*

X

Top 10: apellidos más comunes alrededor el mundo

Por: pijamasurf - 02/26/2012

¿Cuáles son los 10 apellidos más populares del planeta? Obviamente los asiáticos dominan, pero un par de hispanoamericanos, un británico y hasta un alemán, tambien figuran.

personajes apellido li lee ly

El apellido es, quizá, la etiqueta más marcada que una persona pueda recibir. Si bien los nombres nos acompañan de manera más cotidiana a lo largo de la vida, lo cierto es que el apellido representa un mayor diferenciador en el sentido de que, potencialmente, es más difícil que se repita, y que de algún modo tiene un papel "retrofuturista", pues no solo es referencial de tus antepasados, sino que será el primer legado que "obsequiarás" a tus descendientes. 

Pero ¿Cuáles podrían ser los apellidos más comunes del mundo? Evidentemente es un ejercicio bastante complejo, el definir los diez apellidos más comunes alrededor del planeta, pero el sitio The World Geography se dio a la tarea de elaborar este listado, que si bien no puede validarse, estadísticamente, por completo, representa un acercamiento bastante fiel al cometido:

10- Müller (+1 millón)

So origen proviene de miller, la profesión de molinero. Es el apellido más común en Suiza y Alemania, el 5to más popular de Austria, e incluso ocupa uno de los primeros lugares en ciertas regiones de Francia. Entre sus principales variaciones estan Miller y Moller (Holanda o Escandinavia).  

9- Smirnov (+2.5 millones)

Es el apellido más común en Rusia. Tiene variantes como Smirnoff o Smyrnov. Proviene del adjetivo smirnvy, que significa "quieto, gentil, o callado". 

8- Smith (+4 millones)

Ocupa el primer lugar en Reino Unido, Australia, y Estados Unidos. Segundo en Canadá y quinto lugar en Irlanda. 

7- Hernández (+8 millones)

Desde el siglo XV era ya un popular apellido en España y Portugal. Significa "hijo de Hernán" o "hijo de viajero". Es muy común en España, México, Estados Unidos, y varios países latinoamericanos. 

6- González (+10 millones)

Es el segundo apellido más común en España, y a pesar de ser el más popular en las naciones hispanoamericanas, curiosamente en Estados Unidos ocupa el lugar 23 entre los habitantes de origen latino. 

5- García (+10 millones)

Supuestamente se refiere al adjetivo "joven". Es el apellido más común en España (3.5% de los habitantes lo llevan), además de gozar de gran popularidad en Sudamérica, México, y Filipinas.

4- Nguyen (+36 millones)

El 40% de los vietnamis llevan este apellido, mientras que en Asia es uno de los más populares (a partir de donde se ha desdoblado a Australia, Francia y Estados Unidos).

3- Wang (+93 millones)

Es el apellido más común en China, además de ser bastante recurrido en Japón, Vietnam, y Corea. Literalmente significa "rey o monarca".

2- Zhang (+100 millones) 

En la edición de 1990 del Libro de los Récords Guinness, obtuvo la distinción como el apellido más popular del mundo. Lleva en función más de 4 mil años. 

1- Li - Lee (+120 millones)

Si agrupamos las derivaciones de Li, como Lee y Ly, parece que este apellido es el más recurrido alrededor el mundo. Tan solo en China, el 8% de sus habitantes lo lleva, mientras que en países como Vietnam, Corea y Estados Unidos, también goza de enorme populariad. 


Ninel Kulagina, ¿un caso irrefutable de telequinesis?

Por: pijamasurf - 02/26/2012

Una integrante del Ejército Rojo de nombre Ninel Kulagina era capaz, en situaciones emocionales críticas, de mover objetos distantes sin que mediara una intervención corporal evidente; la investigación científica en torno suyo hace de este uno de los casos más irrefutables de telequinesis.

La telequinesis es uno de esos fenómenos que por estar encasillados en la categoría de lo paranormal no siempre obtienen la atención o la seriedad que merecerían. Aunque es cierto que a esto han contribuido charlatanes cuyos trucos al final han sido evidenciados, otros personajes merecen por lo menos el llamado “beneficio de la duda” ante lo increíble de las habilidades demostradas y la aparente autenticidad de las mismas.

Y este podría ser el caso de Ninel Kulagina, una soldado del Ejército Rojo que descubrió que en situaciones emocionalmente críticas, especialmente si se enojaba mucho, ejercía una especie de control mental en la habitación donde se encontraba. Al principio pensó que se trataba del fenómeno conocido técnicamente como “poltergeist”, en el una fuerza energética exterior se manifiesta con acciones inexplicables a no ser por la intromisión de dicha entidad. Sin embargo, Kulagina se dio cuenta que el movimiento aparentemente autónomo de objetos provenía de ella misma y no de un espíritu o cualquier otra entidad metafísica.

Lo curioso es que este descubrimiento no la sumió en el pánico sino que, por el contrario, la mujer aprendió a dominar su habilidad, a someterla a su voluntad e incluso ofrecerla al estudio de la ciencia. Entre las muchas exhibiciones dadas por Kulagina con estos fines científicos, se encuentran los exámenes conducido por Edward Naumov y Genady Sergeyev, quienes en sendas ocasiones dejaron constancias de cómo Kulagina podía encender fósforos o romper huevos sin tocarlos (en el caso de estos últimos, incluso separando la clara y la yema, llevando a cada una a extremos opuestos de un tanque de agua). Asimismo, se dice que en cierto momento la mujer trascendió la barrera de lo inanimado y ejerció la telequinesis sobre materia viviente al acelerar y después detener el corazón batiente de una rana suspendido en una solución, esto manipulando directamente las células del órgano.

 

En algunos de estos experimentos Sergeyev descubrió que el poder de Kulagina podría encontrar su fuente en el campo electrostático en torno suyo, particularmente intenso en condiciones de estrés físico y emocional, de donde se derivaría la capacidad para magnetizar objetos y acercarlos o alejarlos según lo quisiera.

Por desgracia Kulagina no ejerció la telequinesis sin consecuencias para su salud corporal. Además de agudos dolores en su espina dorsal y visión borrosa, hacia finales de la década de 1970 la mujer sufrió un ataque cardiaco que casi le costó la vida. Más tarde se le encontraron síntomas de diabetes, ritmo cardiaco irregular, problemas en el sistema endócrino, dolor en sus extremidades, problemas motrices y mareos constantes, todo, según los investigadores soviéticos que la observaban, debido a su habilidad telequinética. Kulagina murió en 1990, después de haber empleado lo menos posible su don.

El caso de esta mujer es, hasta ahora, uno de los más sólidos en el llamado ámbito de lo paranormal, pues no parecen existir refutaciones contundentes a los estudios emprendidos por los científicos soviéticos más allá de acusaciones conspiratorias fácilmente reductibles a la ideología y la propaganda.

Y es que este es uno de los pocos ejemplos cuyos antecedentes nos invitan a dudar seriamente de nuestras creencias o nuestro escepticismo.

[]