*

X

Top 7: lugares más peligrosos del Sistema Solar

Ciencia

Por: pijamasurf - 02/29/2012

La prodigiosa belleza del sistema solar contrasta con la peligrosidad de muchos de sus puntos, desde donde sería sin duda una experiencia incomparable, pero fatal, atisbar la enormidad de nuestro universo inmediato.


Podríamos pensar, si no se trataran de conceptos esencialmente humanos, que la tranquilidad y el peligro son una de las dualidades constantes no solo de nuestro planeta sino del universo entero, que así como se encuentran lugares relativamente apacibles, en otros la vida tal y como la conocemos admiraría apenas un instante el paisaje frente a su mirada antes de desaparecer, por trituración o quemaduras o cualquiera otra de las amenazantes condiciones que ofrecen estos siete lugares que según Ron Miller, del sitio io9, son los más peligrosos del universo.

 

  • La luciferina superficie de Venus

Una presión atmosférica insoportable, constantes lluvias de ácido sulfúrico y temperaturas de hasta 700 grados centígrados no parecen ser condiciones propicias para ver de cerca la superficie venusina abundante en salientes montañosos.

 

  • El mar de hidrógeno de Júpiter

Nuestro Mar Muerto parece palidecer frente al mar de hidrógeno que se encuentra en Júpiter: un escenario más que adecuado para un Zeus tronante donde los relámpagos se combinan con los repentinos cambios de estado del elemento.

 

  • Ío

Para no salir de la órbita detengámonos en Ío, uno de las llamadas lunas galileanas de Júpiter. El lugar, aunque ofrece una vista inigualable del mayor de los planetas del sistema solar, goza también de una viva actividad volcánica, con ríos de azufre corriendo al pie de las erupciones.

 

  • Plutón

Uno de los puntos más alejados de nuestro sistema, Plutón se caracteriza por sus bajas temperaturas que incluso congelan el oxígeno circundante. En la superficie se registran entre 228 y 238 grados centígrados bajo cero, con lo cual una persona caería víctima de algo más que la hipotermia en el instante mismo en que pisara el planeta.

 

  • Los anillos de Saturno

La poética designación de este punto del cosmos en poco ayudaría a esquivar los millones de icebergs que giran frenéticamente en torno al planeta.

 

  • Titán

El mayor de los satélites saturninos posee una atmósfera que además de fría y densa es sumamente venenosa cuyos gases, de combinarse con oxígeno, producirían una fatal explosión de la que difícilmente se contarían sobrevivientes.

 

  • El sistema solar recorrido a bordo de un cometa

¿Quién no desearía surcar el universo arriba de un cometa, manteniendo el equilibrio en semejante tabla de surf hecha de material cósmico a una velocidad difícilmente alcanzable con los recursos humanos inmediatos? El problema, claro, es la inestabilidad del transporte y la alta probabilidad de desintegración que supone este entretenimiento.

[io9]

Te podría interesar:

Ir al gimnasio altera tu ADN (casi tanto como beber 50 tazas de café al día)

Ciencia

Por: pijamasurf - 02/29/2012

Cada ida al gimnasio estaría modificando algo más que tu complexión corporal, de acuerdo con una investigación realizada en Suecia que liga el ejercicio físico con la alteración del ADN.

El hábito de asistir al gimnasio y realizar rutinas de ejercicio físico con periodicidad podría modificar algo más que la complexión de tu cuerpo e ir a niveles mucho más profundos de tu constitución, de acuerdo con Juleen Zierath, del Instituto Karolinska de Estocolmo, quien al frente de un grupo de investigadores descubrió que el peso perdido en la ejercitación también se traduce en modificaciones químicas en el ADN, fenómeno que al parecer también se cumple cuando las células reciben altas dosis de cafeína.

Analizando el estado de metilación genética en pequeñas biopsias tomadas de los músculos de los muslos de adultos jóvenes y saludables antes y después de una rutina en bicicleta fija, Zierath y sus colegas encontraron que en algunos de los genes involucrados en el metabolismo energético —como el PGC-1α, el PPAR-δ y el PDK4— el ejercicio físico demetilaba las regiones de promoción, tramos de ADN que facilitan la transcripción de ciertos genes en particular (aunque los genes no relacionados con el metabolismo se mantuvieron metilados). Asimismo, parece que estos cambios se presentan en función de la intensidad del ejercicio.

Y aunque los científicos no aclaran las consecuencias, en la práctica, de su hallazgo, la metilación se ha asociado a la interrupción en el desarrollo de un proceso cancerígeno y otras alteraciones esencialmente genéticas.

En cuanto a la similitud de efectos entre el ejercicio y la cafeína, Zierath dice que esto ocurre solo si se bebieran algo así como 50 tazas de café en un día, “una dosis casi letal”.

[Nature]