*

X

¿Por qué a veces sentimos que el tiempo se detiene (sobre todo cuando estamos aburridos)?

Salud

Por: pijamasurf - 09/26/2012

La ilusión del reloj detenido es más común de lo que se piensa, consecuencia de los límites de nuestra percepción y nuestro cerebro.

Muchos hemos tenido esa experiencia de, en un momento de suprema aburrición, voltear a mirar el reloj y ver cómo sus manecillas, por un instante, no avanzan e incluso la percepción nos engaña haciéndonos creer que su segundero va marcha atrás. Parece, nos dice Tom Stafford de la BBC, “como si hubieras sorprendido al reloj en un momento de pereza”.

La sensación, conocida en psicología como “la ilusión del reloj detenido”, no es tan extraña como podría pensarse y, por el contrario, es bastante común y normal.

Recientemente investigadores del University College de Londres recrearon la sensación en un ambiente controlado, un laboratorio en donde pidieron a voluntarios que, vagando la mirada, se encontraran de pronto con un reloj digital situado en las cercanías para tal efecto, para que después dijeran por cuánto tiempo habían mirado este. Para sorpresa de todos, la estimación sistemáticamente superaba el periodo real de observación.

Una de las causas que explican esta diferencia en la percepción es que llevar la mirada de un punto a otro por lo regular es un movimiento tan rápido, tan común, que raya en lo involuntario: cuando los ojos se mueven con velocidad, hay un momento en que la experiencia visual se interrumpe (una prueba sencilla: abre tus brazos en toda su amplitud con los dedos índices extendidos y el resto recogidos, mira uno de estos y a continuación voltea hacia el otro tan rápido como puedas; seguramente experimentarás un instante en que todo se oscurece).

En el caso de las manecillas que parecen burlarse de nuestro tedio, es esta interrupción la que hace creer a nuestra conciencia que el reloj se detuvo. Esta teoría se complementa con un comportamiento ampliamente documentado del cerebro: cuando nos enfrentamos a vacíos de percepción, nuestro cerebro tiende inmediatamente a cubrirlos de alguna forma, así sea con información no necesariamente real o efectiva, propia de ese momento, muchas veces con lo que sucedió inmediatamente después. Esto, además, se acentúa en situaciones en que lo percibido es un movimiento sumamente regular, justo como un reloj (analógico y aun los digitales).

Pero más allá de esta explicación —fascinante en sí misma— fenómenos como este nos muestran que de vez en cuando (e incluso más que eso) es bueno dudar de nosotros mismos, no creer que lo que percibimos es la realidad absoluta y que nuestro cerebro, en toda su perfección, es un asistente falible.

[BBC]

Niños autistas podrían beneficiarse con marihuana

Salud

Por: pijamasurf - 09/26/2012

En las últimas décadas, el autismo se ha convertido en uno de los principales temas de estudio en el campo de las neurociencias. Esta vez la astucia médica ha descubierto que la marihuana podría combatir este padecimiento.

Científicos de la Universidad de California sugieren que el aumento de niveles de los compuestos hallados en la marihuana pueden reducir problemas de conducta típicos en personas con síndrome X frágil, principal detonador del autismo.

Los investigadores dicen que el compuesto 2-AG de la marihuana puede mitigar problemas de ansiedad y aprendizaje en personas con este padecimiento. El 2-AG corresponde a una clase de sustancias químicas en el cerebro llamadas transmisores endocannabinoides. Estas se producen naturalmente y son estructuralmente similares al THC, el agente psicoactivo de la marihuana. Estos químicos ayudan a que la información fluya por el cerebro. Las personas con cromosoma X frágil tienen defectos en el flujo de información a través de las neuronas, lo que se traduce en un deterioro cognitivo, como discapacidad mental y trastornos del habla.

El síndrome X frágil es un padecimiento genético que causa problemas de aprendizaje. Los niños con esta condición tienen características físicas particulares: rostros alargados, pie plano y orejas grandes. El síndrome es causado por la mutación del gen FMR1, que codifica una proteína que ayuda al cerebro a crecer adecuadamente. Un cambio en este gen significa poca producción de esta proteína, que en algunos casos es nula. Dado que los hombres tienen un solo cromosoma X, es más probable que se vean afectados, mientras que las niñas, como tiene un cromosoma X adicional, pueden recompensar el cromosoma defectuoso. 

En el estudio, los investigadores demostraron que mediante la corrección de la proteína 2-AG, algunos problemas asociados al síndrome pueden ser reducidos, así lo mostraron ratones en el experimento. Aquellos que fueron tratados con los compuestos de la marihuana, mostraron mejoría conductual en comparación a aquellos que no fueron tratados con los compuestos. 

Finalmente, los científicos añadieron que el estudio no sugiere una cura, sino reducir los problemas sociales que este padecimiento trae consigo: "Lo que esperamos es aumentar las capacidades sociales de las personas con síndrome X frágil, a fin de pueden convivir y adecuarse a funciones congnitivas normales", dijo Daniele Piomelli, profesor de la Universidad de California, Irvine. 

[Medical Daily]