*

X

Las mujeres se estacionan mejor que los hombres, sugiere estudio

Sociedad

Por: pijamasurf - 01/30/2012

Investigación estadística realizada en Inglaterra destaca las habilidades de las mujeres al frente de un automóvil, casi siempre mejores que los hombres (a pesar de los muchos chistes al respecto).

Es más o menos frecuente escuchar comentarios despectivos a propósito de las habilidades de la mujer al frente del volante. Cierto sector de la comedia —no siempre afortunado— tiende a ridiculizar la manera en que las mujeres conducen, se estacionan y otras conductas propias de la cotidianidad a bordo de un automóvil.

Sin embargo, cabe la posibilidad de que al menos en lo que respecta al parqueo, las mujeres sean mucho mejores que los hombres (quienes, por otra parte, son quienes más gustan de repetir dichas “bromas”).

De acuerdo con un estudior realizado en Inglaterra por la firma NCP, mostró que si bien las mujeres tardan más en estacionarse que los hombres, son más precisas para quedar justo a la mitad del cajón de estacionamiento.

La empresa recabó información sobre 2,500 conductores en 700 estacionamientos británicos durante poco más de un mes, tomando en cuenta aspectos como la capacidad para encontrar espacios para estacionarse, el tiempo empelado en realizar la tarea y las reacciones emocionales experimentadas durante la acción.

Así, se observó que los hombres son más impacientes cuando buscan un lugar libre para estacionarse, lo cual los lleva a acelerar y pasar de largo frente a espacios vacíos. En contraste, la lentitud de las mujeres les permitió localizar mejor dichas oportunidades o darse cuenta de cuándo otro automovilista estaba a punto de irse y dejar su espacio.

Pro otro lado, un 39% de los mujeres observadas realizó limpiamente la maniobra de estacionarse en reversa, contra un 20% de hombres.

En cuanto al tiempo empleado en parquear el auto, en promedio los hombres dedican 16 segundos a la tarea, mientras que a las mujeres la misma les toma 21 segundos. Sin embargo, en casi la mitad de los casos, dicha diferencia en el cronómetro se reflejó en un mejor posicionamiento, justo a la mitad del cajón.

[Telegraph]

Las fotos de las cicatrices más hermosas de los usuarios del Huffington Post, ¿te parecen bonitas estas cicatrices?

El ideal de belleza que se proyecta en los medios de comunicación masiva tiende a construir cuerpos y rostros sin ningún rasgo de imperfección, casi inmaculados conforme a paradigmas que mezclan la salud, la sexualidad y ecos de estética religiosa (representaciones de lo que se considera divino o angelical). La realidad, sin embargo,  generalmente es muy distinta a estas imágenes, y muchas veces aquella belleza modelo, producida, de piel aerográfica, pierde fuerza en comparación con la belleza vibrante de los cuerpos que, más allá de sus imperfecciones, asumen su propia energía, su individualidad, su rareza y cobran la seguridad de no tener que ajustarse a esos mismos paradigmas.

La sociedad generalmente considera que las cicatrices son algo que debemos ocultar --o mostrar solamente si somos villanos, mafiosos o boxeadores que se ganan la vida a través de la intimidación.

Pese a esto, curiosamente las cicatrices también son consideradas sexies, como los tatuajes, bajo el estereotipo del "chico malo", algo que quizás se deba también a que parecen emitir, al descubrirse, un signo de intimidad y abir en la piel desgarrada un posible vínculo emocional. De la misma forma que cuando alguien se abre y comunica sus heridas invisibles, se puede formar un vínculo emocional.

El Huffington Post ha pedido a sus usuarios que envíen fotos de sus "cicatrices más bellas", alterando la noción común que se tiene de estas heridas visibles. 

"Es un poco difícil notarlo en esta foto, pero tengo cicatrices en mis brazos luego de varios intentos de suicidio en la adolescencia. No me da pena mostrar estas cicatrices, porque me recuerdad todo lo que he avanzado desde esos días oscuros, y estoy orgullosa de lo duro que he trabajado".

--Anna Snyder, Moderadora de comentarios, The Huffington Post

"Problema intestinal. Como adolescente my pediatra decía que toos mis síntomas estaban en mi cabeza--así que esta marca es un recuerdo indeleble de que debo escuharme a mí misma".

[Huffington Post]