*

X

Compañías, organizaciones e individuos que financian campañas contra la comunidad gay

Sociedad

Por: pijamasurf - 09/01/2012

El fundador de Domino's Pizza, el heredero de WalMart, la Iglesia de los Santos de los Últimos Días, los Caballeros de Colón, son algunas de las personas y organizaciones que se oponen abiertamente a la unión civil de parejas homosexuales, financiando campañas que retrasen la conquista de derechos de esta comunidad.

La unión civil de parejas homosexuales es un derecho que, en un estado liberal que privilegia la igualdad jurídica de sus ciudadanos, debería aceptarse sin mayor discusión, por supuesto, cuando se da entre dos personas cuyo deseo manifiesto, consciente, voluntario y consentido es justamente ese.

Sin embargo, una equivocada comprensión de los valores morales, religiosos y otros similares, provoca que el asunto se complique innecesariamente y se atasque en una confusa red de argumentos, sofismas y falacias en la que es difícil encontrar una solución no que deje contentos a todos (lo cual es, en la práctica, imposible), sino que, conforme a una visión contemporánea de la democracia, proteja los derechos de las minorías.

Por desgracia, las loables luchas que distintos grupos emprender por conseguir este estado de igualdad, se ve afectada por poderosas organizaciones, empresas e individuos que, apoyados sobre todo en la cuantiosa fortuna monetaria que poseen, buscan frenar las posibles conquistas de la llamada comunidad LGBT.

Asimismo, cabe recalcar que si bien esta información se limita, en cuanto a las cantidades monetarias, a la acción de estos opositores en Estados Unidos, en casi todos los casos su presencia es multinacional, por lo cual, de algún modo, su esfera de influencia no se limita a dicho país.

 

Caballeros de Colón

Sin ser, en rigor, una orden religiosa, los Caballeros de Colón son un grupo de filiación católica fundado a finales del siglo XIX en Estados Unidos, con la misión manifiesta de apoyar la labor misionera de la jerarquía eclesiástica.

Escudados en las labores filantrópicas, la organización donó, tan solo en 2008, casi un millón y medio de dólares para apoyar la “Proposición 8” en California, que buscaba el reconocimiento del matrimonio por parte del Estado solo para una pareja conformada por un hombre y una mujer.

 

Jim Walton

Jim es el menor de los hijos de Sam Walton, el fundador de la cadena de autoservicios agrupados en torno a WalMart, heredero de su fortuna y además CEO del Arvest Bank, que opera en los estados de Oklahoma, Missouri, Arkansas y Kansas.

Hace algunos años, en 2008, Walton donó 75 mil dólares a la campaña iniciada por el Family Council Action Committee para evitar que las parejas homosexuales pudieran adoptar niños.

 

Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Conocida más comúnmente como los “mormones”, esta agrupación religiosa también apoyó la Proposición 8 del estado de California, con recursos tanto económicos como humanos. Financieramente, donando casi 20 millones de dólares a la causa; y, en el otro aspecto, proporcionando 9 de cada 10 voluntarios que acudieron a los hogares de California para convencer a la gente de votar a favor de la propuesta.

 

Thomas S. Monaghan

El fundador de Domino's Pizza, conocido por sus posturas reaccionarias en el medio político estadounidense, financió en 2010 una iniciativa para remover el concepto de “orientación sexual” de una ordenanza local de la ciudad de Michigan contra la discriminación: es decir, si la propuesta de Monaghan prosperaba, en Michigan podría discriminarse por causa de la orientación sexual sin incurrir por ello en una falta sancionable por las autoridades.

 

Target

Esta cadena de almacenes (por ahora solo presente en Estados Unidos, pero con planes de expansión a Canadá, Europa Occidental, Japón, y México) se ha visto envuelta en años recientes en la polémica por su relación con la comunidad homosexual, sobre todo por apoyar a políticos que abiertamente se declaran en contra del llamado matrimonio gay (por ejemplo, el republicano Tom Emmer)

Con todo, la compañía emitió comunicados en que negó este sesgo y, por el contrario, se presentó como un gran patrocinador del Desfile del Orgullo Gay en Minneapolis y presumió su alta puntuación en el índice de equidad de la Human Rights Campaign, que califica las políticas laborales de una empresa enfocadas a la comunidad LGBT.

Con información de The Huffington Post

Los países más corruptos son los que mejores propinas dan

Sociedad

Por: pijamasurf - 09/01/2012

Un estudio reveló que los países más corruptos son más propensos a retribuir al personal de servicio con grandes dádivas, en pos de un mejor servicio en el futuro --en una especie de soborno civilizado.

“Yo no doy propina porque la sociedad dice que tenga que hacerlo. Lo hago cuando realmente alguien la merece. Si ellos se esfuerzan, les daré algo extra. Quiero decir, esto de dar propinas automáticamente es para los tontos”, dijo Mr. Pink en la película Perros de reserva.

De acuerdo a Mr. Pink, la propina es un extra que algún mesero o personal de servicio tiene que ganarse con su buen desempeño. Aunque, en algunas ocasiones, la propina es el medio para garantizar un mejor servicio en el futuro, como un guiño para que se nos recuerde como alguien generoso.

Magnus Torfason, miembro de Harvard Business School, ahondó más en este asunto. Para ello estudió el comportamiento de 32 países respecto a los pagos extras en algún servicio.  Magnus comprobó que en aquellos países donde la corrupción es notoria e imperante, las propinas suelen ser más comunes.

Quizá esto pueda parecer extraño. Sin embargo, el mecanismo de una propina es similar al del soborno. A menudo, las remuneraciones de los mafiosos y políticos suelen ser cuantiosas y recurrentes.

Para comprobar esta hipótesis, el equipo de Torfason se centró en dos países de igual rankeo en el asunto de propinas: India (grandes propinas, mucha corrupción) y Canadá (grandes propinas, poca corrupción).

El estudio reveló que los indios, a diferencia de los canadienses, utilizan la propina como un medio para garantizar un mejor servicio, o algún beneficio, en el futuro, muy similar al funcionamiento del soborno.

“Los estudios reportaron que un mecanismo psicológico podría ser la respuesta  que lleve a entender la relación que existe entre las propinas y la corrupción”, dijeron los investigadores.

Finalmente, la propina, en países corruptos, no es una remuneración por un buen servicio, sino una especie de inversión a futuro que asegure mejores beneficios, cuando en realidad tendría que ser el pago por algo que una persona te está brindando. 

[Bps]