*

X
La estrategia en Twitter del gobierno sueco es activo tributo a la transparencia.

Los países escandinavos hoy son pioneros en transparencia.

Wikileaks, como sabemos, es un proyecto sueco. Sus servidores están alojados en dicho país porque sus leyes son las que mejor protegen el almacenamiento de datos con información tan sensible como los logs de la guerra de Irak que un soldado estadounidense, Bradley Manning, hizo públicos a modo de denuncia hace dos años.

Islandia, por su parte, se está convirtiendo en un "paraíso de transparencia" gracias a la aprobación unánime de leyes que protegen a quienes se arriesgan a hacer pública información confidencial de gobiernos y empresas. Algo que como vemos no está ocurriendo en países como Inglaterra.

En el reciente festival de creatividad de Cannes Lions se le dio el máximo galardón -el Grand Prix- a un caso inusual y no publicitario. Fue la estrategia en Twitter de Suecia como país, un caso simple y experimental llamado los "Curadores de Suecia".

 

La idea del proyecto es revolucionaria y solo es posible en un país que defiende tan fervientemente la transparencia de la comunicación.

El punto de partida fue simple: el canal oficial de Suecia en Twitter, @sweden, en vez de publicar contenido editado, como se hace habitualmente, y con un moderador propio, decidió darle la voz a la gente y permitir que los ciudadanos tweteen en nombre de su país.

Cada ciudadano, sin importar su conocimiento, visión política o capacidad, administra durante una semana el perfil oficial y publica lo que se le antoja. Una forma original de mostrar la heterogeneidad y riqueza de visiones que puede tener un país.

Durante la conferencia de prensa donde se anunciaron los ganadores en el festival de Cannes, un periodista noruego criticó el proyecto argumentando que la persona a cargo del perfil oficial de Suecia la semana anterior había publicado comentarios racistas. El jurado respondió que en un proyecto de comunicación transparente, la comunidad sueca muestra que tiene la madurez suficiente para responder a cualquier comentario ofensivo que venga de su propia comunidad, aceptando la pluralidad de opiniones de sus propios habitantes.

Fue un claro mensaje a la industria de la comunicación actual, tanto a gobiernos como a anunciantes: hoy en día es importante no pretender controlar el mensaje en forma unívoca y dejar que la gente tome la palabra para hablar en nombre de su país o de los proyectos o marcas que los representan.

¿Están preparados los gobiernos del mundo -y las marcas publicitarias, por qué no- para seguir ese ejemplo?

Twitter del autor: @emilianorn

El apabullante negocio de las prisiones en Estados Unidos (FOTOS)

Sociedad

Por: pijamasurf - 07/18/2012

Lejos de ser una vía para regenerar a los delincuentes, las prisiones representan una infinita posibilidad de enriquecimiento a través de la detención de miles de inmigrantes anualmente.

Las políticas actuales de los Estados Unidos en temas de migración son las más rapaces de todos los tiempos. Al año, son detenidos cerca 400 mil inmigrantes de todas las nacionalidades. No sólo se trata de salvaguardar la seguridad nacional ni de establecer la paz social, estas medidas van más allá de eso: un boyante y fructífero negocio.

Después una década de expansión, las empresas dedicadas a dar servicios de cárceles a los Estados unidos esperan ampliar aún más su red con el creciente número de detenciones que suceden anualmente.

En 2011, casi la mitad de todos los reclusos del país habitaban en prisiones que fueron construidas por alguna de las 3 empresas que tienen la concesión por parte del gobierno: Corrections Corporation of America (CCA), The Geo Group y Management and Training Corp.

Los tres gigantes del servicio penitenciario se deslindan de que exista una relación económica con las autoridades. Ellos simplemente se encargan de hacer su trabajo sin importar el número de personas que sean detenidas; los grupos defensores en pro de los inmigrantes se muestran escépticos ante tales declaraciones.

La mayoría de las personas detenidas en los 250 penales de todo el país, son ilegales en espera de un proceso penal que termine en deportación.

Pedro Guzmán, un inmigrante de ascendencia guatemalteca, estuvo dos veces recluido en prisiones del grupo CCA. Primero en Gainesville, Georgia; y la segunda vez en Atlanta. “Es un negocio multimillonario. Estas empresas están ganando de todas las personas que están encerradas ahí”.

El presidente Barack Obama ha pedido menos detenciones y más impulso para buscar alternativas para la gente detenida, incluso ordenó que se detuvieran las deportaciones de los inmigrantes jóvenes. Sin embargo, el Congreso puede seguir aprobando más detenciones a pesar de la intervención del Departamento de Servicios Humanos (DHS por sus siglas en inglés).

Hace una década, más de 3 mil 300 inmigrantes fueron enviados a prisiones privadas, en virtud de un contrato firmado por 10 años entre la Oficina Federal de Prisiones y CCA. Hasta ahora, el organismo federal continúa pagando cerca de % mil millones de dólares a CCA por la manutención de los inmigrantes que habitan en las prisiones.

California es el estado que cuenta con más reclusos: 161 mil. En esta entidad de los Estados Unidos, el crecimiento poblacional en las cárceles se ha disparado exponencialmente.

Josh Begley, un estudiante graduado de la Universidad de Nueva York, afirma irónicamente que es impensable un paisaje californiano sin prisiones. 

Como una muestra del inminente crecimiento de este negocio, Prision Count realizó un ensayo fotográfico que atestigua las dimensiones de este fenómeno en el estado de California. 

Con información de Huffington Post y Fast Co Design