*

X

El semen posee una proteína que promueve la ovulación y mejora el estado de ánimo de las mujeres

Salud

Por: pijamasurf - 08/30/2012

El semen no solo es el transporte para los espermatozoides, también es un precursor de la ovulación femenina.

Hace varios años, un estudio de la Universidad de Albany reveló la relación existente entre el estado de ánimo de las mujeres y sus prácticas sexuales. Los resultados fueron sorprendentes: aquellas que  regularmente tuvieron sexo oral  sin protección, resultaron más felices en comparación a las que lo practicaron con preservativo.

Los autores del estudio sugirieron que el semen puede modificar el estado de ánimo. Después de todo, contiene estrona, oxcitocina, cortisol, serotonina y melatonina, químicos estrechamente ligados a la felicidad, lo que hace suponer que el semen puede tener propiedades antidepresivas.

Sin embargo, un nuevo estudio liderado por Gregg Adams descubrió nuevas propiedades en el semen: una proteína llamada Factor de Inducción de la Ovulación (OIF, por sus siglas en inglés) que envía señales al cerebro  para liberar hormonas femeninas. Estas hormonas luego configuran el cuerpo para ovular, sin importar la etapa del periodo en que la mujer se encuentre. La sorpresa para Adams fue que había observado este fenómeno en camellos y, ahora, en seres humanos.

Gregg y sus colegas han demostrado que esta proteína ayuda a estimular la ovulación en mamíferos como koalas, conejos, gatos y, por supuesto, el ser humano; esto implica que la proteína también podría determinar la fertilidad e infertilidad en las mujeres. Así que además de ser conductor de espermatozoides, el líquido seminal también promueve la ovulación a través de un mecanismo que hasta hace poco la ciencia desconocía.

 [Big think]

Inspirada por otros casos exitosos, una mujer de 53 años recibió en su vientre el óvulo fecundado de su hija para desarrollarlo y al final parir a su propia nieta, esto porque la madre biológica sufrió una histerectomía que le impide procrear.

En Estados Unidos se dio un suceso de procreación sumamente sui generis: una abuela parió a su propio nieto. No se trata, sin embargo, de una especie de relación incestuosa, sino, por el contrario, de una obra que bien podría considerarse de como de caridad.

En efecto: Cindy Reutzel, de 53 años, tuvo en su vientre a una niña que nació el pasado 5 de septiembre porque su madre biológica, de 29, sufrió hace un par de años una histerectomía como consecuencia del cáncer cérvico-uterino que desarrolló. Por esta situación, Emily pensó que ya jamás podría tener un hijo.

Su madre, si embargo, al saber que ya han ocurrido casos exitosos en que mujeres de más de 40 años pueden recibir un óvulo fecundado in-vitro y procrearlo, propuso a su hija “llevar el bebé por ella”.

Luego de platicarlo seriamente y de someterse a un tratamiento previo de hormonas para preparar su cuerpo, la mujer recibió el óvulo fecundado con el esperma del esposo de su hija y luego de 9 meses dio a luz, sin complicaciones, a una niña que padres llamaron Elle Cynthia.

[io9]