*

X

El semen posee una proteína que promueve la ovulación y mejora el estado de ánimo de las mujeres

Salud

Por: pijamasurf - 08/30/2012

El semen no solo es el transporte para los espermatozoides, también es un precursor de la ovulación femenina.

Hace varios años, un estudio de la Universidad de Albany reveló la relación existente entre el estado de ánimo de las mujeres y sus prácticas sexuales. Los resultados fueron sorprendentes: aquellas que  regularmente tuvieron sexo oral  sin protección, resultaron más felices en comparación a las que lo practicaron con preservativo.

Los autores del estudio sugirieron que el semen puede modificar el estado de ánimo. Después de todo, contiene estrona, oxcitocina, cortisol, serotonina y melatonina, químicos estrechamente ligados a la felicidad, lo que hace suponer que el semen puede tener propiedades antidepresivas.

Sin embargo, un nuevo estudio liderado por Gregg Adams descubrió nuevas propiedades en el semen: una proteína llamada Factor de Inducción de la Ovulación (OIF, por sus siglas en inglés) que envía señales al cerebro  para liberar hormonas femeninas. Estas hormonas luego configuran el cuerpo para ovular, sin importar la etapa del periodo en que la mujer se encuentre. La sorpresa para Adams fue que había observado este fenómeno en camellos y, ahora, en seres humanos.

Gregg y sus colegas han demostrado que esta proteína ayuda a estimular la ovulación en mamíferos como koalas, conejos, gatos y, por supuesto, el ser humano; esto implica que la proteína también podría determinar la fertilidad e infertilidad en las mujeres. Así que además de ser conductor de espermatozoides, el líquido seminal también promueve la ovulación a través de un mecanismo que hasta hace poco la ciencia desconocía.

 [Big think]

Científicos de Harvard crean ciber-tejido: mitad humano mitad máquina

Ciencia

Por: pijamasurf - 08/30/2012

Bioingenieros en Harvard desarrollan tejido que, con una red de nanocables y transistores, puede interactuar satisfactoriamente con el tejido natural, sugiriendo nuevas posibilidades en que el ser humano estará conectado con las máquinas.

La simbiosis entre el humano y la máquina, ambición y temor al mismo tiempo, condición que podría generar beneficios pero también perjudicar a nuestra especie y que además supone algunos dilemas morales y éticos, ha avanzando un nuevo paso ahora que científicos de la Universidad de Harvard dieron a conocer un tejido cyborg que es mitad humano y mitad máquina, y el cual puede tomar la forma de neuronas, células de corazón, musculares y vasos sanguíneos.

Los bioingenieros lograron tejer una red de nanocables y transistores en un medio de colágeno natural para crear estructuras nanoeléctricas (nanoES) que interactúan satisfactoriamente con las células normales.

Inicialmente el trabajo se realizó con tejido de ratas, pero también fue exitosa una prueba en la que se desarrolló un vaso sanguíneo humano de 1.5 centímetros. Asimismo, dicha red de nanoES se utilizó para colectar información celular (el ritmo cardiaco en este caso) y, según Charles Lieber, responsable de la investigación, la siguiente etapa será “conectar el tejido y comunicarlo de la misma manera que un sistema biológico lo hace”.

Asimismo, con este desarrollo será posible no solo monitorear en tiempo real, y con ayuda de un dispositivo bastante asequible como una computadora personal o un smartphone, el estado de las células en tu cuerpo, sino también, por ejemplo, si en cierto momento necesitas un golpe de adrenalina, ordenarlo directamente desde tu teléfono a tu sistema nervioso simpático, o recibir un aviso que resultaría vital, si tu corazón tiene algún tipo de problema. La nanotecnología también podría usarse para remover coágulos o tumores o para desarrollar tejidos en los que puedan experimentarse sin dañar a otros seres vivos.

En la imagen, las células cardíacas con el electrodo nanoeléctrico resaltado.

[Extremetech]