*

X
"Weightless", obra del trío británico de ambient, Marconi Union, ha sido considerada, tras un estudio científico, como la canción más relajante que jamás haya sido compuesta.

El tríó británico Marconi Union, por cierto uno de los más refinados proyectos de música ambient de la última década, aprovechó el 2011 para acuñar una pieza que ha sido considerado como el track más relajante que jamás haya compuesto un ser humano. Apoyándose en terapeutas sonoros, sumergiéndose en un arduo estudio de diversas teorías del sonido, y aprovechando su innegable talento para tejer atmósferas con sintetizadores, estos chicos de Manchester crearon Weightless, la cual ha sido considerada como la canción "perfecta" para relajarse. Incluso, esta pieza se incluyó entre los mejores 50 inventos del 2011 por parte de la revista Time. 

Los 8:16 minutos que dura la canción resultan en una disminución del ritmo cardiaco, la presión sanguínea, y la presencia de la hormona cortisol, la cual esta asociada con el estrés. Durante un estudio científico en el que participaron cuarenta mujeres, los investigadores concluyeron que Weightless es, por lo menos, 11% más relajante que cualquier otra pieza musical (neutraliza el 65% de la presencia de ansiedad y relaja un 35% más a las personas que en su estado habitual de descanso). Durante la prueba se evaluaron los ritmos cardiaco y sanguíneo, la respiración, y la actividad cerebral. 

Para su composición, Marconi Union recurrió a sonidos generados con guitarra, piano, y sampleos electrónicos de atmósferas naturales. Al inicio de la canción el ritmo corresponde a 60 beats, y va gradualmente disminuyendo hasta 50. Además, los intervalos armónicos, es decir los silencios que separan cada nota, fueron minuciosamente elegidos para generar una sensación de comodidad. "La canción recurre a múltiples principos musicales que probadamente implican un efecto calmante en las personas. Y al combinar estos elementos, de la manera en la que Marconi Union lo logró, dan vida a la canción perfecta para relajar" afirma Lyz Cooper, fundadora de la Academia Británica de Terapia con Sonido. 

Y pues que mejor herramienta aural para acompañarnos en este excitante 2012 que esta angelical composición, la cual nos invita, irremediablemente, a practicar la ligereza. 

* Mira aquí el video oficial que realizó el fotógrafo Richie Johnson, con drones, para esta canción

Twitter del autor: @ParadoxeParadis

Personas con poder se creen más altas de lo que son en realidad

Ciencia

Por: pijamasurf - 01/02/2012

En un curioso ejemplo de que la percepción subjetiva poco tiene que ver con la realidad, experimento demuestra que personas poderosas se ven a sí mismas más altas de lo que son.

El poder y la altura no siempre van de la mano y numerosos son los ejemplos históricos que así lo demuestran. Pero, en otro sentido, no deja de ser sumamente primitivo esperar que una persona con poder sea también alta y corpulenta e imponente, como si creyéramos todavía que esa compleja noción de poder que el género humano ha desarrollado depende directa y proporcionalmente de la presencia física.

Pero, contra toda evidencia, parece que esto es así. Que ciertos resabios de animalidad perviven en nosotros, haciéndonos creer, al menos en este caso, que mayor poder y mayor estatura son circunstancias totalmente consecuentes entre sí.

En un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Washington en San Luis, se demostró que personas poderosas siempre encuentran una manera de sentirse altos, incluso si se les hace ver que esto es únicamente una idea suya.

En tres experimentos, probamos la predicción de que la experiencia individual del poder influye en la percepción de su altura propia. De poco a mucho poder, este se asoció con una estimación menor de la altura de un poste en relación con el sujeto mismo (Experimento 1), con mayores estimaciones de su propia altura (Experimento 2) y con la elección de un avatar más alto para representarse a sí mismo en juego de vida virtual (Experimento 3).

Los investigadores encontraron además que estos resultados se sostenían si los participantes estaban psicológicamente predispuestos a sentirse poderosos y si se les hacía sentir así en un experimento de roles.

Así las cosas, quizá este experimento demuestre también que el poder es, en esencia, un estado o una percepción psicológica.

[io9]