*

X
El maestro Tino Contreras se ha encargado de inducir al jazz en una exploración por insólitos senderos que incluyen la música prehispánica, los ritmos seculares, y la honestidad psicodélica.

maestro tino contreras jazz de mexico

A lo largo de la historia han existido personas cuya genialidad, por diversas circunstancias, pasa desapercibida o al menos no recibe el reconocimiento que aparentemente merecería. Tal es el caso del maestro Tino Contreras virtuoso compositor y jazzista mexicano, creador de un apasionante subgénero musical, y quien a lo largo de cinco décadas ha deleitado a miles de personas con su innovador talento. Curiosamente, y a pesar de se un músico de culto en otros países, en México es poco conocido –razón por la cual algunos lo han etiquetado como 'el secreto mejor guardado de este país'. 

Comprometido con la enseñanza y la transmisión del conocimiento a los jóvenes, el maestro Contreras halló una fórmula única para fusionar sus raíces culturales con la música, dinámica en la cual el jazz juega el papel de exquisito catalizador. El resultado es una hebra jazzera de corte sacro-psciodélico (como una ostia remojada en LSD), con rasgos de cumbia 'orquestal', que difícilmente dejará de sorprender incluso a los más ávidos melómanos.  

Pero, siendo un genuino psiconauta del ritmo, su exploración no se limita a entretejer cantos religiosos que se recitan tradicionalmente en iglesias de México, o a jugar con los rincones más radicales del avant garde jazz, sino que se aventura a retomar nociones musicales de lugares tan diversos como India, Turquía, y Egipto. De este experimento resulta una deleitante propuesta musical guiada por la surrealista genialidad de este personaje (como un chamán peinando el sendero más honesto de la naturaleza rítmica, la euforia armonizada).

Excelso baterista, Don Tino ha producido 44 albums a lo largo de su carrera, obras que incluyen destellos de música popular mexicana, misticismo de la India, instrumentos prehispánicos, ritmos árabes, e hipnóticas liturgias, con referencias tan variadas como la mitología griega, hasta la lucha libre, o piezas que tributan al sitarista indio Ravi Shankar y al dios azteca, Quetzalcóatl. Apenas hace unos meses, en 2011, salió a la venta 'El Jazz Mexicano de Tino Contreras', producido por la discografica británica especializada en este género, Jazzman Records.  

En fin, supongo que al hablar de las bondades musicales de una persona puede resultar un poco paradójico (parece que lo mejor es ser breve y dejar que hable por él su propia obra). Así que solo me resta invitarlos a saborear algunas de las lúcidas composiciones de su innegable maestría. Honor a quien honor merece.

Twitter del autor: @ParadoxeParadis

 

 

 

Sitio oficial: tinocontreras.com

Te podría interesar:

El espacio exterior está dentro de un estudio: haciendo nebulosas con lámparas

Por: pijamasurf - 06/28/2012

La obra del fotógrafo suizo Fabian Oefner crea texturas que evocan paisajes cósmicos con elementos que usamos en la vida cotidiana, nos invita a un espacio ilusorio en el que los cuerpos celestes nadan entre nosotros

El artista suizo Fabian Oefner va creando con su trabajo metáforas visuales de un cosmos que cabe en unos pocos centímetros. Lo que el mismo llama "el espacio exterior dentro del estudio" sirve como una reflexión colorida de un principio místico de la naturaleza: que es posible ver lo que está a millones de años luz de distancia reflejado  aquí con una estimulante fidelidad. Es una respuesta lúdica a la forma en la que el mundo se construye en la mente: como el niño que podría confundir la luna con una lámpara, o las estrellas con granos de arena.

En su trabajo Nebulae hace justamente eso, dibuja digitalment paisajes astrales en el espejo inferior de unas lámparas de fibra de vidrio. Estas explosiones astronómicas son obtenidas al enfocarse en las puntas luminosas de estas lámparas, tan populares en la década de los noventa. Oefner mueve las lámaparas en na habitación oscura para crear filamentos de luz. Luego crea compuestos empalmando varias de estas imágenes para simular el espacio exterior atestado de cuerpos celestes, particularmente las nebulosas, fábricas de estrellas de inusitada belleza. En realidad su trabajo es un libre juego de hacer fractales inexactos.

 Oefner remarca: "lo que me gusta de este proyecto es cómo puedes crear un espacio ilusionista con medios tan simples, familiares a cualquiera". Esto es, encontrando el ángulo adecuado y el instrumento de percepción es fácil de ver una galaxia en un objeto cotidiano.

"Para mí, la fotografía es una herramienta analítica, muchas veces es la única forma posible de hacer visible mis experimentos, ya que la mayoría son microscópicos o de corta duración... Con la fotografía es posible magnificar estructuras pequeñas o congelar un momento que dura sólo un parpadeo", dice Oefner.

El talento de este fotógrafo para hacer de una cosa un cosmos, queda también patente en su proyecto Millefiori, en el que colocó ferrfluidos con acuarelas en un campo magnético. El resultado es una solución viscosa similar a un aceie de motor donde nadan soles iridiscentes, que a la vez evocan tejidos celulares.

[Sitio de Fabian Oefner]