*

X

Diseño inteligente para conservar los alimentos frescos sin necesidad de refrigerador (FOTOS)

Buena Vida

Por: pijamasurf - 02/20/2012

La diseñadora coreana Jihyun Ryou presenta una serie de prácticos gadgets caseros para sustituir uno de los objetos más imprescindibles de la vida diaria pero menos amistosos con el medio ambiente: el refrigerador.

Con un diseño sumamente inteligente, la coreana Jihyun Ryou ideó una serie de accesorios sumamente atractivos para dejar de usar uno de los aparatos más necesarios en la vida diaria pero, paradójicamente, también uno de los que más contribuyen al deterioro ambiental: el refrigerador.

Si bien el también llamado frigorífico es casi la única manera práctica y eficiente para conservar nuestros insumos frescos, su continua actividad y gasto de energía lo convierten también en uno de los objetivos principales para quienes desarrollan alternativas ecológicas aplicables en la vida diaria.

Y este es el caso de Save Food from the Fridge, Salva a la comida del refri, una colección de Jihyun Ryou que si bien es cierto, por la perfección de sus formas, coquetea con lo artístico, no por ello los objetos que la componen son menos útiles, pues cumplen impecablemente con su función de conservar los alimentos en perfecto estado sin emplear ningún tipo de energía extra sino, admirablemente, aprovechando las mismas propiedades de los alimentos y las condiciones ambientales del entorno.

Debajo del tapón de corcho, un depósito de arroz para absorber la humedad que podría restar a las especies sus propiedades

 

Por medio de un embudo de vidrio se agrega agua a la arena para así garantizar la frescura de ciertos vegetales duros como las zanahorias

 

Al pie de esta repisa, una bandeja con agua sirve para humidificar los vegetales que necesitan esto para mantenerse en condiciones óptimas hasta que sean consumidos

 

En la parte baja, protegidas de la luz, las papas se conservan mejor; arriba, el espacio se aprovecha para colocar unas manzanas encima de los orificios de ventilación

 

Los huevos resisten la intemperie, pero para comprobar su estado, basta con arrojar alguno al fondo del recipiente con agua: el huevo apto para comerse se hundirá y el podrido flotará

 

Sin duda un ejemplo más que encomiable de lo que el diseño puede logar: simpleza tecnológica y claridad de objetivos aunados con un diseño notablemente inteligente.

[inhabitat]

¿Qué tanto dice tu vello axilar de tu personalidad y tu visión de mundo?

Buena Vida

Por: pijamasurf - 02/20/2012

El vello axilar (o el facial o el púbico) no es para nada un asunto trivial, no solo por la compleja fisiología que lo respalda, sino por los muchas implicaciones personales, sociales y subjetivas que hay en la decisión de tumbarlo completamente o conservarlo con orgullo.

Una de las formas más asequibles de definir e identificar el proceso civilizatorio se remite a la cuidadosa podadura que de nuestros vestigios más primitivos, más en sintonía con la naturaleza animal de la que proviene nuestra especie.

En este sentido, la pérdida del pelambre (tan característico de otros primates) es quizá uno de los rasgos más propios del ser humano, agudizada por el rasurado y la depilación que ya desde las primeras grandes culturas se han tenido como técnicas estéticas que refinan la belleza de una persona o la distinción de una persona. Sacerdotes rapados, mujeres de cejas finas, cuerpos limpios de ese potencialmente tupido bosque de pelo son solo algunas de las manifestaciones en que se puede comprobar que, para algunos, el también llamado vello puede ser un estorbo para alcanzar su ideal de belleza.

Pero igualmente existen ejemplos de la postura contraria en que la presunción orgullosa de cráneos, rostros, axilas, genitales y piernas copiosamente tupidas y oscurecidas por una espesa sombra capilar se convierten en trofeo, expresión de resistencia o demostración de una expectativa laboriosamente cumplida. Hombres de cabello largo y barba sin recortar, mujeres con bozo y piernas peludas han suscitado, sobre todo en épocas recientes, el escándalo de las buenas conciencias por su evidente negativa a plegarse mansamente a los cánones de la normalidad y el buen comportamiento.

Lo curioso es que en todas esas zonas el vello abunda por razones biológicas específicas. En las axilas, por ejemplo, sirve para potenciar el efecto atractivamente sexual de las feromonas, los bioquímicos que teóricamente nos conectan con la pareja reproductiva más adecuada. Igualmente un estudio de la Universidad Tecnológica de Texas sugiere que la distribución capilar en el cuerpo obedece al mandato de genes específicos para cada región, además de genes para el color de ese pelo y genes para inhibir su crecimiento en otras zonas —una compleja máquina codificadora o computacional dedica exclusivamente al pelo.

Un asunto que solo en apariencia es banal pues, retomando a Freud, es en estos detalles solo superficialmente triviales donde significamos todo aquello que no podemos poner en palabras.

[environmental graffiti]