*

X

“Legalizar las drogas para salvar a México”: Carlos Fuentes

Por: pijamasurf - 01/30/2012

En el marco del Festival Hay que se celebra en Cartagena, Colombia, el escritor Carlos Fuentes opina que la única salida a los problemas derivados del narcotráfico es la descriminalización de las drogas.

Carlos Fuentes es uno de los últimos intelectuales latinoamericanos que, a la manera de Octavio Paz o Mario Vargas Llosa, no duda en emitir su opinión al respecto de temas políticos y sociales de actualidad, casi siempre con notable lucidez en razón de su amplia perspectiva en torno al asunto. De ahí también que, se comulgue o no con sus ideas, atender su opinión es siempre necesario e incluso provechoso.

Recientemente, en el marco del Festival Hay de literatura que se celebra en Cartagena, Colombia, el escritor mexicano consideró que la legalización de las drogas es la única solución a los problemas que padecen México y otras naciones de América Latina derivados del narcotráfico.

“Enfrentar simplemente el narcotráfico mediante una guerra entre narcotraficantes y gobiernos, incluso con el Ejército, es un grave error”, declaró Fuentes en franca alusión a la estrategia del gobierno mexicano que ha causado más de 50,000 muertes, según algunos cálculos.

El también Premio Cervantes participaba junto con el escritor nicaragüense Sergio Ramírez y el director del diario El País, Javier Moreno, en la mesa redonda “Ideas para un mundo en transición”, moderada por el periodista colombiano Alejandro Santos.

“En el caso del tráfico de droga, la oferta es mexicana y es criminalizada. La demanda es norteamericana y nadie la criminaliza. Una vez la droga cruza la frontera, no sabemos quién la distribuye, quién la consume, no sabemos nada”, dijo, y agregó: “Ahí hay una obligación, si no para el actual Presidente, para el siguiente, pero algún Presidente mexicano tiene que enfrentar al Presidente norteamericano esos hechos y pedir ‘sentémonos a hablar de un problema que nos concierne a los dos, un problema común’”

“Creo que la política del presidente Calderón no es una política adecuada, porque se trata de un enfrentamiento directo con ellos (los narcos), que a veces ganan ellos, a veces gana el gobierno, pero hay 50 mil muertos y a los parientes de los 50 mil muertos no les importa de qué lado estaban las víctimas, simplemente dicen ‘mataron a mi hijo’, ‘mataron a mi padre’, ‘mataron a mi suegra’, lo que fuera, entonces están en una situación política extraordinariamente grave”, dijo el escritor, quien esperó también que el gobierno mexicano desarrolle pronto una nueva política para resolver esta situación de violencia, probablemente la descriminalización de las drogas.

[Telegraph]

Bloguear es terapéutico (al menos para los adolescentes)

Por: pijamasurf - 01/30/2012

Psicólogos encuentran que bloguear es una práctica sumamente terapéutica para los adolescentes, acaso tan efectivo como el diario personal que se llevaba hace ya varios años.

En cierta forma, la escritura confesional es un género más o menos reciente en la historia de la cultura humana. Aunque casi desde la invención del alfabeto han existido los reportes de una situación vivencial, a veces autobiográfica (limitados, por ejemplo, a los asuntos bélicos o de gobierno), fue mucho más tarde, en el siglo XIX y una vez asentado el habitus del romanticismo, cuando el escritor (entendido en sentido amplio como una persona capaz de escribir y con cierto gusto por esta actividad, independientemente de su profesionalización) se volcó hacia sí mismo y comenzó a referir los sucesos de su vida (interior y exterior) y dejar constancia de estos por escrito.

Esto es importante porque de algún modo nuestra época es, como sugiere Paula Sibilia en La intimidad como espectáculo, un cruce de las nuevas tecnologías con las viejas prácticas heredadas de épocas pasadas. Escribir un diario, por ejemplo, ha pasado de ser un ejercicio íntimo y solitario a uno público en el que participan tantas personas como conozcan la existencia de dicho cuaderno. A veces, vistas en perspectiva, las grandes transformaciones parecen solo pequeños y sutiles cambios.

En este sentido es interesante que psicólogos de la Universidad de Haifa, en Israel, hayan publicado recientemente un estudio en el que encontraron que bloguear sea una actividad sumamente terapéutica al menos entre los adolescentes.

Meyran Boniel-Nissim y Azy Barak reunieron a 161 jóvenes con síntomas de estrés y ansiedad social que, además, compartían cierta dificultad para entablar relaciones de amistad con otros; a estos los dividieron en seis grupos asignándoles estas actividades: a dos grupos se les pidió que bloguearan al menos una vez por semana sobre sus problemas sociales, a otros dos sobre cualquier cosa que quisieran y, a su vez, en cada uno de los casos uno de los grupos podía aceptar comentarios en su blog y el otro no; finalmente hubo dos grupos de control que podían llevar un diario en papel o simplemente no hacer nada.

Según los psicólogos, la mejora más notable en el ánimo de los jóvenes se dio en aquellos que escribieron sobre su ansiedad en los blogs que aceptaban comentarios, lo cual sugiere que bloguear sobre las emociones les sirvió como una forma de terapia y que los comentarios recibidos como una retroalimentación positiva (esto acentuado porque, dice Barak, estos eran particularmente alentadores).

[io9]