*

X

¿Puedes enamorar a alguien en 45 minutos?

Salud

Por: pijamasurf - 08/22/2012

Al momento de tener cualquier tipo de contacto con una persona, una serie de mecanismos mentales y físicos se activan para trabajar en pro o en contra de la empatía. En realidad, ¿qué permite que se establezca una profunda conexión entre dos o más personas?

El Dr. Arthur Aron, de la Universidad Stony Brook, en Nueva York, ha emprendido un nuevo proyecto llamado Laboratorio de Relaciones Interpersonales, en el que la materia prima de trabajo es el amor apasionado, el amor no correspondido, la atracción romántica, la excitación, la lujuria y todo lo que atañe a las relaciones humanas desde puntos de vista sentimentales.

En 1997, Aron y sus colegas publicaron un artículo en  Personality and Social Psychology Bulletin acerca de las nuevas generaciones y la capacidad de éstas para relacionarse íntimamente. Los psicólogos trataban de comprobar su hipótesis de que el ser humano es capaz de crear lazos íntimos en poco tiempo, incluso en menos de 60 minutos. Para ello llevaron a cabo un ejercicio en el que un grupo de voluntarios se dividió en 2 partes iguales; posteriormente, se les proporcionó una lista de 36 preguntas acerca de la vida y sus expectativas que tendrían que responder en pareja.

Los resultados mostraron que las parejas habían sentido gran empatía por su compañero sin importar su condición social ni su aspecto físico en sólo 45 minutos, tiempo en el algunas parejas respondieron las 36 preguntas. Algunas de ellas fueron: 

- Teniendo en cuenta la elección de cualquier persona en el mundo, ¿a quién escogerías para   cenar?

 

- ¿Te gustaría ser famoso? ¿En qué sentido?

 

- Antes de realizar una llamada telefónica, ¿alguna vez ensayas lo que vas a decir? ¿Por qué?

 

- ¿Qué consistiría un "perfecto" día para ti?

 

- ¿Cuándo fue la última vez que cantaste para ti mismo y para alguien más?

 

- ¿Tienes idea de cómo vas a morir?

 

- Nombra tres cosas que usted y su pareja parecen tener en común.

 

Años después, el ejercicio volvió a realizarse con personas dedicadas a los negocios. Aunque los resultados fueron ligeramente distintos, los participantes sintieron cómo, mientras respondían las preguntas, el nivel de conexión con su compañero aumentaba, sin importar que uno fuese un ejecutivo de alto nivel y el otro fuese un de bajo rango.

En la actualidad, algunas parejas del primer ejercicio establecieron relaciones sentimentales que, hasta el día de hoy, han perdurado exitosamente, por lo que habrá que volver a contactar a las parejas del segundo ejercicio para saber en qué concluyeron.

El estudio sugiere que para crear una conexión real con una persona, es necesario influir en sus sentimientos y emociones, a fin de que las sensaciones provocadas por una experiencia compartida queden escritas en el subconsciente de ambas personas.

[Wired]

Internet está transformando la manera en que buscamos información en nuestro cerebro

Salud

Por: pijamasurf - 08/22/2012

Daniel Wegner, psicólogo de la Universidad de Harvard, llevó a cabo un experimento para explorar la manera en que buscamos información en nuestro cerebro cuando tenemos que responder una pregunta, sugiriendo transformaciones que, por nuestro uso cotidiano de Internet, están ocurriendo en nuestra mente.

Recientemente, Daniel Wegner, psicólogo de la Universidad de Harvard, condujo una serie de experimentos en que exploró el impacto que Internet ha tenido en el funcionamiento de nuestro cerebro, particularmente en los mecanismos que ponemos en marcha cuando respondemos a una pregunta y, por ende, buscamos información que conocemos previamente y que en cierto modo tenemos almacenada.

La prueba consistió en pedir a un grupo de voluntarios que respondieran una serie de preguntas, algunas sencillas y otras complicadas, utilizando un sistema en el que determinados colores indicaban si para contestar la persona había pensando antes en recurrir a la Red.

“Después de la tanda de preguntas difíciles, efectivamente parece que tenemos computadoras en nuestra mente: muchos se volvieron especialmente lentos para nombrar los colores de palabras relacionadas con computadoras. Cuando nos enfrentamos a preguntas difíciles, no buscamos en nuestra mente: lo primero que pensamos es en Internet”.

La importancia de esta evidencia es, entre otras cosas, que demuestra un cambio notable en las prácticas con las que por mucho tiempo el ser humano, al menos en Occidente, se ha relacionado con el conocimiento generado tanto individual como colectivamente. Por Internet, por ejemplo, la vieja idea del erudito, del memorioso, del que tiene siempre al alcance por recursos propios el dato que contesta a la pregunta y completa la información.

También podría hablarse, con cierta actitud conservadora y quizá hasta un tanto moralina, de cierta pereza intelectual provocada por nuestro uso cotidiano de Internet.

Sin embargo, el experimento de Wegner también sugiere cierta expansión de nuestra mente como quizá no se había dado desde hacia mucho tiempo.

Cuando estamos conectados —nos explica Orion Jones en el sitio Big Think— estamos vincualdos esencialmente a una vasta mente colmenar, conocida en psicología como sistema de memoria transactiva, que nos permite acceder al conocimiento colectivo de cualquiera y de todos. Algunos temen que nuestra tendencia de volvernos una sociedad súper-conectada, súper-informada, nos dejará como individuos tontos e indefensos sin un dispositivo móvil pero, como usualmente sucede, es probable que los Luddites sean dejados atrás.

Jones hace referencia a un grupo de obreros ingleses que, a inicios del siglo XIX, destruían las máquinas como medida de protesta, sin que por ello consiguieran retrasar la marcha de la Revolución Industrial.

(Ilustración de Daniel Bejar)

[Big Think]