*

X

El efecto estimulante del café solo funciona en individuos perezosos

Salud

Por: pijamasurf - 04/02/2012

La taza de café por las mañanas, sin la cual pocos se atreverían a enfrentar la jornada cotidiana, podría ser efectiva como estimulante solo entre las personas que son de por sí perezosas; en las activas, el efecto podría ser el opuesto.

El café de la mañana es, para muchas personas, uno de los rituales más importantes “para despertar de veras”, una especie de umbral después del cual es posible acometer todas las actividades que la jornada laboral demanda, un supuesto potenciador o vivificador del ánimo y la voluntad cuya ausencia solo induce ese estado Bartleby en que se prefiere no hacer lo que se tiene que hacer. 

Sin embargo, este prestigio del café podría no ser más que una idea cultural y para nada un efecto fisiológico, o al menos no para todas las personas.

De acuerdo con un estudio llevado a cabo por Jay Hosking, candidato a doctor en el Departamento de Psiciología de la Universidad de British Columbia, ni el café ni otros estimulantes como las anfetaminas incrementan los niveles de motivación y, además de que pude generar el efecto contrario, quienes así lo sientan es solo porque son de por sí perezosos.

Hosking experimentó con ratas, específicamente con dos grupos que, como en los seres humanos, están claramente diferenciados por su tendencia natural y cerebral a la resolución de problemas: por un lado las que destacan en esta actividad, las ratas “diligentes” y, por el otro, las que no las realizan de buen grado o ratas “perezosas”.

Bajos los efectos de la cafeína y las anfetaminas, las llamadas ratas “diligentes” solo se hicieron menos activas y motivadas y, por el contrario, las “perezosas” incrementaron significativamente la energía con que resolvieron un rompecabezas específicamente diseñado en el laboratorio para tal fin.

“Todos los días millones de personas utilizan estimulantes para despertar, mantenerse alertas e incrementar su productividad ―de conductores que manejan la noche entera a estudiantes preparándose para los exámenes. Estos resultados sugieren que ciertos estimulantes podrían de hecho tener un efecto opuesto en las personas naturalmente inclinadas hacia las tareas difíciles de la vida que vienen acompañadas de grandes recompensas”, concluye Hosking.

[Daily Mail]

Médico descubre la posición exacta del Punto G en mujer de 83 años

Salud

Por: pijamasurf - 04/02/2012

Adam Ostrzenski, médico semi-retirado de Florida, asegura haber descubierto, esta vez sí, la posición exacta del enigmático Punto G, luego de pasar 7 horas inspeccionando la cavidad vaginal de una mujer de 83 años.

El Punto G es, hasta la fecha, uno de los loci más enigmáticos de la anatomía femenina, uno para el cual muchísimos médicos, sexólogos y especialistas varios del placer libidinal han trazado rutas supuestamente certeras para alcanzar dicho objetivo, del cual se dice que una vez activado, es capaz de detonar una ola desmesurada de placer orgásmico en el cuerpo de la mujer.

El miércoles de esta semana, por medio de un artículo publicado en el prestigioso Journal of Sexual Medicine, el Dr. Adam Ostrzenski clamó haber encontrado, esta vez sí, la ubicación exacta del Punto G, esto luego de realizar una exploración post-mortem en una anciana polonesa de 83 años.

Debido a las restricciones existentes en Estados Unidos para estudiar cadáveres, Ostrzenski tuvo que trasladarse a la Universidad Médica de Varsovia, en cuyo Departamento de Medicina Forense tuvo acceso al cuerpo de esta anciana.

Luego de siete horas inspeccionando las distintas capas de tejido que componen la pared vaginal, Ostrzenski descubrió tejido eréctil agrupado en forma de pequeños racimos y situados a manera de saco a lo largo de un centímetro: “una profunda, profunda estructura” anidada entre la quinta capa de la pared vaginal, la fascia endopélvica, la quinta capa y la membrana perianal dorsal.

El anuncio de Ostrzenski fue recibido por algunos con entusiasmo, pues se reconoce el mérito del galeno para aislar una estructura específica de la capacidad orgásmica femenina. Pero igualmente otros han criticado el estudio asegurando que la evidencia es pobre en comparación con lo escandaloso del “descubrimiento”, sin mencionar el hecho de que el examen se realizó en un cuerpo inerte. En este sentido, la manera más obvia de comprobar las conclusiones de  Ostrzenski sería poniéndolas en práctica.

[LA Times]