*

X

Científicos japoneses desarrollan “pistola interrumpe-discursos" para silenciar a las personas molestas

Ciencia

Por: pijamasurf - 03/14/2012

Investigadores japoneses desarrollan una práctica “pistola interrumpe-discursos” que, al dirigirse contra alguien que habla, provoca un efecto perturbador que solo cesa al callarse; sus usos parecen respetuosamente ilimitados.

Conferencias interminables, clases aburridas, discursos burocráticos que saltan de cliché en cliché y de lugar común en lugar común, interrupciones sosas en momentos y lugares donde el silencio es imprescindible, cotilleo molesto que rompe con la concentración de alguien que lo requiere, son solo algunos de los escenarios en que el invento de Kazutaka Kurihara y Koji Tsukada será sumamente útil.

Se trata de una “pistola interrumpe-discursos”, un dispositivo que cuando se apunta hacia una persona que está hablando graba sus propias palabras y las lanza de vuelta con un retraso de 0.2 segundos, lo cual afecta los procesos cognitivos del cerebro y provoca que el hablante tartamudee antes de caer en el silencio total (esto porque el efecto perturbador de escuchar lo pronunciado apenas un momento antes se esfuma al callarse).

De acuerdo con los investigadores, el aparato funciona mejor en personas que leen en voz alta que en aquellas inmersas en un discurso espontáneo y es totalmente inútil con sonidos sin sentido y uniformes que se emiten sostenidamente (digamos, un "ah" prolongado).

 

Y aunque ya muchos pensamos en usos políticamente incorrectos para esta pistola, la intención original de sus inventores se limita a espacios como las bibliotecas públicas o contextos en que una persona impide hablar a otra. Aunque algunos también podríamos cometer una especie de suicidio verbal dirigiéndola contra nosotros mismos.

[Gawker]

Te podría interesar:

Telescopio detecta inmensas fuentes de rayos gamma en el centro de la galaxia

Ciencia

Por: pijamasurf - 03/14/2012

Astrofísicos descubre unas estructuras inmensas en el centro de la Vía Láctea conocidas ahora como "burbujas de Fermi" que emiten rayos gamma y cuyo origen parece un misterio.

El telescopio Fermi Gamma recién registró “fotones locamente energéticos”, según declaró Dave Thompson, astrofísico de la NASA en el Goddard Space Flight Center, objetos cósmicos hasta ahora desconocidos que producen rayos gamma que se encuentran entre hoyos negros súper masivos denominados “blazars”, contados entre los fenómenos más peligrosos del universo.

Los blazars emiten oleadas de plasma de gran energía a una velocidad cercana a la de la luz, por lo cual se le considera un tipo compacto de quásar. Esta gran potencia se explica porque el blazar se alimenta de la energía de objetos como las estrellas y el polvo cósmico que los agujeros negros súper masivos tragan.

Por otra parte los rayos gamma observados provienen de unas estructuras gigantes localizadas en el centro de la Vía Láctea, conocidas como “burbujas de Fermi” para cuyo origen se plantean tres hipótesis: remanentes de la erupción de un hoyo negro inmenso, la explosión de estrellas masivas que estallaron en una nueva formación estelar hace casi 10 millones de años u oleadas velocísimas de materia (el equivalente a 100 masas solares) cayendo en el hoyo negro de la Vía Láctea. 

“No entedemos totalmente la naturaleza de su origen”, declaró Doug Finkbeiner, del Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics y quien descubrió las burbujas de Fermi.

[The Daily Galaxy]