*

X

Estación Espacial Internacional destilará whiskey para conocer qué efecto tiene la gravedad cero

Ciencia

Por: pijamasurf - 04/11/2012

La Estación Espacial Internacional cuenta ya con su propia destilería, con la cual se investigará el efecto de la gravedad cero en moléculas complejas conocidas como terpenos, presentes en bebidas alcohólicas como el whiskey, alimentos y perfumes.

Entre las muchas investigaciones que se pueden realizar a bordo de la Estación Espacial Internacional, sin duda una de las más curiosas que actualmente se llevan a cabo es la de los efectos que tienen las condiciones fuera de la atmósfera terrestre en los procesos de destilación del alcohol.

Para tranquilidad de muchos vale la pena aclarar que este valioso estudio no está auspiciado por fondos públicos, sino por una firma privada de whiskey, la Ardbeg Distillery con que produce esta emblemática bebida escocesa desde 1798.

La Ardbeg buscó la manera de hacer llegar a la Estación Espacial los componentes básicos del whiskey, entre estos malta tierna y partículas de carbonizadas de madera de roble. El objetivo es verificar de qué manera estas moléculas complejas (conocidas colectivamente como terpenos) interactúan en condiciones de gravedad cero.

Experimentos anteriores ya han comprobado que en estas condiciones los terpenos efectivamente reaccionan de modo tal que modifican el sabor de un licor mejorándolo. Pero esta sería una especie de prueba última a bordo del que es hasta ahora el único punto estable de contacto humano fuera de la Tierra.

Se espera que los resultados tengan aplicaciones prácticas en la industria de los alimentos, las bebidas e incluso la perfumería.

¿Un whiskey con background cósmico? ¿Por qué no?

[io9]

 

Científicos desarrollan ADN sintético que puede transmitir información generada por sí mismo

Ciencia

Por: pijamasurf - 04/11/2012

Científicos desarrollan un modelo sintético de ADN, el AXN, que es capaz de almacenar y copiar información genética, además de traducir y transmitir nueva información creada por sí mismo; el AXN podría ayudar a desmitificar los orígenes de la vida en la Tierra.

Desde su descubrimiento, el ADN es uno de los enigmas más sorprendentes de la formación de la vida en la Tierra, una estructura en su mayor parte incomprensible que da sentido hasta al más mínimo detalle y expresión que mantiene a todos los seres vivos en este mundo.

Y si bien en años recientes los estudios genéticos han revelado varios secretos sobre este código, persisten aún muchos enigmas sobre su funcionamiento y sus cualidades.

Un acercamiento interesante y ambicioso a este problema es el que idearon investigadores tanto del Instituto de Biodiseño de la Univesidad Estatal de Arizona como el Laboratorio de Biología Molecular del Consejo para la Investigación Médica del Reino Unidos, quienes recién presentaron un ADN sintético (es decir, generado en el laboratorio) que imita al natural en al menos dos propiedades: el almacenamiento y la copia de información genética. Asimismo, el equipo asegura que este AXN, según el nombre recibido, es capaz de evolucionar por sí mismo.

El modelo se logró sustituyendo algunos de los azúcares naturales que conforman el ADN con polímeros, compuestos químicos sintéticos, luego de lo cual introdujeron algunas polimerasas (enzimas) que pueden codificar AXN a partir del ADN y otras que pueden a su vez regresar el AXN a su estado original de ADN. Al copiar y traducir esta información en secuencias genéticas específicas, el resultado final fue una herencia genética artificialmente conseguida que, sin embargo, puede sin problemas transmitirse a la siguiente generación.

Por el momento el alcance de esta invención es reservada, pero algunos piensan que el AXN podría contribuir a desmitificar los orígenes de la vida, aunque también es cierto que según John Chaput, de la Universidad de Arizona y co-autor de la publicación que presenta esta investigación, todo lo que se pueda realizar con el AXN se dará en un contexto completamente controlado, es decir, en un ambiente “100% antinatural”.

Sea como fuere, lo observado hasta ahora con el AXN sugiere ya que la vida no se originó con el ADN y las proteínas tal y como las conocemos ahora, sino que “probablemente debió comenzar con algo mucho más simple”, declaró Chaput.

[National Geographic]