*

Transhumanismo VS Integridad Humana

Ciencia

Por: Benjamin Malik - 08/08/2012

Entre el transhumanismo y la inmortalidad, ¿hay espacio para la integridad humana? El concepto de "lo humano" tal y como lo entendemos actualmente, ¿desaparecerá en un futuro próximo cuando por medios técnicos y avatares robotizados se alcance la inmortalidad?

"Y la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; Mas sabe Dios que el día que comáis de él, vuestros ojos serán abiertos, y seréis como dioses, conocedores del bien y del mal. "

-Génesis 3:4-5

 El ser humano ha soñado durante mucho tiempo con la idea de la inmortalidad. Históricamente, los líderes de las dinastías han ofrecido abundantes premios a las personas que se acerquen a la revelación de los secretos de la vida eterna en la Tierra con el objetivo de poder preservar su capacidad de gobernar para toda la eternidad. 

Un prominente científico ruso dice que ese logro será posible cerca del año2045 através de un concepto profundamente estudiado y difundido por los investigadores Steve Quayle y Deyo Stan. El proceso implica la generación de avatars humanos holográficos totalmente funcionales y la transportación de la "conciencia" humana a un cerebro artificial. Si bien el proceso general de "inmortalidad" está diseñado para ser completado para el año 2045, los científicos indican que el acto de trasplantar un cerebro humano en un cuerpo artificial, será viable en tan sólo siete años. 

Hace unos días se publicó aquí en Pijama Surf una nota que explicaba el método de financiamiento que está elaborando Dmitry Itskov, el científico detrás de la idea,   quién en su website también describe el proceso previsto para la finalización de los avatares de cuerpo holográfico: 

Con la divulgación abierta del programa “2045”, éste esfuerzo le pone cara a los intentos de los transhumanistas subyacentes a utilizar la genética, la robótica, la inteligencia artificial y la nanotecnología para crear un grado avanzado de "seres humanos" con capacidades ilimitadas y una vida útil mucho más larga que la del hombre común. 

El Trans-humanismo (H +), es un movimiento con la ambición de intentar rebasar la posición del hombre natural, y en última instancia, reemplazarlo con un ser total y superior llamado "H +". Ésta nueva categoría de individuo también será el instrumento que brinde lo que los científicos consideran una progresión inevitable de la evolución humana. 

Aunque la idea del transhumanismo y la creación de los avatars holográficos puede resultar en teoría muy atractiva, hay graves consecuencias e implicaciones éticas con su desarrollo. 

Siendo defensores de la salud natural y teniendo la creencia de que el cuerpo humano tiene su propio diseño intrincado, un intento de convertirse en avatars sintéticos podría en potencia, borrar todos los aspectos de la humanidad que definen nuestro carácter. 

Esta tecnología y su desarrollo también podría ahondar en reinos de la realidad que aún ningún científico ha tenido la capacidad de concebir desde un estándar de comprensión natural y un punto de vista humano. Los físicos teóricos han comenzado a admitir que nuestro universo es una sombra de una realidad más amplia, y el hombre natural apenas puede lograr entender ésta mínima realidad con sus propios recursos. Nos guste o no, éste universo es mucho más complejo de lo que podemos observar. 

A pesar de esto, existen parámetros que definen la experiencia humana, incluyendo las tres dimensiones, los sentidos, las emociones, la voluntad, la conciencia, la moral, el sentido de responsabilidad y finalmentela muerte. Unintento de renunciar a todos estos aspectos de la humanidad, independientemente de cualquiera de los supuestos beneficios, es algo tan alucinante e inclusive tan pretensioso, que se presta para ser material de un guión de ciencia ficción, y sin embargo hay personas que intentan hacer de esto una realidad.

Este proyecto en particular está siendo promovido sin fines de lucro, y se ha estructurado pidiendo ayuda financiera de muchas élites de alto perfil, prometiéndoles acceso ilimitado a la tecnología en desarrollo. Entregar la supuesta inmortalidad a un grupo hegemónico para continuar su dominio por toda la «eternidad» es, literalmente, una jugada del playbook de un villano de cómics. 

Si ésta tecnología (u otras similares) logran tener éxito, su concepto y sus implicaciones podrían ser una amenaza a la humanidad, y eventualmente la reemplazaría con algo que puede ser demasiado absurdo y destructivo, e inclusive algo tan abstracto que sea imposible llegar a considerarse como una realidad. 

Por otro lado existen futuristas y tecno-optimistas, como Ray Kurzweil que explica como la humanidad llegará a aceptar entidades no biológicas como conciencia para dar paso a la singularidad tecnológica (la evolución de la superinteligencia humana a través de medios tecnológicos) y como aprenderemos a integrar éstas tecnologías como parte de nuestra existencia, de la misma manera que nuestros ancestros lograron utilizar el fuego como una herramienta que puede ser usada para el bien como para el mal, pero que finalmente fue un catalizador de la evolución humana. 

Aunque nos parezca lejano, irreal o disparatado poner sobre la mesa a éste tipo de disyuntivas existenciales, es importante intentar entender los escenarios consecuentes de la aceleración exponencial de los desarrollos científicos que se llevan acabo en éste momento.

Twitter del autor: Benjamin Malik/@BienMal_

Conecta con Pijamasurf