*

X

Esperma de salmón, la nueva materia prima para unidades ópticas de almacenamiento

Ciencia

Por: pijamasurf - 01/16/2012

El esperma de salmón podría convertirse pronto en la nueva materia prima para fabricar unidades ópticas de almacenamiento, mucho más abundante y de rápida reproducción que el silicio que se usa actualmente.

Una investigación realizada conjuntamente por científicos de la Universidad Nacional Tsing Hua de Taiwan y el Instituto Karlsruhe de Tecnología, de Alemania, podría dar como resultado que el esperma de salmón se convierta en la nueva materia prima para las unidades computacionales de almacenamiento.

Los investigadores recurrieron a estas células para la fuente de su ADN porque son abundantes y se reproducen rápido, con lo cual su costo sería mucho menor en comparación con el silicio que se usa actualmente.

Combinando el esperma con un poco de plata, cubriendo esto con un par de electrodos y arrojando sobre el conjunto luz ultravioleta, el equipo construyó una memoria WORM, siglas, en inglés, de "write-once-read-many-times”, “escribe una vez, lee muchas”. 

[Gizmodo]

En un singular detalle que refuerza la impresión de peculiaridad en torno a su persona y su formación, Zuckerberg recurrió a un amigo para que le enseñara cómo ser un CEO.

Mark Zuckerberg tiene fama de poseer una personalidad, por decir lo menos, peculiar, impresión que se refuerza siempre que salen a la luz pública detalles de su vida cotidiana o de su curiosa formación personal.

Este el caso de la manera en que el creador de Facebook aprendió a ser un directivo, un CEO (según la jerga en boga). Zuckerberg no lo era antes del triunfo de su proyecto pero, de acuerdo con una de las circunstancias más propias de nuestra época, se descubrió un día con el perfil exacto de uno de estos gerentes. ¿Cómo actuar en consecuencia?

Para saberlo, Zuckerberg escribió al director ejecutivo del Washington Post, Donald Graham, amigo y maestro suyo, diciéndole: “Soy un CEO ahora y quisiera seguirte a todos lados y ver lo que haces”. Graham aceptó y tuvo en el muchacho una segunda sombra que lo acompañó a todas las actividades propias de su posición.

Un singular caso de programación mental con el que Zuckerberg cargó el software necesario para saberse mover por esa otra red hecha de negocios, intereses, inversiones, negativas y ventajas que es el llamado mundo de los negocios.

[Gawker]