*

X

Entre la nostalgia y la modernidad de Kilamba: la nueva ciudad fantasma en África (VIDEO)

Sociedad

Por: pijamasurf - 07/04/2012

Como si se tratase de un broma de mal gusto, en Angola, en la ciudad de Kilamba, se ofrecen apartamentos por precios muy elevados en zonas semivacías donde escasea la comida y la gente.

Algunos experimentos sociales resultan novedosos para la población mundial; otros, simplemente, un desastre. Éste es el caso de Kilamba, una ciudad fantasma localizada a 30 kilómetros de Luanda, la capital angoleña construida por una empresa china llamada China International Trust and Investment Corporation.

Kilamba es una ciudad de 5 mil hectáreas de extensión total que se considera uno de los proyectos más ambiciosos en el continente africano. Sin embargo, todo resultó ser un engaño que terminó en una ciudad semivacía con toques nostálgicos llenos de tristeza. Los precios elevados de las bienes resultan inalcanzables para la población africana de la zona que, generalmente, subsiste con $2 dólares al día.

La publicidad de Kilamba es un timo: en ella se muestra a gente feliz, a familias conviviendo sanamente en un entorno pacífico y confortable, pero la realidad es diametralmente opuesta a estas escenas. Los supuestos habitantes son sólo actores.

Las postales de Kilamba se repiten por toda la ciudad: miles de apartamentos vacíos, algún auto que circula esporádicamente, los vacíos y enormes caminos de asfalto, el hormigón pálido en el que se refleja la soledad de la ciudad. Así es Kilamba.

Sólo existe un lugar para comprar comida, un pequeño supermercado que, debido a la lejanía del lugar, esta desabastecido constantemente. 

La infancia, paradójicamente, al menos para Sebastiao Antonio, un joven de 17 que asiste a la única escuela de Kilamba, asegura que es el lugar ideal para jugar futbol y baloncesto, ya que, a comparación de Luanda, es mucho más tranquila y menos violenta. Aunque asegura que jamás se mudaría a Kilamba por la falta de empleo que impera en la ciudad fantasma. 

Lo mismo sucede con Jack Francisco, quien recientemente comenzó a trabajar barriendo las calles de la ciudad, pero que, debido a los altos costos de manutención, le es imposible vivir en ella. Aun así, asegura que es un lugar seguro y tranquilo.

Un piso en Kilamba oscila entre los 120 mil y 200 mil dólares. Un precio imposible para la mayor parte de los habitantes de Angola. Pero quizá éste no sea el principal problema, lo es el difícil acceso a un crédito hipotecario. 

Un fenómeno que sucede en Dubái, sucede aquí. El contraste entre la población es notablemente marcado. Por una parte están los ricos que pueden costear el estilo de vida Kilambés, mientras el otro sector poblacional sólo trae unos centavos en la bolsa.

Así es Angola, así es Kilamba, así es el contraste social en esta región africana que bien podría ser escenario de un video juego como Silent hill o Resident Evil.

[BBC]

Se vive mejor al lado de un gay, revela nuevo estudio

Sociedad

Por: pijamasurf - 07/04/2012

La antigua creencia de que la comunidad gay era la representación de la decadencia, se ha desvanecido por completo. Un nuevo estudio demostró lo contrario, al comprobar que la calidad de vida que rodea a esta comunidad es superior a muchas otras que son consideradas como "normales".

La comunidad gay se caracteriza por su inclinación hacia la exquisitez, la extravagancia, la calidad de vida, entre otros temas que le resultan fundamentales para el bienestar. Estas exigencias terminan por permear en sus círculos más cercanos.

Un nuevo estudio publicado por la Harvard Business Review confirmó lo que muchos agentes de bienes raíces ya sabían o sospechaban: las zonas por las que los homosexuales tienen preferencia para establecerse, incrementan el valor comercial de las viviendas de la zona y sus alrededores.

La adición de una pareja homosexual por cada mil hogares se asocia con un aumento del 1% en los barrios donde los residentes tienden a ser liberales, mientras que en los barrios donde el conservadurismo aún perdura, la llegada de una pareja del mismo sexo se asocia a una caída del 1% en el valor del inmueble o del alquiler. La llegada de una pareja gay a alguna zona habitacional se traduce en plusvalía, mayor limpieza y cuidado de los hogares e incluso más respeto por las reglas de convivencia general. 

La homofobia, entre otros síntomas sociales, orilla a la comunidad gay a abandonar lugares donde la tendencia es conservadora. Prejucios, comentarios desagradables, entre otras acciones discriminatorias, son el principales motivos por los que los gays deciden emigrar a otras zonas o estados, capitales o países. 

[The Atlantic]