*

X

Arte punzante: explosivas esculturas hechas con lápices (FOTOS)

Por: pijamasurf - 04/21/2012

Punzante geometría multicolor: la diseñadora Jennifer Maestre crea espectaculares estructuras utilizando exclusivamente lápices de colores.

esculturas hechas con lapices de colores

Generalmente resulta interesante el observar la des-contextualización de un elemento cotidiano para ser situado o en un entorno que la praxis no le ha originalmente asignado, pero cuando de arte se trata, este ejercicio generalmente termina en una propuesta que en el mejor de los casos puede considerarse como una coquetería creativa. Sin embargo, de vez en cuando, alguna de estas iniciativas suele destacar por la paciencia o la destreza implícitas en las obras que de ella resultan.

Time-consuming: Up to 1,000 pencils are used to create the works

Y tal parece ser el caso de las esculturas que crea la diseñadora originaria de Massachusetts, Jennifer Maestre, uniendo miles de lápices de colores. La técnica que utiliza esta mujer es francamente artesanal. Entre los preparativos se incluyen el separar los lápices por paletas de colores y sacar punta a cada uno de ellos –una sola pieza puede llevarse más de un millar. Posteriormente, tras haber trazado el modelo al que dará vida, Maestre rebana los lápices de distintos tamaños y los perfora. Finalmente va cociendo uno por uno, uniéndolos con hilo a partir de una estructura circular.

El resultado son punzantes pulsos multicolores que, unidos a través de formas geométricas, terminan por animar quiméricos seres que rinden tributo a la paciencia y el orden mental de su creadora.   

Pencils: Jennifer makes sure that each is pencil is used in its entirety cutting bits off to use elsewhere in her models

 

Sharp eye for detail: These sculptures are now selling for up to £5,000

 

Painstaking: Some of her models can take up to two months to create

 

What a draw: Using nothing but pencils American sculptor Jennifer Maestre has put together these incredible creations

El buzo sudafricano Andre Hartman descubrió un punto en la anatomía de los tiburones que, de tocarlo, los induce a un estado de trance placentero.

Los tiburones blancos son unos de los depredadores más temidos del planeta, sin embargo, para Andre Hartman son amigables y hasta mansos animales marinos, a los cuales puede controlar con el toque (cuasi mágico) de su mano.

Andre, un experimentado buzo sudafricano, descubrió que los tiburones podían ser domados y llevados a un estado de trance con sólo tocarles el hocico después de que en una ocasión fuera atacado por uno de ellos, solo para descubrir que tocar una zona cercana a su temible mandibula los colocaba en un estado hipnótico

Hacerle un masaje o un cosquilleo a un tiburón llega a inducirlo al trance, ya que su hocico es una zona extraordinariamente sensible, llena de terminaciones nerviosas, y al tocarla se produce una inundación de estímulos que lo embelesa. Como si el tiburón tuviera expuesto una especie de extático punto G o clitoris en la parte superior de su boca.

"El tiburón parece entrar a un estado placentero, pero confuso, en el que busca la fuente del estímulo como si estuviera soñando. Así que no hay detonador para que ataque algo", dice Hartman, sobre su fascinante técnica de hipnosis, que convierte a los tiburones en inofenisvos pececillos flotando en un sueño submarino.

Al parecer los tiburones llegan a entrar a un estado conocido como "inmovilidad tónica", algo que les ocurre a veces cuando están aparéandose o, solo en algunos casos, cuando nadan de forma invertida. Este estado de parálisis dura unos quince minutos.

Llevar a animales a un estado de trance no es tan fuera de lo común, como podemos observar en este video de la BBC, en el que  diferentes aves y hasta un cocodrilo son hipnotizados.

[Daily Mail]