*

X

¿De qué color son los sentimientos? ¿Qué aspecto tienen? ¿Qué palabras utilizan?

Arte

Por: pijamasurf - 03/22/2012

El proyecto “Emocionalmente Vago” da color, forma y voz a sentimientos como la alegría, la tristeza y el enojo, con estimulantes resultados que nos invitan a ver de otra manera la realidad de las emociones.

Alegría

Los sentimientos poseen en su naturaleza una ambigüedad que oscila entre la realidad más palpable y cierta abstracción que en ocasiones los hacen parecer falsos o meras ideas sin sustento efectivo.

Un interesante proyecto llevado a cabo por Orlagh O'Brien nos invita a ver desde otra perspectiva la realidad de los sentimientos, pues por medio de “Emotionally Vague” (“Emocionalmente Vago”), la diseñadora gráfica de origen inglés dio color, forma e incluso voz a la ira, la alegría, el miedo, la tristeza y el amor.

Amor

 

Ira

O'Brien pidió a más de 250 personas de 36 países, con edades entre 6 y 75 años, que respondieran preguntas a propósito de dichas emociones, en específico los colores, las palabras y el movimiento que asociaban a cada una. Con los datos recabados se elaboraron cuadros cromáticos y dibujos como los que aquí se muestran, además de una compilación de las palabras mencionadas organizadas según su frecuencia.

Miedo

 

Tristeza

[io9]

¿Para qué servirá el papel si no para extravagantes proyectos artísticos? (VIDEO)

Arte

Por: pijamasurf - 03/22/2012

¿Qué sucede cuando se aplica una lijadora automática encendida sobre una enorme pila de hojas de papel? Surge un hipnótico flujo de 1 km que, silenciosa y elocuentemente, augura el lugar del papel en un mundo que prescindirá de su utilidad.

Una lijadora automática aplicada sobre una pila de hojas de papel son suficientes para que la videoinstalación Un kilómetro más (One more kilometre), de los artistas británicos John Wood y Paul Harrison haga emerger un elocuente y al mismo tiempo silencioso mensaje sobre el lugar del papel en el mundo contemporáneo y futuro. 

En sociedades donde cada vez se transita más hacia su abandono como artículo casi de primera necesidad (después de que en la oficina, la escuela y casi cualquier actividad cotidiana y de entretenimiento involucrara un pedazo de papel), este derivado de la celulosa pasará a convertirse en un objeto extravagante, testigo de prácticas abandonadas y transformadas, antecesor de los nuevos dispositivos que, entonces, también creeremos imprescindibles.

Como bien lo define Annalee Newitz en io9, se trata de un "ondulante flujo de inutilidad" que quizá augura el destino del papel en los días por venir: nada más que protagonista de piezas artísticas cada vez más extravagantes.

[io9]