*

X
La inmortalizada muerte de Evelyn McHale, una joven de 23 años que se arrojó desde el Empire State Building, es un testamento poético.

En ocasiones la muerte alcanza una belleza difícil de superar. Se convierte en un sueño. Este es el caso de Evelyn McHale, quien se arrojó del piso 86 del Empire State Building, impactando en una limusina de la Naciones Unidas. Como un angel que se hiciera un lecho metálico para fijar su mente en una luminosa eternidad, Evelyn mantiene una pureza inmarcesible, acomodándose en la hendidura del auto como quien hace una almidonada fractura en el tiempo-espacio.

A los 23 años, en May Day (primero de mayo de 1947, el día de la diosa pagana de la fertilidad Beltane)  Evelyn decidió saltar del edificio más icónico de Nueva York en ese entonces. Empujada por el desamor, decidió resolver "el único problema filosófico serio: el suicidio". En su precipitación ontológica, sin embargo, pasó a la posteridad estética, en esta foto de Robert Wiles y en un grabado de Andy Warhol.

Otro de los suicidos más hermosos, es el de la modelo rusa Ruslana Korshonova, quien también se arrojó de un edificio en Nueva York, cuando su carrera iba en ascenso. Pero el desamor, esa fiebre de la juventud, o acaso la acción opresiva de la mafia rusa, la llevaron a una temprana muerte: el asfalto es besado por ángeles.

 

Premios Faena: la oportunidad de pertenecer al proyecto de arte contemporáneo más ambicioso de América Latina

Arte

Por: pijamasurf - 07/21/2012

Los Premios Faena, que reconocerán hasta con 75 mil dólares al artista premiado, se presentan como una oportunidad inmejorable para pertenecer a uno de los proyectos de apoyo al arte contemporáneo más ambiciosos de América Latina.

Una de las formas en que el artista gana reconocimiento por su obra en un mundo que parece privilegiar la mecanización, el pragmatismo, la producción indiscriminada, se encuentra en los premios que otorgan organizaciones e instituciones de prestigio y que de alguna manera destacan así la labor de una persona o un colectivo.

En este sentido, los Premios Faena se presentan como una oportunidad única para hacerse de un lugar en la escena artística contemporánea, formando parte de uno de los proyectos más ambiciosos y completos de apoyo a las artes surgidos en las últimas décadas en América Latina.

Inscritos en el marco del Faena Arts Center —inaugurado en septiembre de 2011 con la instalación O bicho Suspenso na Paisajem del brasileño Ernesto Neto— estos reconocimientos buscan “promover la experimentación artística, incentivar el cruce de expresiones disciplinarias y explorar todas las combinaciones posibles de arte, tecnología y diseño desdibujando los límites entre ellos”.

En su edición 2012, el Premio Faena es abierto a artistas o colectivos de artistas de todo el mundo que podrán participar con proyectos de instalación, escultóricos, pictóricos, tecnológicos, sonoros o sus diferentes combinaciones.

Coordinado por Ximena Caminos (Directora Ejecutiva de Faena Arts Center), el jurado compuesto por Carlos Basualdo (curador del Museo de Arte de Philadelphia), Caroline Burgeois (curadora de la Fundación Artis/François Pinault) e Inés Katzenstein (directora del Departamento de Arte de la Universidad Torcuato Di Tella), seleccionará el proyecto ganador, que recibirá un premio de 25 mil dólares para el artista y un monto máximo de 50 mil dólares destinados a financiar la producción del proyecto site specific que será exhibido en Faena Arts Center a mediados de 2013. Además, se otorgarán dos menciones especiales que recibirán un premio de 500 dólares cada una. La recepción de propuestas finaliza el próximo 1 de noviembre.

Se trata, en suma, de un esfuerzo al que vale la pena dar seguimiento tanto por su intención de consolidar a los artistas contemporáneos, como por la apertura de nuevos espacios en que el arte se acerca a nuestra vida cotidiana.

Para más información, te sugerimos seguir este enlace y visitar el sitio de los Premios Faena.