*

X

Una reducción en la cantidad anual de lluvia pudo ocasionar el colapso de los mayas

Arte

Por: pijamasurf - 02/29/2012

Estudiando los cambios climáticos de la zona, investigadores concluyen que una reducción en la cantidad anual de precipitaciones pluviales pudo ocasionar el colapso de una de las civilizaciones más avanzadas en la historia de la humanidad: los mayas.

De acuerdo con las investigaciones llevadas a cabo por un grupo dirigido por Martín Medina Elizalde y Eelco Rohling (del Centro de Investigación Científica de Yucatán y de la Universidad inglesa de Southampton, respectivamente), el colapso de la civilización maya pudo deberse a una reducción moderada en el nivel anual de precipitación registrado en la zona, especialmente entre el periodo que va del año 800 al 950.

Este descubrimiento podría confirmar que la variación en las condiciones ambientales de la región fueron cruciales para determinar el fin de esta que muchos consideran una de las culturas más avanzadas en la historia de la humanidad. En este caso en particular, una menor cantidad de lluvia se tradujo en menos agua disponible para el consumo cotidiano.

La investigación combina registros de las variaciones climáticas que pueden rastrearse en las estalagmitas y la superficie de los lagos de la región, con lo cual los científicos descubrieron que la actividad de las lluvias veraniegas y las tormentas tropicales disminuyó en la zona, con lo cual las precipitaciones pluviales también se redujeron entre un 25% y un 40% con respecto a lo registrado anteriormente.

De acuerdo con Medina Elizalde, este estudio aporta estimaciones detalladas sobre escenarios que ya otros habían propuesto antes, mostrando cómo el equilibrio roto entre la evaporación y las lluvias ocasionó el desastre en que se vio envuelta la sociedad maya.

[Science Daily]

¿Cómo se ve el mar fuera del mar? Agua Telepresente de David Bowen (VIDEO)

Arte

Por: pijamasurf - 02/29/2012

En una instalación que algo tiene de didáctica, el artista David Bowen combina información del océano Pacífico obtenida en tiempo real con una estructura robótica para simular el comportamiento del mar en una habitación cerrada.

En una instalación que linda con lo didáctico y el aprendizaje no necesariamente estético, el artista David Bowen utilizó información recolectada en una boya situada en pleno océano Pacífico para dar vida a una estructura robótica y simular así el comportamiento de las aguas marítimas en una habitación cerrada.

Agua Telepresente (Tele-Present Water) es una especie de visualización tridimensional de información concreta de lo que sucede en tiempo real, pues los datos provienen de la estación 46246 (49°59'7" N 145°5'20" W) perteneciente a la Administración Oceánica y Atmosférica Estadounidense.

Con todo, la pieza de Bowen no sacrifica valor artístico a sus capacidades de difusión científica, pues sus formas emprenden movimientos hipnóticos y apacibles oscilan entre la relajación y la cadencia —una inspiración sin duda nacida del rítmico vaivén de las aguas océanicas.

[Co.Design]