*

X
En una ejemplar medida, el Estado uruguayo planea legalizar la venta de marihuana e implementar un registro para consumidores a los cual proveerá de esta sustancia cuya calidad estará certificada

En lo que parece ser la medida más prudente y celebrable que haya surgido en torno a las drogas en Latinoamérica en los últimos años, Uruguay legalizará la venta de marihuana y generará redes de distribución estatales. El gobierno de José Mujica impulsará 16 medidas con el fin de combatir la inseguridad  bajo la premisa "guerra a la pasta base", con las que busca dar un duro golpe al narcotráfico y blanquear el mercado de estupefacientes.

Actualmente el consumo y la posesión para uso personal de marihuana no están penalizados en Uruguay. El Estado habilitará locales para vender marihuana en los que se registrará a los consumidores para regular las conductas adictivas; la venta no será libre y  estará prohibida para los menores de 18 años. La calidad de la marihuana será certificada por el Estado y se establecerá un máximo de cigarrillos por consumidor; aquellos que se excedan deberán someterse a tratamientos de rehabilitación.

El presidente Mujica hizo un sondeo entre legisladores de su bancada -el oficialista Frente Amplio-, los que coincidieron en que el proyecto tendrá un rápido tratamiento parlamentario para convertirse en ley.

No hay duda de que se trata, de llevarse a cabo (como todo parece indicar), de una inteligente medida política por parte del Estado uruguayo, señal de no estar coludido con las mafias que controlan este negocio en gran parte de los países del mundo. Aunque Uruguay no es uno de los lugares en los que mayor tráfico de drogas existe, en comparación con otros países de Sudamérica, y los intereses de países como Estados Unidos tienen menos injerencia, de cualquier forma podría servir como un excelente ejemplo a seguir. Celebramos el atrevimiento del ejemplar presidente Mujica, quien anteriormente fue noticia mundial al conocerse que dona el 90% de su salario a fondos de ayuda social.

Más información en El País

 

Anonymous difunde existencia de "TrapWire", un sofisticado sistema secreto que espía a los ciudadanos

Política

Por: pijamasurf - 06/20/2012

Anonymous difunde información sobre un sistema de supervigilancia implementado en Estados Unidos que analiza datos grabados por cámaras de seguridad en todas las grandes ciudades de ese país para detectar patrones de comportamiento sospechosos

Uno de los cambios de estrategia de Anonymous tiene que ver con difundir más la información filtrada ya existente que pesquisar nueva información comprometedora. Esto ha dado ciertos resultados. Su análisis de los e-mails filtrados de la compañía global de seguridad Stratfor revela detalles de un sofisticado sistema de vigilancia implementado en Estados Unidos por la compañía Abraxas, llamado TrapWire.

Cada instante, datos levantados por cámaras de vigilancia en todas las ciudades de Estados Unidos son grabados, encriptados e instantáneamente enviados a una base de datos, en un lugar confidencial, para ser analizados junto con otra información de inteligencia.  TrapWire coteja datos dentro de una vasta red de información recopilada por organismos de inteligencia para "identificar patrones de comportamiento que son indicativos de planeación pre-ataque", dice  un comunicado de prensa. Este sistema es "más preciso que la tecnología de reconocimiento facial". Básicamente corre un poderoso software que analiza las grabaciones de millones de ciudadanos para localizar comportamientos sospechosos y determina vínculos entre individuos, vehículo u organizaciones.  La idea es anticiparse al terrorismo, pero en este sistema todos los ciudadanos son terroristas potenciales, que están siendo vigilados. Y lo perturbador es que la definición de terrorista es bastante laxa y arbitraria y el gobierno se reserva la potestad de definirte como tal.

La compañía que desarrollo este programa, Abraxas (deidad  gnóstica que conjunta la dualidad), cuenta con una lista de empleados de que se lee como un anuario de graduación de la CIA y el Pentágono, en un claro vínculo entre la esfera corporativa y la esfera gubernamental. 

Esta semana WikiLeaks ha estado recibiendo un constante ataque D-Dos a su sitio supuestamente de una organización llamada Anti-Leaks, pero se cree que Stratfor podría estar detrás de este grupo fantasma de hackers antihackers.  Tal vez se está llevando a cabo ya una guerra cibernética entre corporaciones, gobierno y los organismos de transparencia y hacktivismo que se interponen en su agenda de control global.