pero se ha comprobado que también consumir verduras y frutas en mal estado y sucias pueden desencadenar la enfermedad.

 

Tuberculosis

Esta enfermedad evoca a los poetas del siglo XIX. Tras su erradicación en gran parte de los países desarrollados, la resistencia a los medicamentos y la globalización ha disparado de nuevo al bacilo de Koch, la bacteria que provoca la también llamada tisis.  Recientemente un hombre se contagió de tuberculosis en la Bahía de Hudson, donde un viajero había llevado la  Mycobacterium tuberculosis.

 

Rabia

Si la adquieres, en realidad son pocas las posibilidades de que sobrevivas. Son pocas las personas que lo han logrado. Aun siendo una enfermedad considerada como “vieja”, la ciencia no se ha empeñado en estudiarla a profundidad, ya que, según la OMS, solo se registran 55 mil muertes al año, lo que no  da pie a que las instituciones investigadoras financien un proyecto para su estudio.

 

Enfermedad de Lyme

Las personas que la han adquirido pueden tener un proceso de ausencia de la memoria, incluso pueden llegar a olvidar su nombre. Se trata de una enfermedad causada por una bacteria llamada Borrelia burgdoferu, transmitida principalmente por garrapatas que han picado a ratas o venados con este virus. Se divide en 3 etapas. En las primeras dos se desarrollan síntomas meramente físicos, pero en la tercera se experimentan problemas del habla y movimiento muscular anormal. 

[Alternet]

¿Por qué te inclinas por cierta música? Ratones en experimento lo demuestran (sobre plasticidad mental)

Salud

Por: pijamasurf - 10/03/2012

Estudio revela cómo es que aprendemos ciertas conductas y la forma en que pueden ser reconfiguradas para beneficios terapéuticos.

La herencia musical que nos legaron nuestros padres está íntimamente ligada a nuestros gustos musicales de la actualidad. Quizá, en su totalidad, la balanza se incline por tal o cual género, pero si analizamos un tracklist que nos haga sentir nostalgia y, al mismo tiempo, cierta renovación espiritual, de algún modo estará conectado con las preferencias de nuestros padres o, inconscientemente, con aquella música que escuchamos constantemente durante nuestra infancia.

Para conocer más a fondo el funcionamiento de este mecanismo mental, la especialista en neurociencia Eun-Jin Yang decidió romper, a través de la música e inhibidores cerebrales, los condicionamientos y barreras mentales para implantar nuevos gustos y nuevas conductas.

Para ello se realizó un estudio, publicado en Procedimientos de la Academia Nacional de las Ciencias de los Estados Unidos de Norteamérica, en el que a un grupo de ratones se le condicionó para que no hallaran lugares aptos para anidar. Se realizaron 2 grupos: uno de ratones jóvenes y otro de ratones adultos. Ambos fueron expuestos durante un tiempo definido a la música de Beethoven y al melodioso Bossa Nova de Antonio Carlos Jobim. Tiempo después de haber estado inmersos en estas armonías, el grupo de ratones jóvenes anidaron en lugares donde la sonoridad estaba presente mientras que los ratones adultos se inclinaron por lugares silenciosos y tranquilos. Para Yang, estos resultados se ajustan a la teoría de que en los primeros años de vida existe un periodo en el que nuestro cerebro es capaz de ajustarse al ambiente musical en el que interactuamos. Después de estas pruebas, los ratones adultos fueron administrados con ácido valproico, reportando, posteriormente, afinidad por la música del compositor brasileño y por la música del genio de Bonn.

Lo anterior demuestra que el córtex visual primario puede adquirir flexibilidad nuevamente gracias a inhibidores de histona desacetilasa, compuestos que impiden que ciertos genes se expresen en conductas específicas. Uno de estos compuestos comúnmente usado para tal fin es el ácido valproico, que figura como un prometedor tratamiento para las personas con Alzheimer.

Los resultados plantean más preguntas sobre el desarrollo cerebral de los mamíferos y suponen un umbral para el estudio de los condicionamientos conductuales. Sin embargo, este no reveló con precisión si el timbre, el ritmo, la frecuencia, la modulación, o la combinación de los mismos, son necesarios para que resulte eficiente en ratones y si todos los elementos de la composición musical funcionan de igual forma en el ser humano.

Al ahondar en el cerebro de los roedores, las áreas que se ven afectadas por los elementos musicales pueden ser identificados e incluso aislados, por lo que pueden ser de gran ayuda en tratamientos psicológicos, ya que al hackear los condicionamientos y la rigidez mental, existe la posibilidad de reabrir la plasticidad cerebral y reconfigurarla con fines terapéuticos.

[Wired]