*

X

Científicos japoneses desarrollan “pistola interrumpe-discursos" para silenciar a las personas molestas

Ciencia

Por: pijamasurf - 03/14/2012

Investigadores japoneses desarrollan una práctica “pistola interrumpe-discursos” que, al dirigirse contra alguien que habla, provoca un efecto perturbador que solo cesa al callarse; sus usos parecen respetuosamente ilimitados.

Conferencias interminables, clases aburridas, discursos burocráticos que saltan de cliché en cliché y de lugar común en lugar común, interrupciones sosas en momentos y lugares donde el silencio es imprescindible, cotilleo molesto que rompe con la concentración de alguien que lo requiere, son solo algunos de los escenarios en que el invento de Kazutaka Kurihara y Koji Tsukada será sumamente útil.

Se trata de una “pistola interrumpe-discursos”, un dispositivo que cuando se apunta hacia una persona que está hablando graba sus propias palabras y las lanza de vuelta con un retraso de 0.2 segundos, lo cual afecta los procesos cognitivos del cerebro y provoca que el hablante tartamudee antes de caer en el silencio total (esto porque el efecto perturbador de escuchar lo pronunciado apenas un momento antes se esfuma al callarse).

De acuerdo con los investigadores, el aparato funciona mejor en personas que leen en voz alta que en aquellas inmersas en un discurso espontáneo y es totalmente inútil con sonidos sin sentido y uniformes que se emiten sostenidamente (digamos, un "ah" prolongado).

 

Y aunque ya muchos pensamos en usos políticamente incorrectos para esta pistola, la intención original de sus inventores se limita a espacios como las bibliotecas públicas o contextos en que una persona impide hablar a otra. Aunque algunos también podríamos cometer una especie de suicidio verbal dirigiéndola contra nosotros mismos.

[Gawker]

Inteligencia Artificial desarrolla su propio videojuego (JUEGO)

Por: pijamasurf - 03/14/2012

Angelina, una entidad artificialmente inteligente, desarrolla un videojuego casi en su totalidad, con un conocimiento sumamente sorprendente de las necesidades de entretenimiento humanas.

De la inteligencia artificial se espera que sea capaz de actuar por sí sola en contextos prácticos, pero la verdad es que sus fundamentos pueden aplicarse en cualquier actividad humana, incluso el entretenimiento. Tal es el caso de Angelina, una entidad artificialmente inteligente que desarrolló por sí misma y de la nada un videojuego casi entero.

Utilizando un técnica conocida como “co-evolución cooperativa”, Angelina diseñó por separado los diferentes aspectos de “InSpace Station Invaders”, juego en el que un científico debe defenderse de robots y aliens que le impiden escapar a una estación espacial. Características como el diseño de cada nivel, el comportamiento de los enemigos y los potenciadores que dan al jugador habilidades extras corrieron por cuenta de Angelina.

Pero por si esto no fuera suficientemente sorprendente, el sistema también combinó todo esto para simular el modo de juego de un ser humano e identificar los elementos más divertidos o interesantes para el juego. Los niveles imposibles de completar, por ejemplo, fueron descartados de inmediato, y aquellos difíciles pero desafiantes y que requerían de cierta inteligencia para superarse quedaron catalogados como divertidos.

Sin embargo Angelina tuvo problemas con los efectos gráficos y de sonido, finalmente añadidos por Michael Cook, investigador de la computación en  el Imperial College de Londres y creador de Angelina, quien piensa además que su invención, más que representar una amenaza para los desarrolladores de juegos, puede ser una herramienta sumamente útil que refuerce su labor.

En un dato curioso, Angelina creó un juego especialmente para el sitio New Scientist, que tiene la singular característica de que el personaje principal no puede morir porque “de introudcir la muerte”, explica Cook, “habría sido muy fácil para Angelina crear juegos imposibles de cumplir”.

 

[New Scientist]