*

X

¿Necesitas acurrucarte con alguien? Agencia en Nueva York ofrece este servicio por 60 dólares la hora

Buena Vida

Por: pijamasurf - 07/17/2012

Jackie Samuels, estudiante en Nueva York, funda The Snuggery, un establecimiento en que por 60 dólares la hora cualquiera puede acurrucarse con ella sin fines sexuales.

El contacto físico, amistoso, entre dos personas, ha sido una de las pérdidas que según algunos se han experimentado debido al desarrollo de la industrialización y la tecnología. Con un modelo económico que privilegia la división y la individualización, el egoísmo incluso, y desarrollos tecnológicos basados en lo instantáneo y lo remoto, no es extraño que la cercanía efectiva con otras personas sea una de las primeras cosas en sacrificarse.

Como respuesta a esto, una mujer en Nueva York, estudiante de posgrado, decidió establecer una agencia que ofrece el servicio de "acurrucamiento" sin fines sexuales por 60 dólares la hora. Sus clientes acuden y, pagando esta suma, obtienen el derecho de recogerse junto a ella y conseguir un poco de calor corporal y acaso también de consuelo emocional.

Jackie Samuels, la fundadora de The Snuggery (algo que podría traducirse como "La Acurruquería" o, literalmente, "El Cuarto Cómodo"), decidió emprender este negocio porque "cree en el poder curativo del tacto", con lo cual pretende además revertir una tendencia de la cultura estadounidense (y, se dice, en general de los países boreales y más desarrollados económicamente) en la que el contacto físico es poco usual en la vida diaria. "Es tiempo para un cambio", asegura Samuels en el sitio de The Snuggery.

[Disinfo]

La presencia de un teléfono móvil puede condicionar la calidad de tus relaciones personales

Buena Vida

Por: pijamasurf - 07/17/2012

Lejos de las consecuencias ya conocidas que traen los teléfonos móviles a nuestra vida, investigadores continúan hallando nuevas áreas donde el uso de estos artefactos afecta al entorno del usuario.

Resulta evidente que la tecnología ha mejorado la comunicación entre los seres humanos, pero este fenómeno no solo es benéfico para una sociedad cada vez más alejada de su esencia natural. En otras áreas sociales, el constante uso de teléfonos móviles afecta las relaciones interpersonales de la mayoría de los usuarios de estos aparatos. Así lo comprobó un estudio realizado por la Universidad de Essex que, sorprendentemente, demostró los daños que los teléfonos causan aun estando apagados.

Andrew K. Przbylski y Netta Weinstein, los encargados de realizar la investigación, colocaron en cabinas privadas (con un teléfono móvil a la vista) a las parejas participantes con el fin de que conversaran, durante 10 minutos y de manera moderada, sobre un evento que haya ocurrido en sus vidas en los últimos meses.

Aquellas parejas que discutieron en presencia de teléfonos celulares reportaron que su relación no era de gran calidad ni muy cercana.

Tras los resultados, Przbylski y Weinstein decidieron continuar con la investigación para saber en qué contextos la presencia de un móvil es determinante. Esta vez a cada pareja le fue asignado un tema menos trascendente y más banal o uno significativo para discutirlo con su pareja. Después de 10 minutos de discusión, los participantes respondieron un cuestionario que reflejó, dependiendo del tema, positiva o negativamente. En el caso de un tema significativo, las respuestas estuvieron entintadas con pensamientos negativos sobre la relación, mientras que en los temas menos relevantes, la relación fue descrita como buena y empática.

En consecuencia, discutir con alguien, sobre un tema significativo, en presencia de un celular, puede ser una condición para que, posteriormente, la convivencia con esa persona no sea la mejor. 

[Scientific American]