*

X

Mujer padece rara enfermedad en la que le crecen uñas en vez de vello en la piel (FOTOS)

Salud

Por: pijamasurf - 08/15/2012

Después de haber gastado miles de dólares tratando de hallar la cura a su extraña enfermedad, Shanyna Isom lucha día a día por sobrellevar su vida "normalmente".

El mundo médico quedó desconcertado tras conocer la condición de Shanyna Isom, una mujer de 28 años que en el 2009 sufrió una reacción alérgica provocada por un tratamiento para el asma, a partir de entonces todo empeoró: su cuerpo sustituyó el vello cutáneo por algo similar a las uñas. Desafortunadamente, los médicos no saben cómo ayudarla ni de dónde proviene su enfermedad.

El costo tratamiento ha deja en bancarrota a su familia, que ha gastado cerca de  200 mil dólares en medicamentos y consultas.

Shanyna Isom vive en Memphis y fue en su primer año de universidad que esta pesadilla comenzó. A partir de entonces, su piel poco a poco comenzó a cubrirse de una especie de uñas, de pequeñas piezas orgánicas rígidas. Los médicos le han realizado decenas de estudios sin aún encontrar una respuesta que los lleve a la cura.

Debido a su mala situación económica, una fundación ha sido creada para recibir apoyo en su lucha contra este misterioso y peculiar padecimiento. 

 

[Daily Mail]

La depresión y el estrés crónico se comen el cerebro

Por: pijamasurf - 08/15/2012

Científicos de Yale encuentran que la depresión y el estrés crónico generan consecuencias profundas en el cerebro, provocando una pérdida de volumen y tamaño en este órgano.

La depresión y el estrés crónico causan un impacto negativo mucho más profundo en el cuerpo humano de lo que se creía hasta ahora, pues de acuerdo con una investigación reciente, ambos males pueden provocar que el cerebro pierda volumen, condición que a su vez genera consecuencias en el estado emocional y las capacidades cognitivas del individuo.

De acuerdo con los investigadores de Yale que realizaron el estudio, esto se debe a un “switch” genético que reprime la expresión de varios genes necesarios para la formación de conexiones sinápticas entre las neuronas, provocando una reducción de masa cerebral en el córtex prefrontal.

Ronald Duman, autor principal del estudio, aseguró que “los circuitos que normalmente están involucrados en las emociones, así como en la cognición, se encuentran interrumpidos cuando este solo factor de transcripción [el  GATA1] está activado”.

Para descubrir esto, el equipo analizó tejido de pacientes con depresión diagnosticada, así como de otros sin este padecimiento, encontrando diferentes patrones en la actividad genética descrita.

Según Duman, posteriores estudios sobre este mismo factor ayudarán a que en el futuro pueden conocerse a las personas que podrían tener mayor riesgo de depresión o sensibilidad al estrés.

[Yale News]