*

X
Ritmos oníricos y coquetas ensoñaciones, cortesía del maverick japonés de la música electrónica, Susumu Yokota; los 12 tracks incluídos en el álbum te llevarán de paseo a risueñas transiciones sonoras.

portada de dreamer, el nuevo disco de susumu yokota

Música para coquetear telepáticamente. Esta frase es una de tantas que podríamos emplear para describir el nuevo disco de Susumu Yokota. A lo largo de los doce tracks que lo componen, este maverick japonés nos deja en claro que luego de 22 álbumes y más de 18 años de carrera –y a diferencia de la mayoría de proyectos electrónicos, que suelen ser efímeramente virtuosos– su pulso creativo mantiene una admirable lucidez, mientras que su gusto por la exploración sonora no cesa.

Tal vez la mayor virtud de Dreamer es su versatilidad, pues es este un álbum exquisitamente maleable. Por momentos nos recuerda a una especie de diálogo sinóptico, en el que están participando simultáneamente una decena de interlocutores. Y en este sentido un ejercicio bastante recomendable sería dedicarle una sesión, con ojos cerrados y palpable silencio, a escucharlo de principio a fin, tratando de detectar cada uno de los binomios entidad/atmósfera que desfilan a lo largo de su flexible transitar.

Desde hace años no escuchábamos un disco del señor Yokota, que fusionará con tal agilidad las dos principales vertientes de su obra: el ambient, acompañado como suele suceder en el caso de este autor, de elegante introspección, y que en está ocasión es representada por tracks como "Legendary Stream", y el lucid house, que en manos de Susumu destaca por su pro-pulsante sutileza, y cuyos embajadores dentro de este álbum, serían "Inception" y "Animiam of the Airy". Pero no contento con esta comunión, la ensoñación sonora a la que invita Dreamer incluye también atisbos de oniricidad étnica, como en el caso de "Human Memory" y "Quiet Room", que terminan por forjar en esta obra un esperanzador manifiesto  musical.    

En lo personal, consideró que Dreamer podría ser el más fino lanzamiento de Yokota en los últimos años, tal vez desde Grining Cat (2001), y creo que fácilmente estaré  volviéndolo a reseñar en nueve meses, cuando nos encontremos preparando nuestra lista de los mejores discos del 2012. 

Twitter del autor: @paradoxeparadis / Lucio Montlune

Te podría interesar:

Dan a conocer pieza desconocida de Mozart interpretada en su propio fortepiano (VIDEO)

Arte

Por: pijamasurf - 03/19/2012

Investigadora descubre una pieza hasta ahora inédita que el gran Wolfgang Amadeus Mozart habría compuesto a los 11 años; un Allegro molto que se da a conocer ahora en la interpretación de Florian Birsak.

 

Después de una exhaustiva búsqueda entre las pertenencias olvidadas de un músico de iglesia recientemente fallecido en el Tirol Austriaco, la investigadora académica Hildegard Herrmann-Schneider descubrió una composición hasta ahora desconocida del gran Wolfgang Amadeus Mozart: un manuscrito fechado en 1780 con alguno de los movimientos de una sonata de tempo “allegro molto” y firmado en la parte superior con la leyenda “Del Signore Giovane Wolfgango Mozart”.

El cartapacio contenía además otras partituras de las que se sabía ya con antelación que eran obras de Leopold Mozart, las cuales, en este caso, aparecían atribuidas al “Signore Mozart”.

Hurgando entre documentos diversos Herrmann-Schneider encontró que el copista de estas piezas, Johannes Reiserer, era un conocido cercano de Leopold Mozart y al parecer habría utilizado estas composiciones en un programa de enseñanza musical de la Kapellhaus, quizá dirigido por el padre de Mozart mismo.

Tomando en cuenta el estilo y el nivel de complejidad de la composición —conocida ahora como “Allegro Molto in Do mayor”— los estudiosos de la obra mozartiana piensan que fue concluida en 1767, cuando el pequeño Wolfgang contaba con 11 años de edad (más o menos la misma época en que compuso su primer intento operístico, el singspiel titulado Bastien und Bastienne)

La premier mundial corre a cargo de Florian Birsak, músico que se ha especializado en la interpretación de los primeros instrumentos que antecedieron al piano: el clavicémbalo, el clavecín y el fortepiano. Además, como bien merece un descubrimiento como este, las notas del Allegro molto resuenan en el fortepiano que perteneció al propio Wolfgang Amadeus Mozart. La partitura también se hizo pública.

[Open Culture]