*

X

El vino tinto tiene beneficios idénticos a los del ejercicio físico, descubre investigador

Salud

Por: pijamasurf - 06/25/2012

Jason Dyck y otros colegas de la Universidad Alberta de Canadá, descubren que el vino tinto, las nueces y algunas frutas contienen el compuesto natural resveratrol, que mejora las funciones cardiacas, musculares y óseas tal y como sucede con el ejercicio.

A los múltiples beneficios del vino tinto, que desde hace ya varios años se ha considerado una de las bebidas más saludables que existen cuando se consume con moderación y constancia, viene ahora a sumarse el descubierto por Jason Dyck y otros investigadores de la Universidad de Alberta, en Canadá, quienes encontraron que uno de los componentes naturales de este derivado de la uva mejora las funciones cardiacas, musculares y óseas, además del desempeño físico, de la misma manera que "intensos entrenamientos de resistencia", según palabras del propio Dyck .

Lo anterior se debe al resveratrol, un antioxidante que manifestó dichos efectos entre roedores de laboratorio, aunque ya se planea experimentar con personas diabéticas que padezcan también insuficiencia cardiaca. De cumplirse sus pronósticos, los investigadores confían en que el resveratrol permitirá que las funciones cardiacas de estos pacientes mejoren como si se ejercitaran vigorosamente (a lo cual están impedidos por sus condiciones de salud).

El resveratrol, que se encuentra también en las nueces y algunas frutas (la uva entre estas),  se considera también un anticancerígeno eficaz.

[RT]

Cartografía de la pereza: ¿cuáles son los países más sedentarios del mundo?

Salud

Por: pijamasurf - 06/25/2012

El sedentarismo, uno de los males más comunes de nuestra época, se encuentra en relación directa con otras circunstancias como la edad, el género y aun las condiciones económicas y de industrialización de cada país.

El sedentarismo es uno de los males más comunes y por lo mismo más combatidos de nuestra época, una consecuencia negativa del progreso y la modernización de la vida práctica que paulatinamente nos ha fijado a un estilo de vida caracterizado por la inactividad, reduciendo, paradójicamente, nuestra esperanza de vida.

Recientemente un grupo multinacional de investigadores publicó en la prestigiosa revista The Lancet un estudio en que clasifica a los países según el grado de actividad promedio de sus habitantes, tomando en cuenta además otras condiciones como el género y la edad. Por último cabe mencionar que el mínimo de actividad física recomendable es de 30 minutos de ejercicio moderado al día.

Estos datos fueron a su vez vaciados a un mapa que facilita la visualización de las estadísticas y permite una lectura general de las mismas. Destaca, de entrada, que la inactividad parece encontrarse en relación directa con el ingreso promedio que perciben los habitantes de un país, aunque también con aspectos culturales que, como en los países árabes, impiden a las mujeres desarrollar una vida como la que se lleva en Occidente (al menos en lo que se refiere a actividades de cuidado personal y entretenimiento).

Por otro lado, países mucho menos industrializados como Benin, Bangladesh, Mozambique y Mongolia sorprenden por el alto grado de actividad de su población masculina, con más del 90% de los hombres realizando la actividad física mínima.

[The Atlantic]