*

X

ADN "basura" podría tener la cura de enfermedades como la diabetes o la artritis

Ciencia

Por: pijamasurf - 09/10/2012

El llamado "ADN basura" o "materia oscura" comienza a revelas sus secretos: una compleja red de interruptores que podría estar ligada a los cambios genéticos que desatan enfermedades como la diabetes, lupus, esclerosis múltiple o la artritis reumatoide.

El llamado “ADN basura” es parte del ADN que no contiene secuencias de proteínas, esto es, partes donde no hay genes que signifiquen instrucciones específicas. Sin embargo, quizá con el tiempo esta denominación deba cambiarse, pues un descubrimiento realizado recientemente sugiere que este tipo de material genético no están inútil como se creía y, por el contrario, cumple importantes funciones en el control de células, órganos y tejidos.

Un equipo de investigadores de las universidades de Harvard, del MIT y otras, agrupados en el Broad Institute, realizaron un mapa preciso de este ADN basura, encontrando un complejo sistema de control de genes que revela “más actividad” de la que esperaban los científicos.

Destaca, por ejemplo, que en estos genes hay “interruptores” que podrían estar ligados a enfermedades que, hasta ahora, se caracterizan por la dificultad de su diagnóstico y en algunos casos de trataminento: esclerosis múltiple, lupus, artritis reumatoide, enfermedad de Crohn, enfermedad celíaca. Estudios anteriores habían demostrado que eran pequeños cambios en secuencias genéticas los que provocaban estos males y, además, que estos cambios se encontraban en la “basura” genética, que a partir de estos descubrimientos comenzó a llamarse “materia oscura”.

Asimismo, estos hallazgos podrían develar la relación entre los cambios genéticos y el cáncer, pues la investigación les mostró que la mayoría de los cientos de cambios ocurridos en células cancerígenas no se encuentran en los genes, sino en esa materia oscura.

Con todo, este es apenas el primer acercamiento, pues la complejidad del sistema es mayúscula, redundante, con interruptores cuyo funcionamiento es todavía incomprensible, a lo cual se aúna la estructura tridimensional del ADN humano, necesaria para encontrar la relación entre estos interruptores y los genes que controlan: cuando se examina tridimensionalmente, ambos aparecen próximos entre sí, lo cual no sucede cuando el ADN se analiza como si se le desenrollara.

Así, el proyecto Encode, que inició en 2003, se propone explorar y clarificar esas zonas del genoma humano que todavía permanecen ignotas y que quizá, cuando se entienda su funcionamiento, podría redundar en nuestro beneficio personal y colectivo.

[NYT]

El orden dentro del caos: propuesta revolucionaria encuentra un patrón lógico entre los números primos

Ciencia

Por: pijamasurf - 09/10/2012

Propuesta que algunos consideran ya el planteamiento matemático más revolucionario del siglo XXI, el japonés Shinichi Mochizuki encuentra una relación insospechada entre los números primos, un orden dentro de su caos, que afecta directamente la llamada "conjetura abc".

Interpretación gráfica de los números primos (que se muestran más oscuros que los otros)

La “conjetura abc” es uno de los planteamientos más fundamentales de las matemáticas, específicamente de la teoría de números. Formulada en la década los 80 por Joseph Oesterlé y David Masser (cada uno por separado), la conjetura considera una ecuación simple de tres números enteros: a+b=c, en la cual dichos números no tienen ningún divisor común salvo 1. Así, por ejemplo, 1+2=3 o 81+64=145, satisfacen la conjetura, pero no 2+2=4. Por sus condiciones mismas, la conjetura abc está relacionada estrechamente con la noción de números primos, aquellos que solo pueden dividirse entre sí mismos y la unidad.

Entre otras implicaciones, de la conjetura se deriva que hay números primeros que dividen a o b muchas veces, por lo cual su presencia tiene que “compensarse” por números primos mayores que dividen c solo pocas veces. 3 divide 81 cuatro veces, 2 divide 64 seis veces, pero si 29 veces 5 da 145, esto significa que los primos 5 y 29 dividen el 145 solo una vez.

Ahora bien, la idea general es que con un conjunto infinito como lo es el de números enteros, este patrón se extiende infinitamente. Sin embargo, Shinichi Mochizuki, matemático japonés de la Universidad de Kioto, recién publicó un extenso estudio alusivo, que le tomó cuatro años completar, en el que propone una solución radicalmente distinta de la conjetura, en la cual existiría una razón lógica para este patrón (una especie de orden dentro del caos que, usualmente se piensa, es propio de los números primos).

Por ahora la comunidad matemática reconoce que pasarán varios años antes de que la propuesta de Mochizuki puedas ser comprendida a cabalidad, pues se trata de un estudio sumamente “extenso y técnico”.

“En este momento, probablemente él es el único que lo conoce todo”, declaró al respecto Dorian Goldfeld, matemático de la Universidad de Columbia en Nueva York.

Con información de Big Think, Nature y The NYT