*

X

ADN "basura" podría tener la cura de enfermedades como la diabetes o la artritis

Ciencia

Por: pijamasurf - 09/10/2012

El llamado "ADN basura" o "materia oscura" comienza a revelas sus secretos: una compleja red de interruptores que podría estar ligada a los cambios genéticos que desatan enfermedades como la diabetes, lupus, esclerosis múltiple o la artritis reumatoide.

El llamado “ADN basura” es parte del ADN que no contiene secuencias de proteínas, esto es, partes donde no hay genes que signifiquen instrucciones específicas. Sin embargo, quizá con el tiempo esta denominación deba cambiarse, pues un descubrimiento realizado recientemente sugiere que este tipo de material genético no están inútil como se creía y, por el contrario, cumple importantes funciones en el control de células, órganos y tejidos.

Un equipo de investigadores de las universidades de Harvard, del MIT y otras, agrupados en el Broad Institute, realizaron un mapa preciso de este ADN basura, encontrando un complejo sistema de control de genes que revela “más actividad” de la que esperaban los científicos.

Destaca, por ejemplo, que en estos genes hay “interruptores” que podrían estar ligados a enfermedades que, hasta ahora, se caracterizan por la dificultad de su diagnóstico y en algunos casos de trataminento: esclerosis múltiple, lupus, artritis reumatoide, enfermedad de Crohn, enfermedad celíaca. Estudios anteriores habían demostrado que eran pequeños cambios en secuencias genéticas los que provocaban estos males y, además, que estos cambios se encontraban en la “basura” genética, que a partir de estos descubrimientos comenzó a llamarse “materia oscura”.

Asimismo, estos hallazgos podrían develar la relación entre los cambios genéticos y el cáncer, pues la investigación les mostró que la mayoría de los cientos de cambios ocurridos en células cancerígenas no se encuentran en los genes, sino en esa materia oscura.

Con todo, este es apenas el primer acercamiento, pues la complejidad del sistema es mayúscula, redundante, con interruptores cuyo funcionamiento es todavía incomprensible, a lo cual se aúna la estructura tridimensional del ADN humano, necesaria para encontrar la relación entre estos interruptores y los genes que controlan: cuando se examina tridimensionalmente, ambos aparecen próximos entre sí, lo cual no sucede cuando el ADN se analiza como si se le desenrollara.

Así, el proyecto Encode, que inició en 2003, se propone explorar y clarificar esas zonas del genoma humano que todavía permanecen ignotas y que quizá, cuando se entienda su funcionamiento, podría redundar en nuestro beneficio personal y colectivo.

[NYT]

Microbots pueden penetrar en resquicios inimaginables del cuerpo humano (VIDEO)

Ciencia

Por: pijamasurf - 09/10/2012

Este es el futuro de la medicina colocado en una placa de silicio. Lo que parecen ser paletas de caramelo en una bandeja, en realidad son microbots de 0.5 mm de diámetro.

La rapidez con que la tecnología ha sobrepasado las barreras de lo real, se ha reducido a esto: pequeñísimos robots capaces de insertarse en el cuerpo humano.

Tan pronto como un láser los corta, estos se disponen a llevar su contenido medicinal a nuestro cuerpo. Estos microbots fueron creados por el ingeniero Nelson Bradley y el estudiante Hsi-Tung del Instituto de Robótica y Sistemas inteligentes de ETH, Suiza.

Diseñados para combatir el cáncer y demás enfermedades infecciosas, los robots son capaces de insertarse en lugares impensables, como el torrente sanguíneo, el interior de un ojo o cualquier otro fluido corporal. “Los médicos pueden atacar directamente el cáncer o alguna infección bacteriana y hacer una entrega selectiva del medicamento que traen consigo”, dijo Nelson Bradley. Este método podría ser la cura para distintos tipo de cáncer avanzado. En lugar de atacar al cuerpo con un sinfín de medicamentos, quimioterapia y demás sustancias tóxicas, los microbots suministrarían fármacos justo en la región específica donde radica el mal, reduciendo los efectos secundarios; los científicos también pretenden utilizar este método para realizar microcirugías.

El movimiento es accionado por un campo electromagnético generado desde el exterior. Si el campo está activado, los robots se magnetizan y se atraen entre sí. Si el campo está desactivado, inmediatamente pierden su atracción y un resorte que los empuja y mueve. Esto sucede 2 mil veces por segundo a una velocidad de 13 mm/s. Los microbots en forma de disco solo pueden desplazarse en superficies planas y líquidos de dos dimensiones. 

Para conocer más tecnologías inimaginables, quizá disparatadas, pero que pueden transformar el mundo radicalmente, sigue este enlace

[Wired]