*

X
Sorprendente timelapse nos muestra la belleza del Parque Nacional Yosemite en California, descubriendo lo que la costumbre había ocultado.

 

El Parque Nacional Yosemite es uno de los más emblemáticos iconos naturales de Estados Unidos e incluso del planeta entero. Sin embargo, justo esta perpetuación como un símbolo puede hacer que sus paisajes sean vistos con desidia y cansancio, como repasando un álbum familiar desgastado por las repetidas vistas. Al menos hasta que una nueva mirada recorre sus perfiles y nos muestra lo que la costumbre nos había ocultado.

De esa manera puede definirse este time-lapse recientemente difundido en Vimeo y que obra de los fotógrafos Sheldon Neill y Colin Delehanty, quienes montaron las miles de imágenes tomadas con una Canon 5D Mark II (utilizando varios lentes Canon L y Zeiss CP.2), añadiendo la melodía “Outro” del grupo M83.

Sin duda un trabajo que nos invita a ver de otra manera estos paisajes californianos de por sí increíbles que nunca deberían dejar de sorprendernos.

[Open Culture]

En una feliz casualidad acaso irrepetible, una familia de fotógrafos aprovecha la ocasión y captura varias imágenes de un raro colibrí albino.

Si el albinismo es en sí mismo una condición genética extraña, inusual, improbable en algunas especies, su extravagancia aumenta cuando ocurre en animales en los que la combinación con sus propias características da como resultado una rara belleza, insólita, difícilmente repetible.

Por otro lado, es todavía más sorprendente, también por razones de probabilidad, que una persona se tope con dicho espécimen y obtenga constancia de su encuentro. Y sí, quizá las probabilidades sean mínimas, pero no inexistentes.

Tal fue el caso de la familia Shank, que tuvo la feliz casualidad de mirar un colibrí albino y contó con tiempo suficiente como para que todos le tomaran una instantánea.

Kevin Shank y sus cuatro hijos —Marlin de 16, Shaphan de 14, Darren de 12 y Allen de 9 años— fotografiaron esta hermosa ave luego de saber por un correo electrónico que ya otros la habían visto rondando cerca de su casa en Staunton, Virginia.

“Activar el flash ni siquiera era una opción. Con un ave tan única y rara, no quisimos hacer nada que la hiciera desaparecer”, declaró el padre.

Por desgracia este colibrí no escapa al riesgo que representa el albinismo, que hace a quienes lo desarrollan ejemplares mucho más visibles para su depredadores o, en el caso de estos, para sus víctimas, lo cual se traduce en una desventaja en la supervivencia. 

[Huffington Post]