*

X

Investigación revela que los bancos occidentales se llevan la mayor parte del negocio de la cocaína

Política

Por: pijamasurf - 06/03/2012

Investigadores muestran que casi la totalidad del negocio del narcotráfico es cosechada en los países que consumen las drogas; lo cual sugiere que los grandes bancos de países occidentales operan una gigantesca red de lavado de dinero

La investigación más extensa hasta la fecha ha confirmado la intuición popular de que el negocio de la droga recae fundamentalmente en los países que consumen sustancias como la cocaína, más que en los países que las producen. ¿Por qué nunca o casi nunca se detienen capos en Estados Unidos? ¿Acaso los narcotraficantes mexicanos y colombianos dominan a sus anchas uno de los negocios más jugosos del planeta? La repuesta parece ser que los capos de países consumidores como Estados Unidos son los bancos que lavan el dinero y las autoridades que permiten que florezca el narcotráfico.

El diario británico The Guardian reporta sobre el estudio Anti-Drugs Policies In Colombia: Successes, Failures And Wrong Turns, realizado por Alejandro Gaviria y Daniel Mejía, al parecer el más completo hasta la fecha en lo que se refiere al análisis de los mecanismo financieros que operan en el tráfico de drogas, específicamente la cocaína colombiana.

El estudio revela que sólo el 2.6% del valor que genera la cocaína producida en Colombia permanece en ese país, mientras que el restante 97.4% es capitalizado por sindicatos criminales y bancos que lavan el dinero en países consumidores de primer mundo. Esta minúscula derrama económica contrasta con la gran cantidad de violencia que se genera en los países donde se produce la droga -- y donde se centra la guerra contra la droga.  Gaviria, uno de los autores, hace una provocadora analogía: "que pensarían los estadounidenses si los índices de homicidios se dispararan  en Seattle porque el consumo y el negocio de la cocaína  estuviera migrado a Canadá". Se calcula que la cocaína colombiana es un negocio de 300 mil millones de dólares al año, de los cuales sólo 7.8 mil millones se quedan en  Colombia.

"Si los países como Colombia se beneficiaran económicamente del tráfico de drogas, habría un cierto sentido en todo esto. Sin embargo, hemos pagado el precio de las ganancias de otros --Colombia recientemente, y ahora México", recalcó Gaviria.

Daniel Mejía añade que existe una gran diferencia entre la regulación en los bancos colombianos y los bancos en países como Estados Unidos, donde no se investiga el lavado de dinero con el mismo escrutinio. "Todo el sistema operado por las autoridades en las naciones consumidoras está basado en ir detrás del pequeño productor, el más débil en la cadena y nunca detrás del gran negocio y de los sistemas financieros donde están las grandes cantidades de dinero... Es tabú perseguir a los grandes bancos. Es suicidio político en este clima económico porque las cantidades de dinero reciclado son tan altas".

Hace dos años se inició una investigación al banco Wachovia (ahora Wells Fargo) por lavar 380 millones de dólares del narco mexicano. El banco admitió haber transferido 110 millones de dólares de México a Estados Unidos y no monitorear 380 millone de dólares. Dos años después el banco ha sido  absuelto y nadie ha ido a la cárcel. Esta es la imperante impunidad de estas instituciones que son "demasiado grandes para caer".

[The Guardian]

Camila Vallejo, líder del movimiento estudiantil chileno, se suma al movimiento #YoSoy132 (VIDEO)

Política

Por: pijamasurf - 06/03/2012

La polémica, inteligente y hasta sexy líder rebelde de los estudiantes chilenos manifiesta su apoyo al incipiente movimiento estudiantil mexicano; en diez días Camila Vallejo estará visitando México

Un video que aún o ha sido recogido por los medios masivos de comunicación muestra a Camila Vallejo, una de las figuras más importantes del movimiento estudiantil chileno que estalló en el 2011, manifestando su apoyo al incipiente movimiento estudiantil mexicano #YoSoy132.  Aunque desde lo anecdótico por ahora, resulta alentador que Camila Vallejo, quien ha participado en un movimiento ya consolidado que surgió orgánicamente de las universidades chilenas, se sume simbólicamente a este movimiento estudiantil mexicano que aún está en aras de consolidarse y que, aunque prometedor, debe organizarse y mantenerse fiel a sus nobles principios:  la exigencia de rendición de cuentas, la participación de la juventud, el deseo vehemente de renovación, la sensata rebeldía ante los viejos vicios de la política nacional. Camila Vallejo es en este sentido un buen ejemplo, especialmente entendiendo que en el juego político en el que inevitablemente se mueve #YoSoy132 se necesita de la utilización de la fuerza mediática y del poder de la imagen.

Camila Vallejo estará, coincidentemente, en México este 15 de junio para participar en el encuentro “Las Universidades Públicas en América Latina, que se realizará en la UAM. Será interesante escuchar los comentarios de Camila en torno a la que ha sido llamada, aún más como deseo que como realidad, "la primavera mexicana". 

Hace algunos meses escribimos en Pijama Surf un controversial artículo sobre la figura de Camila Vallejo, un poco, debemos confesar,  bajo el fresco encantamiento de su belleza física e intelectual y sus prometedoras albricias. Vallejo se catapultó como presidenta de la Federación de Estudiantes Universidad de Chile (actualmente es vicepresidente)  para dictar la agenda política de ese país y poner en serios aprietos al gobierno, exigiendo educación gratuita y eliminar la concepción usurera que rige a la eduación en su país. El diario británico The Guardian, también víctima de esa excitación inicia,l escribió: “Desde los días del Subcomandante Marcos de los Zapatistas no ha habido un líder rebelde que haya fascinado tanto a América Latina. Esta vez no hay pasamontañas, no hay pipa ni pistola, solo un anillo de plata en la nariz”. La singularidad de Camila es materia de una novela, una guapa joven comunista que toma la plaza con gran elocuencia y levanta a cientos de miles jóvenes. Es una figura polémica; su misma belleza parece jugar a favor y en contra: la gente la escucha hipnotizada y luego busca sus sexy pics en Google o la descalifica políticamente como un producto de la imagen y hasta como alguien que ha traicionado al mismo movimiento. Más allá de la polarización, no hay duda que Camila Vallejo, como persona pública es fascinante: electriza una escena que carece generalmente de estética y vigor.