*

X

¿Son los 33 la edad más feliz de la vida?

Salud

Por: pijamasurf - 03/30/2012

Estudio estadístico revela que la edad de 33 años está considerada como la feliz en la vida, al parecer porque es una especie de punto medio entre la inocencia infantil, el salvajismo adolescente y la decadencia de la madurez.

Aunque la felicidad, casi por naturaleza, es uno de los estados más volátiles que puede experimentar el ser humano, sus reminiscencias y evocaciones nos hacen pensar de continuo que es posible fijarla en un punto específico del que, a la vuelta del tiempo, podemos decir que efectivamente fuimos felices. Así, la infancia es una de las etapas predilectas de quienes encomian la felicidad de las cosas pasada, o la primera juventud y sus momentos iniciáticos.

Pero avanzando en dicha progresión temporal parece ser que ahora la etapa de la vida que se considera la más feliz se cifra en los 33 años, una edad que en nuestro tiempo parece oscilar entre la juventud y la adultez sin mucha voluntad de quedarse en esta.

De acuerdo con una investigación estadísticas llevada a cabo por Friends Reunited, una red social inglesa por Internet, la población británica asegura no haber sido realmente feliz sino hasta que alcanzó los 33 años de edad, respuesta que dio un 70% de los encuestados, todos más allá de los 40.

La psicóloga Donna Dawson explica esto haciendo notar que en los 33 ha pasado suficiente tiempo como para despojarse de la ingenuidad infantil y el salvajismo de la adolescencia, pero sin perder ni la energía ni el entusiasmo de la juventud. En suma, una especie de punto medio en que las fuerzas vitales, intelectuales y acaso anímicas se encuentran en perfecto equilibrio.

[Huffington Post]

La homofobia es mayor entre personas que reprimen su atracción homosexual, confirma estudio

Salud

Por: pijamasurf - 03/30/2012

Estudio psicológico confirma que la homofobia se presenta con mayor intensidad entre personas que reprimen su deseo sexual por otros de su mismo sexo; “se trata de personas en guerra consigo mismas que llevan sus conflictos al exterior”, asegura uno de los investigadores.

Aunque ya, sotto voce y por sentido común, se creía que la homofobia y la homosexualidad están directamente relacionas por medio de la represión en las personas que más ardientemente manifiestan su repulsión hacia quienes gustan de otros de su mismo sexo, un estudio ha confirmado esta sospecha con todo rigor científico.

La investigación llevada a cabo por Richard Ryan y otros colegas aporta evidencia a la teoría psicoanalítica de que el miedo, la ansiedad y la aversión hacia los gays y lesbianas puede desarrollarse a partir de la represión seminal en un individuo de sus deseos por el mismo sexo.

“En muchos casos se trata de personas que se encuentran en guerra consigo mismas y llevan sus conflictos al exterior”, dice sobre los homofóbicos Ryan, profesor de psicología en la Universidad de Rochester. Y agrega: “Nos reímos y bromeamos por una hipocresía tan descarada, pero en un sentido real, estas personas son frecuentemente en sí mismas víctimas de represión y experimentan sentimientos exagerados de amenaza. La homofobia no es un asunto de risa”.

En los experimentos llevados a cabo se tomaron 160 estudiantes universitarios de Alemania y Estados Unidos, midiendo cómo reaccionaban instantáneamente a palabras e imágenes de contenido sexual y, por otro lado, presentándolos frente a su propia historia familiar para acto seguido mostrarles imágenes de parejas homo y heterosexuales.

Entre otros resultados, el estudio encontró que los participantes con padres que los apoyan y los aceptan tenían una idea mucho más clara y abierta para sí mismos de su orientación sexual.

“En una sociedad predominantemente heterosexual, el “conócete a ti mismo” puede ser un desafío para muchos individuos gays. Pero en hogares controladores y homofóbicos, abrazar una orientación sexual minoritaria puede ser aterrador”, dice Netta Weinstein, profesora en la Universidad de Essex y responsable de la investigación.

[Huffington Post]