*

X
La inmortalizada muerte de Evelyn McHale, una joven de 23 años que se arrojó desde el Empire State Building, es un testamento poético.

En ocasiones la muerte alcanza una belleza difícil de superar. Se convierte en un sueño. Este es el caso de Evelyn McHale, quien se arrojó del piso 86 del Empire State Building, impactando en una limusina de la Naciones Unidas. Como un angel que se hiciera un lecho metálico para fijar su mente en una luminosa eternidad, Evelyn mantiene una pureza inmarcesible, acomodándose en la hendidura del auto como quien hace una almidonada fractura en el tiempo-espacio.

A los 23 años, en May Day (primero de mayo de 1947, el día de la diosa pagana de la fertilidad Beltane)  Evelyn decidió saltar del edificio más icónico de Nueva York en ese entonces. Empujada por el desamor, decidió resolver "el único problema filosófico serio: el suicidio". En su precipitación ontológica, sin embargo, pasó a la posteridad estética, en esta foto de Robert Wiles y en un grabado de Andy Warhol.

Otro de los suicidos más hermosos, es el de la modelo rusa Ruslana Korshonova, quien también se arrojó de un edificio en Nueva York, cuando su carrera iba en ascenso. Pero el desamor, esa fiebre de la juventud, o acaso la acción opresiva de la mafia rusa, la llevaron a una temprana muerte: el asfalto es besado por ángeles.

 

Todos quieren a William Burroughs: fotos con Kurt Cobain, Madonna, Bowie, Basquiat

Arte

Por: pijamasurf - 07/21/2012

El halo misterioso que irradiaba William Burroughs fue un imán para atraer a personalidades que hicieron del arte y la cultura su modo de vida, desde el endiosado Mick Jagger hasta el controvertido Andy Warhol.

William Burroughs, uno de los íconos de la generación Beat, además de haber legado una nutrida y no tan extensa obra literaria, ofreció un panorama distinto de las formas narrativas que en el siglo XX dominaban, quizá sus pensamientos filosóficos florecieron, o se vieron trastocados, gracias a la amistad que mantuvo con distintas y notables personalidades del mundo artístico e intelectual, desde Francis Bacon hasta el mítico David Bowie.

Las siguientes imágenes contextualizan la vida del autor de El almuerzo al desnudo, y dan pie a que podamos interpretar su pensamiento, su propuesta y sus obsesiones, porque, finalmente, una personalidad artística se forja del entorno que la rodea.  Este hombre extrañamente original fue querido por todo tipo de personalidades, quienes querían compartir su sabiduría y conocer de primera mano al mito viviente. Como dijera Patti Smith "es otro tipo de Biblia", un hombre sagrado de todo lo que no es sagrado.  Porque en la conciencia de Burroughs todo estaba permitido. 

 

Jimmy Page y Burroughs 

 

Keith Haring, Burroughs y John Giorno

 

Francis Bacon y Burroughs

 

Burroughs, John Giorno y Hüsker Dü

 

Bowie y Burroughs

 

Kurt Cobain y Burroughs

 

Kurt Cobain y Burroughs

 

Burroughs y Brion Gysin  

 

Debbie Harry y Burroughs

 

Al Jourgensen, Burroughs y Jim Rose

 

Genesis Breyer P-Orridge y Burroughs

 

Burroughs y Madonna

 

Allen Ginsberg y Burroughs

 

Mick Jagger, Burroughs y Warhol

 

Sting, Burroughs y Andy Summers

 

Burroughs y Tom Waits

 

Burroughs y Joe Strummer   

 

Kim Gordon, Michael Stipe y Burroughs

 

Burroughs, Basquiat y Debbie Harry

 

Burroughs y Kerouac

Imágenes tomada de Dangerous minds